Chema Márquez acaba como pichichi en ASOBAL

Chema Márquez acaba como pichichi en ASOBAL

Tarde de despedidas en el David Santamaría, que decía adiós a Carlos Barbero, Filipe Martins, Mikel Redondo y José Manuel Ramos Padilla.  Un excelente trabajo de equipo permitió que Chema Márquez finalizara como pichichi, con 200 goles esta temporada. El resultado final, de 25-33, muestra la superioridad de BM Granollers, un equipo que termina la Liga Loterías ASOBAL como 4º clasificado de la categoría.

Una vez más, César Montes planteó un esquema de juego con tres pivotes, que funcionó muy bien durante los primeros minutos. Tras dos parciales igualados y Chema Márquez sobresaliente, Quabit Guadalajara consiguió ponerse por delante, forzando a Carlos Víver a solicitar el primer tiempo muerto mediado el minuto 12 (9-7). Con otro más de Chema Márquez se alcanzaría el 10-7, que catapultó la remontada de los catalanes, quienes conseguirían llegar al final del cuarto parcial con 10-11 en el luminoso del David Santamaría. Para entonces, el graderío miraba atento a la banda, donde los servicios médicos de club atendían a Víctor Montoya, que se había retirado de la pista portado por dos jugadores de BM Granollers, visiblemente aturdido. Los hombres de Carlos Víver continuaron con su línea ascendente, consiguiendo llegar al descanso con un marcador favorable de 14-18.

A la vuelta de vestuarios, con Víctor Montoya camino del hospital, los alcarreños continuaron luchando, pero la situación era francamente difícil. Tras el banquillo, contemplaban el partido, lesionados, Parra, Tibu, Alberto Sanz y Sergio Mellado. Padilla en la grada y Bozalongo en casa recuperándose de la operación de hernia discal a la que se sometió el pasado jueves. Sin embargo, como en cada partido, los jugadores que quedaban en la pista se dejaban la piel en cada jugada, luchando con coraje por cada balón y mostrando, una vez más, que estos guerreros morados están hechos de una pasta especial.  A pesar de la entrega, Granollers fue cogiendo distancia y alejándose progresivamente de un Quabit Guadalajara que lo estaba dando todo.

Buen partido de los supervivientes de una inexplicable plaga de lesiones, que se ha cebado con el equipo a lo largo de toda la temporada. El mérito de los jugadores, que consiguieron certificar la permanencia con solvencia hace varias jornadas, es inmenso y la afición ha sabido reconocerlo hoy con una amplia colección de ovaciones tanto para los que se quedan como para los que se van. Mención especial para Chema Márquez, quien ha conseguido terminar la liga como pichichi, con un total de 200 tantos anotados, 15 en el día de hoy.

Visto 753 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.