Las edificaciones del Fuerte de San Francisco se han adaptado para instalar el decorado del cuartel de la Guardia Civil, así como de la pensión de la señora Rosario en la que se instala y vive Ros. Las edificaciones del Fuerte de San Francisco se han adaptado para instalar el decorado del cuartel de la Guardia Civil, así como de la pensión de la señora Rosario en la que se instala y vive Ros. FOTOS: Jesús R. Valero Díez

Víctor Ros, el Holmes español, rueda su segunda temporada en El Fuerte

Pasear por las inmediaciones del Fuerte de San Francisco es siempre interesante y  pero aún más si adopta su faceta de plató y sus calles se llenan con el equipo de rodaje y  sus edificios se transforman en  calles de Linares en el siglo XIX. Se presenta a los medios de comunicación la segunda parte de la serie “Víctor Ros”, que  retoma las aventuras del inspector con nuevos personajes, situaciones y localizaciones.  La serie ha sido producida por TVE  y Secuoya, siendo   dirigida por Daniel Calparsoro en esta segunda temporada.

Nada más llegar nos sorprende un poco el pequeño desastre que las potentes tormentas nocturnas han organizado con las capas de tierra que cubren el asfalto; se han marcado algunas torrenteras y algunos barrizales un poco inoportunos para tanto trajín, nada importante pues nuestra visita será en su mayor parte al interior de los edificios.

Desde luego no han faltado atenciones a la comitiva informativa que hemos podido acceder sin el más mínimo problema a los lugares y a los actores; de hecho las labores de cicerone las ha adoptado el productor ejecutivo de Secuoya, Emilio  A. Pina, que ha ido describiendo un poco los personajes, escenas y la trama principal que en cada capitulo contará con otros casos paralelos a ésta.

Recorremos la calleja que lleva a la cripta y un gran portón de almacén ha sido vestido de cuartel de la Guardia Civil; Dos placas ovaladas cuelgan a cada lado del viejo taller, que al entrar se devela como una sala de vetustos muebles, máquinas, cuadros... Todo decimonónico y abigarrado… “Es la buena labor de decoración y también de documentación de la serie”, comenta el productor, “había que traer un cuartel de finales del XIX de una ciudad como Écija que está en el sur de España y que en el momento que discurre la serie estaba transformándose muy deprisa, con choques inevitables entre lo arraigado y la modernidad”.

A lo largo del itinerario los periodistas tratan de profundizar en las cosas de la serie pero sólo lograran lo justo para poner los dientes largos. “Cuento hasta aquí que si no es spoiler" “y nos vamos recorriendo la casa que servirá de pensión, husmeando tras cada puerta para ver aparatos de rodaje e iluminación junto a los muebles que ambientan de manera tan natural cada escena.

“Nos hemos decidido por Guadalajara porque se trata de localizaciones sin artificios; se ha detallado como requiere exactamente el guión y sin gastos notables pues se decidió prescindir de cromas y platós artificiales; además en el corazón de una ciudad que está cerca, y en ambientes naturales que permiten trabajar con comodidad y sin molestias”; Emilio Pina ya conoce de otras producciones y sabe que también es importante para los actores, pues les ayuda en las interpretaciones.

Tras bajar una gran escalera la comitiva se dirige a otro edificio que se ha visto transformado por fuera y por dentro. El exterior luce un enorme cartel,“Café cantante El Oso” y aún sabiendo que es un escenario dan ganas de pasar a ver el ambiente  -alguien debería pensárselo después del rodaje-.  Una vez dentro entendemos el porqué del nombre al ver un enorme oso en una de las paredes de ese bar antiguo, forrado en madera y con lámparas de aceite.  Escenario fundamental en la serie, hoy es lugar de encuentro con los actores, con quienes departimos mientras cada uno hace su trabajo.  En este sentido, efectivamente  sucede esto porque mientras todo el plantel se presenta vestido del personaje y se van repartiendo a los periodistas, echamos en falta al principal, Carles Francino, el inspector Ros, y es que le toca rodar en la cripta; al descender para verlo en acción si era posible, vemos a técnicos, ayudantes de cámara, sonido.... ubicados como podían ocupando salas y pasillos.  Muchos, son muchos los que trabajan en el rodaje de una serie.

De vuelta al salón, vemos al más joven del reparto apoyado en la barra. Es su primer trabajo y está viendo otra faceta de este trabajo. No sabemos quien es.... “ Soy Juanito”, admiro al inspector Ros y soy su como su adoptado”. Bien, perfecto y al grano... “Es mi primer trabajo y es importante todo para mí;  pero ellos mejor…"; le hacemos caso y buscamos más opiniones

Un guardia civil barbudo con galones de sargento, del sargento Giralda, acaba de terminar con una de las teles, momento perfecto para preguntarle. ¿El rodaje bien ?.... “pues sí”.... hacemos las presentaciones y resulta que ese guardia es Paco Tous, hombre de muy buen humor que describe a su personaje como fundamental en la nueva temporada, “un hombre sui generis, juerguista y de métodos propios al uso de los que podría tener un sargento de la guardia civil en Ecija hace ya siglo y pico".

Ya pudimos ver  en acción al actor hace unas semanas por lo que le hablamos de ello, “sí, conozco  Guadalajara, ya son varias ocasiones y es un buen lugar para trabajar, porque El fuerte de San Francisco es como una ciudad metida en otra. Es un lugar que aporta naturalidad a los rodajes y eso ayuda mucho a la hora de meterse en el papel”

Un poco más allá Edu Soto comenta detalles de su personaje, León Cavestany, un inventor charlatán que ayudará  a resolver casos; Tomás del Estal hace lo propio con otro grupo de periodistas explicando el suyo, un Watson a la española llamado  Blázquez, recto y serio, pero policía que no se lleva demasiado bien con las guasas del sargento de la Guardia civil.



Tras las entrevistas sonó casi al tiempo un aviso desde la zona de rodaje; ¡Paramos para comer!, así que aprovechamos para tomar constancia de su descanso .

La segunda temporada constará de nueve nuevos episodios y prolongará su  rodaje en El Fuerte de San Francisco de Guadalajara hasta principios de septiembre, aunque también tendrá numerosos escenarios en exteriores por otros puntos de Madrid.

La trama de la serie se traslada a Linares (Jaén), al año 1889, tres años después de que el inspector Ros resolviese el mayor caso de su carrera y acabase con su archienemigo, el profesor Aldanza.

Pina ha referido que en esta segunda temporada se ha apostado por "un mayor realismo, rodando cero en plató y todo en exteriores" frente a la primera campaña, más teatralizada y apoyada en efectos visuales y que el personaje de Víctor Ros también da un giro a un "perfil más humano" en una trama con más escenas de acción y aventuras en una "floreciente " localidad de Jaén "donde todavía quedan rastro de bandoleros y se mezcla la tradición y el progreso”.

La segunda temporada contará con la dirección de Daniel Carpasolo, Iñaki Peñafiel y Belén Macías, y la coordinación de guiones de Agustín Martínez, más un equipo técnico de prestigio para una serie que combina recreación histórica con tramas de acción, siendo su reparto principal es el siguiente : Carles Francino, Tomás del Estal, Paco Tous, Edu Soto, Paula Prendes, Carolina Bang,  Juanma Lara y Javier Godino

La verdad es que el reparto promete y la curiosidad por volver a ver a Guadalajara en el cine ya está sembrada.

GALERIA GRÁFICA DEL RODAJE

Visto 3620 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.