Minuto de silencio en memoria del entrenador Raúl Jiménez fallecido el pasado jueves a los 39 años. Minuto de silencio en memoria del entrenador Raúl Jiménez fallecido el pasado jueves a los 39 años.

Cuarta victoria consecutiva para el Basket Azuqueca

En una semana muy triste para el baloncesto en general y para el alcarreño en particular, se disputaba en La Paz, el partido perteneciente a la décimo octava jornada de Liga EBA en su grupo B, que comenzaba con un emotivo y respetuoso minuto de silencio en memoria del entrenador Raúl Jiménez fallecido el pasado jueves a los 39 años.

El salto inicial lo ganaba Tomic para los azudenses, y era también él quien conseguía la primera canasta en un tiro de 4 metros marca de la casa. En el ataque visitante, Valera robaba el balón, y Charly García, que realizó un gran partido en la tarde de ayer, ponía el 5-0 con un triple también marca de la casa.

A partir de ahí intercambio de canastas que hacía que los azudenses mantuvieran una ligera ventaja en el marcador, en un partido muy loco por momentos, algo que fue la tónica durante este primer cuarto.

Se llegaba a la mitad del mismo con ventaja del Azuqueca 11-9, con un público volcado. El Basket Azuqueca intentó ajustar su defensa y en ataque Valera con dos canastas consecutivas, una de ellas triple y Villena con un triple made in Villena, aumentaban la ventaja local, que cerraba Barro con una canasta bajo el aro, en una jugada en la que Tomic recibía una de las varias técnicas que pitaron los árbitros en la tarde de ayer, por “protestar” decisión arbitral. Tras los tiros libres dejaba el tanteo en 20-16 al final del cuarto.

El primer ataque del segundo cuarto era para los locales que anotaban en una jugada bajo el aro. En el ataque posterior Villena fallaba desde la línea de 6,75  y en una jugada alocada a la que el veterano Carlos Arjonilla le imprimía esa velocidad que le caracteriza, los visitantes seguían reduciendo distancias.

Los locales fallaron hasta cinco ataques consecutivos, y el partido se vuelve aún más loco, y con un público desquiciado por las decisiones arbitrales. Se llega a la mitad del mismo con ligera ventaja visitante por (29-28).
Los visitantes se aprovechan del desconcierto y no solo igualan el partido sino que con un parcial de 0-9, (29-35), y a pesar de que los dos últimos ataques fueron para los locales, consiguen irse al descanso con dos puntos de ventaja y un 33-35 en el luminoso.

El tercer cuarto comienza con varios ataques fallados por ambos equipos, pero con una mayor intensidad defensiva local, que se notó aún más tras la entrada de Carlos Hidalgo, que fue el quien consiguió dos canastas consecutivas una de ellas triple para devolver la ventaja al Isover Azuqueca, que sabía sufrir ante un “duro” rival.

Pero además de luchar, supieron devolver el parcial anterior y con un (12-0) se ponían con más 6 y 41-35 en el marcador.

La ventaja local iba aumentando gracias a los puntos de Tomic y Calvo, y al gran trabajo de todo el grupo, que supo fajarse en defensa y soportar las andanadas en ataque y llegar a conseguir una ventaja de +10.
Tras el intercambio de canastas se llegaba al final de este tercer cuarto con +6 para los locales 51-45, que parecían que querían romper el partido.

La intensidad defensiva se mantenía y eso permitió mejores ataques, y con dos canastas de Tomic y un triple de Villena se mantenía la esperanza de cerrar el partido. Pero aún no se había dicho todo en la pista, y el “desconcierto” volvió al viejo polideportivo de La Paz, y viejos fantasmas merodearon durante unos larguísimos minutos.

La ventaja se redujo hasta tan solo dos puntos, tras fallar dos tiros libres los locales y el triple de Nico Bermúdez, que a falta de 20 segundos para el final ponía el 68-66 en el marcador, y obligaba a Marino a pedir tiempo muerto para calmar ánimos y preparar el ataque.

Pero en el saque tras el tiempo muerto, perdida incomprensible del balón por parte de los azudense, y oportunidad para los visitantes de igualar o ponerse por delante. Nuevo tiempo muerto y tras el mismo el equipo visitante devuelve el “favor” con un mal saque que roba Carlos Hidalgo y anota los dos tiros libre que hacen falta poniendo el 70-66 en el marcador.

Los visitantes fallan el ataque siguiente y el partido termina con el balón en las manos de un acertado de nuevo Carlos Hidalgo que se está ganando el cariño de los aficionados de La Paz.

Partido muy luchado y trabado, donde los hombres de Marino Rodríguez supieron sufrir y mantenerse en el partido.

Cuarta victoria consecutiva, que mantiene invicto al equipo en esta segunda vuelta, y que le permite seguir aferrado a los puestos de arriba, estando a tan solo una victoria del segundo clasificado, que será el rival de los azudenses en el próximo partido.

Visto 795 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.