'Vive la ópera en Sigüenza' comienza con la proyección de 'Rigoletto'

'Vive la ópera en Sigüenza' comienza con la proyección de 'Rigoletto'

En la tarde de ayer tuvo lugar la primera proyección de la iniciativa 'Vive la Opera en Sigüenza'. Para el estreno, Zoila Paradela, la promotora del proyecto que lleva a cabo la selección de las obras y da las explicaciones oportunas al respecto del contexto histórico y argumento, eligió todo un clásico, 'Rigoletto' de Giuseppe Verdi. 


La iniciativa 'Vive la ópera en Sigüenza' fue presentada por la concejala de Cultura, Sonsoles Arcones. La edil recordó que la iniciativa tiene vocación de continuidad en el tiempo, “de manera que una vez al mes se proyectará una ópera o zarzuela, comentadas por Zoila Paradela, a quien desde el Ayuntamiento agradezco su iniciativa altruisma”, valoró.  Por su parte, Paradela agradeció “la sensibilidad mostrada por el Ayuntamiento cuando les propuse el proyecto para el que todo fueron facilidades desde el principio”.

Ya metida en harina musical, la promotora del ciclo afirmó que la ópera “no es sólo para especialistas, no es un género elitista o complicado, sino que cualquier persona no iniciada puede disfrutarla igualmente”. Además, Zoila puso a disposición del público asistente su amplia bibliografía y hemeroteca, para profundizar en cualquier aspecto que “les pueda llamar la atención sobre el inagotable mundo de la lírica”.

La versión que se proyectó ayer en el Auditorio de El Pósito de Sigüenza, fue grabada en el Teatro del Liceo de Barcelona, en el año 2004. Paradela habló de los personajes y de sus intérpretes en la versión que se proyectó, dedicando breves comentarios a cada uno de ellos al respecto del momento musical que atravesaban entonces, el que atraviesan ahora, y a las cualidades musicales de sus voces.

'Rigoletto' es una ópera en tres actos, el primero en dos cuadros, con libreto de Francesco Maria Piave, basado en el drama Le Roi s’amuse, de Victor Hugo (1832), y con música de Giuseppe Verdi, estrenada en el Teatro La Fenice de Venecia, el 11 de marzo de 1851.

Paradela describió en líneas generales la situación histórica del momento y los avatares históricos que sufrieron ambas obras, literaria y musical, puesto que tanto Victor Hugo como Verdi hubieron de sufrir la tijera de la censura de la época, tanto en Francia como en Italia.

La ópera evoca la tragedia desde las primeras notas del tenso preludio y es imposible encontrar un fragmento que no sea conmovedor, o que resulte gratuito teatralmente, si exceptuamos el aria del duque al inicio del segundo acto, en la que parece arrepentirse momentáneamente de su maldad, gesto obligado por imperativo de la censura. No pueden dejar de señalarse el aria de Gilda 'Caro nome', toda la escena del palacio, cuando Rigoletto llega después del rapto de su hija, que contiene la conmovedora frase “Contigiani, vil razza dannata”, el cuarteto “Bella figlia dell’amore” del tercer acto, el más famoso de la historia de la ópera, y, por supuesto, “La donna è mobile”, que según cuenta la tradición, estaba ya en boca de todos los gondoleros de Venecia un día después del estreno. Pero quizá lo mejor de la obra es la perfecta simbiosis de texto y música en un melodrama genuinamente decimonónico que, todavía hoy, está considerado como uno de los títulos esenciales de la historia del género.


Al final del primer acto, los asistentes compartieron un tentempié, mientras que al término de la proyección hubo una animada tertulia sobre la obra. La próxima cita de 'Vive la ópera en Sigüenza' será en abril, después de los actos de Semana Santa, mes en el que se proyectarán dos sesiones. El día 1 de abril, y siguiendo con el tema de la Semana Santa los espectadores verán la 'Cavalleria rusticana', de Mascagni; y el día 29 de abril 'L'elisir d'amore', de Donizetti, una amable comedia.

{module Robapaginas Google}

Visto 1050 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.