Puede haber vida en Marte y en Venus

Puede haber vida en Marte y en Venus

“La vida terrestre en un proceso único en el universo, no hay nada que lo desmienta”, esas es la única certeza que se tiene en la actualidad, sobre la posible existencia de vida fuera de la tierra, así lo explicó el ingeniero Antonio Ramírez, que acompañado del astrofísico Telmo Fernández, disertaron sobre los estudios relativos a la existencia de vida fuera de nuestro planeta.


La sala de conferencias del centro Ibercaja tuvo un aforo casi completo. La comparecencia de los científicos, Telmo Fernández Castro,  astrofísico y subdirector del Planetario de Madrid y Antonio Ramírez Montesinos, un ingeniero que ha trabajado durante 28 años en programas de creación de cohetes y lanzaderas espaciales, despertaba gran interés.

Esta conferencia, “Explorando fuera de la Tierra. En busca de vida en el Universo”, se enmarca dentro del ciclo, Encuentros con la Ciencia y la Tecnología, de la Fundación Siglo Futuro y fue presentada por la vicepresidenta, Adoración Perea, aunque también se encontraba en la sala el presidente, Juan Garrido. El foro estaba prácticamente lleno, como suele ser normal en las conferencias de la Fundación, aunque llamó la atención la ausencia de autoridades, sólo se resaltó la presencia de Daniel Viana, director provincial de Economía, Empresas y Empleo.

En nuestra vida cotidiana, explicó Telmo Fernández, vivimos tan absortos en nuestra  realidad que dejamos de pensar en las grandes preguntas, ¿Somos únicos en el universo? ¿Tiene sentido esta soledad? Y recordó que ya Giordano Bruno en el siglo XVI aseveró, “en este espacio que afirmo infinito, ha de haber otros mundos de la misma naturaleza que el nuestro”, aunque también reconoció que este tipo de afirmaciones le constaron la vida. Fernández explica que, “en nuestro planeta hay vida inteligente…y también mucha vida no inteligente”, el público sonrió al guiño del astrofísico.

Este científico situó al público en un minúsculo puntito, en una galaxia en un espacio con miles de millones de galaxias, terminó afirmando, “y ahí tenemos que buscar”.

El ingeniero Antonio Ramírez, explicó que todavía no se han encontrado señales de vida en ningún planeta, en 1977 se captó algo que podía ser una comunicación en un radiotelescopio en la zona de Arecibo, Puerto Rico, pero nunca se volvió a repetir ni captar nada semejante. Más recientemente, se estudió un meteorito de 4.000 millones de años en el que al parecer se encontraban fósiles de organismos unicelulares primitivos, pero en la actualidad se considera que lo que se creían fósiles de organismos vivos, realmente son formaciones geológicas del asteroide.

Para encontrar un planeta con vida, explica Ramírez, hay que buscar entre los que tienen una distancia que se ajuste para obtener una temperatura intermedia de una estrella, que tengan un campo electromagnético de protección y agua líquida, preferentemente un océano generador de vida, por eso se supone que en Marte y en Venus hubo vida debida a sus supuestos océanos. Aunque en la actualidad, en Venus, la lluvia constante de ácido sulfúrico limita bastante las posibilidades de vida. Los últimos estudios han demostrado que algunos satélites de Júpiter como Europa, Calixto y Ganimedes o de Saturno como Tritón y Neptuno, entre otros, poseen lagos subterráneos de agua líquida, en los cuales hay posibilidades de encontrar microorganismos. 

En la tierra durante miles de millones de años la única vida que existió fueron las bacterias, estos organismos unicelulares pueden aguantar situaciones extremas, en este punto el ingeniero destacó que, cuando el Apolo XII trajo la cámara de TV Surveyor, después de bastante tiempo funcionando en la luna, observaron que todavía seguían vivas y activas, las bacterias que el técnico que manipuló la cámara en la tierra le había transmitido, ya que ocasionalmente se encontraba resfriado. 

Este ingeniero de cohetes también destacó que, “la vida terrestre es un proceso único, en el universo no hay nada que lo desmienta” y explicó que los seres vivos estamos creados de los elementos que más abundan en el universo, por lo cual debería ser fácil la creación de la vida, aunque en este sentido, los científicos llevan años intentando reproducir la situación de la tierra en el momento de la creación de la vida y no consiguen generarla, “falta algún ingrediente que desconocemos y creo que se tardará algunos siglos en descubrirlo, hay que ser pacientes”.

Visto 1346 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.