La española Ana Peleteiro se ha colgado la medalla de bronce en la final de triple salto de los Juegos Olímpicos de Tokio. La española Ana Peleteiro se ha colgado la medalla de bronce en la final de triple salto de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Ana Peleteiro, bronce en la final de triple salto de los Juegos Olímpicos de Tokio

La española Ana Peleteiro se ha colgado la medalla de bronce en la final de triple salto de los Juegos Olímpicos de Tokio, ofreciendo a España la séptima presea en la cita japonesa, en una prueba en la que la venezolana Yulimar Rojas se ha llevado la medalla de oro con récord del mundo.

De esta manera, la gallega que entrena en Guadalajara yque batió dos veces durante la final el récord de España, se convierte en la tercera mujer española en conquistar una presea en Juegos Olímpicos, después del bronce de María de María Vasco en 20 km marcha en Sydney 2000 y el oro de Ruth Beitia en salto de altura en Río 2016.

Bajo la atenta mirada de su entrenador Iván Pedroso, Peleteiro llegó en su primer intento hasta los 14.55, a solo 7 centímetros de su marca personal conseguida este pasado viernes para meterse en la final, pero logró mejorar en el segundo intento con nueva plusmarca nacional, marca que le situaba en la cuarta plaza de la final por detrás de la venezolana Yulimar Rojas (15.41) con nuevo récord olímpico, la portuguesa Patricia Mamona (15.01), récord nacional y la jamaicana Shanieka Rickets (14.84).

La atleta gallega desveló que antes de competir en Tokio el doctor de la delegación española ya la advirtió de sus posibilidades: "Me dijo, tu eres la elegida y tendrás esa palmada de Dios". Peleteiro, entrenada por el cubano Iván Pedroso, al igual que Yulimar Rojas, se mostró exultante tras su medalla de bronce. "Por fin puedo decir que soy medallista olímpica. Llevo toda una vida soñando con ello y ahora no puedo parar de llorar", concluyó.

Visto 571 veces