Primavera mojada con Little Mike & The Tornadoes

Primavera mojada con Little Mike & The Tornadoes

En el Teatro Moderno se inaugura una exposición que muestra el trabajo del  paisano Luis Toquero, o TOKE, que así le conocemos más de la mitad del mundo mundial de aquí, realizado en conciertos de acá, allá, acullá y Alcalá de Henares... 

Además con la apertura de la exposición se abre el ciclo de conciertos de primavera con un concierto un poco enigmático, un tal Little Mike viene desde New York con una armónica y una banda internacional... un americano-extremeño, un alemán y un español... llamada The Tornadoes... Veremos a ver. El blues neoyorquino tiene genios a espuertas.

La pequeña sala de exposición se ha aprovechado bien desplegando un interesante recorrido por la música hecha foto desde la visión de un amante de ambos campos. Son instantes detenidos en el tiempo de experiencias visuales y sonoras que el autor ha presenciado en los últimos años. 

Muy recomendable para darle gusto a la vista... incluso al oído, porque uno ve las fotos y el cerebro les pone acordes..... 

IMG 20160512 202611---copia

Puntualmente, las 20'30 eran, un tipo como un madelman, manguicorto, tatuado y con pelo rapado... y poco más alto que el famoso juguete, se presentaba por allí para ver el comienzo de su concierto; él es armonicista y singer, así que debe guardar respeto a la guitarra.... Troy Nahumbo, iniciaba la clase magistral que habría de impartir durante la siguiente hora y cincuenta minutos. Ya conocíamos de él tras visitarnos el año en las noches del Palacio - ¡ queremos más !- , así que no habían transcurrido 30 segundos y ya sabíamos que eso iba a estar muy bien. Y mira que estuvo bien...

No es fácil resistirse a la fascinación que genera el sonido de la armónica de Mike, pero mucho menos a una voz peculiar, medio nasal, grasa, rural... pero de New york. Si nos dicen que es un granjero negro, nieto de esclavos allá por Louisiana, yo me lo creo; eso sí, emigrante en la Gran manzana, porque se largó alguna parrafada a la velocidad de la luz que pudiera ser que alguien entendiera. ( aunque todos le dijimos a Troy que sí poniendo cara de haber entendido...).  Pero el caso es que se repasó lo fácil y lo difícil del blues sin parar de disfrutar, cosa que transmitió instantáneamente. 

Puede que ver un concierto de blues en un Teatro sea una situación extraña, porque no es nada habitual pasarse dos horas sin moverse de una butaca, aunque tampoco es mala fórmula; la cuestión es saber como parar los pies. Resulta divertido ver unas cuantas filas de asientos con el público columpiando las piernas al unísono... Pero también da la oportunidad de centrarse en detalles que se pasan por alto normalmente y degustar, máxime si los músicos se bajan del escenario y se mueven entre la gente dedicándoles un poquito a cada uno. Little Mike es brillante.. ¡ ya está! ¿esperan más? Por tanto una experiencia agradable, que aún pasadas unas cuantas horas aún se paladea.

Si sigue la tendencia que otros están tomando, el circuito de blues español verá pronto a “Miguelito” afincado en la piel de toro... No me digan; se vienen todos (los que se vienen).

En fin, buen comienzo... y nada, que llueva ya un poquito en Murcia, trasvasen menos, y nosotros disfrutemos de los conciertos al aire libre, que viene la agenda guapa.

IMG 20160512 215201


{module Robapaginas Google}

Visto 752 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.