Derrota 'in extremis' del Atlético Almonacid

Derrota 'in extremis' del Atlético Almonacid

No está teniendo suerte el Atlético Almonacid en este comienzo de temporada. A la lesión de Javi Sánchez de hace unas semanas se unía ayer la de Carlos Cañadillas.   El capitán amarillo, en un encontronazo habido en los primeros compases del partido, se torcía el tobillo, produciéndose un fuerte esguince que le impidió continuar sobre la cancha. “Esperamos que se quede sólo en eso”, afirmaba ayer el míster, Diego Martín.

El equipo se sobrepuso bien a la baja, presionando al rival en toda la cancha, robando y llegando con peligro. Después de que el gol rondara la portería torrejonera en varias ocasiones, Alfredo subía el dominio de los visitantes al luminoso en una contra. Aunque los almorcileños estaban jugando mejor, Torrejón empató en una jugada sin aparente peligro en la que, lo que parecía un disparo, se convertía en un pase al segundo palo que rebotaba en un jugador amarillo antes de convertirse en el empate.

Con el 1-1 en el marcardor del Polideportivo Jorge Garbajosa, llegaban los mejores minutos del Torrejón. En una buena contra, los locales lograban un tanto fulgurante. Un balón directo dejó solo al pivote rival que definió con precisión el 2-1.

Diego Martín solicitaba tiempo muerto para reconducir a los suyos a la senda del buen juego. El parón dio resultado de manera inmediata. El Atlético Almonacid tomaba de nuevo la iniciativa. Alejandro Torres lograba el empate, tras la expulsión de un jugador rival por segunda tarjeta amarilla. Con la igualada se llegaba al término de la primera mitad.

Tras el paso por el vestuario, los amarillos seguían dominando con claridad, pero sin puntería. Alex Castillo acertaba por fin con el 2-3. El nuevo empate a 3 goles llegaba con el Atlético Almonacid en inferioridad. Restablecidas las tablas, Youseff ponía de nuevo la delantera para los almorcileños con un gol en contragolpe de manual. En los últimos instantes, los torrejoneros arriesgaron con portero jugador que “defendimos fatal”, lamentaba el míster.

En estas circunstancias llegaba el empate a cuatro. El míster torrejonero continuó arriesgando, y su apuesta le dio resultado, porque a falta de treinta segundos, los locales hacían el 5-4. Los de Diego Martín pudieron empatar definitivamente en el último suspiro, pero la bola no quiso entrar.

“Creo que hemos merecido no solo el empate, sino la victoria. Hemos sido mejores en ataque, en defensa, con balón y sin balón, y hemos tenido actitud, pero nos ha faltado puntería. En todo caso, la línea de juego es buena. Nos toca trabajar el disparo a portería”, termina el míster.

Visto 943 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.