El CD Guadalajara en la siguiente ronda de la Copa del Rey tras vencer al Ponferradina (2-1). El CD Guadalajara en la siguiente ronda de la Copa del Rey tras vencer al Ponferradina (2-1).

El CD Guadalajara en la siguiente ronda de la Copa del Rey tras vencer al Ponferradina (2-1)

El Deportivo Guadalajara no olvidará el sábado 12 de noviembre en 2022, cuando consiguió hacer historia superando la primera eliminatoria contra un equipo del fútbol profesional como la S.D. Ponferradina, que se encuentra dos categorías por encima del conjunto morado. Ante un Pedro Escartín con casi 3.500 personas y completamente entregado a su equipo, los de Gonzalo Ónega dieron la machada gracias a una primera parte espléndida en la que Dani Gallardo y Álvaro Santiago marcaron los goles. Naranjo recortó para los bercianos, pero el equipo visitante no pudo darle la vuelta al partido, que terminó 2-1.

El once inicial elegido por Gonzalo Ónega fue el que ya ganó tanto al Cacereño como al Diocesano en los últimos compromisos ligueros, con Ablanque, Dani Gallardo y Álvaro Santiago con la difícil tarea de tener que frenar a atacantes de la calidad de Yuri. Desde que Ais Reig pitó el comienzo del partido, el Dépor confirmó que no iba a perder su identidad a pesar de la entidad de su contrincante y se lanzó a dominar el partido y seguir el plan que le llevó al ascenso la pasada temporada. La defensa morada fue absolutamente clave, cortando de raíz cada ataque visitante y, además, fue quien marcó la diferencia en ataque a través del balón parado.

Stevens y Sergi Segura volvieron a hacerse los dueños de sus respectivos costados, apareciendo siempre a la espalda del extremo y metiendo balones al área que la Ponferradina sufrió para achicar. En el primer minuto de partido, el carrilero derecho morado colocó un centro en la cabeza de Tellechea que el delantero no pudo rematar cómodamente y provocó el primer susto en el Escartín. Cheki fue otra figura clave, con su capacidad para golpear en el balón parado, siendo partícipe en ambos goles.

A los once minutos llegó el primer golpe. Stevens se hizo con un balón en la banda derecha y encaró a Jordan Lukaku, que le hizo falta a pocos metros del área. Cheki la colgó al segundo palo, pero la defensa consiguió enviar a saque de esquina. Desde esa posición, el centrocampista alcarreño la puso cortita, para que Ignacio Tellechea peinase y Dani Gallardo entrase con todo al segundo palo. El central madrileño se lanzó y con su pierna derecha empujó a portería vacía e hizo el primer gol del partido, algo que espoleó por completo al equipo y a la afición.

Ante una Ponferradina que no supo digerir el golpe, el Dépor campó a sus anchas, impuso el ritmo alto que le caracteriza y apareció por ambas bandas, con Darío García y Cruz siendo insuperables en el centro del campo y sin sufrir en exceso atrás. El propio Dani Gallardo, en una incorporación al ataque como si fuera lateral, llegó a pisar área y puso un balón tenso al segundo palo, donde nadie pudo embocar. Tres minutos después, llegó el golpe definitivo.

En otro saque de esquina colgado por Cheki, la defensa berciana desvió el balón hacia el costado derecho, a por el que fue Stevens con velocidad. Con tiempo para pensar, puso un centro que Heriberto, el extremo visitante, tocó de cabeza en dirección a su portería quedando el balón a la espalda de Dani Gallardo, que prolongó hacia el área con el tacón. Allí apareció Álvaro Santiago, que en un solo toque y con su pierna mala, la derecha, definió cruzando el balón de palo y puso un 2-0 que fue demasiada losa para la Ponferradina.

El partido cambió para los visitantes tras la lesión de Sabit, que dejó su lugar a Kelechi Nwakali, que controló más el centro del campo e hizo a la Ponferradina dar un paso adelante. El Dépor siguió haciendo su juego y Tellechea pudo hacer el tercero con un disparo que se fue pegado al poste. También Morcillo y Ablanque lo intentaron en la primera parte, aunque sin fortuna. Para los bercianos, la única llegada a portería que tuvieron fue un disparo de falta directa lejano de Naranjo, que se sacó de la manga un violento latigazo que Samu Pérez supo repeler bien.

Durante el descanso, José Gomes dio entrada a Derik en lugar de Edu Espiau, y el brasileño respondió, siendo uno de los jugadores más activos de la Ponferradina en el partido. La segunda mitad fue ligeramente diferente a la primera, pues los visitantes apretaron el acelerador e intentaron revertir el marcador, ante un Dépor que fue valiente a la hora de defender y fue capaz de provocar numerosos fueras de juego de los atacantes rivales.

Pudo ser diferente la película si la Ponferradina hubiese marcado en el tramo inicial de la segunda parte, y estuvo cerca de suceder. En una buena jugada visitante, Derik golpeó desde fuera del área y la pelota golpeó en Naranjo, que se encontraba entre la defensa y el portero, y se coló entre las piernas de Samu Pérez. El árbitro asistente dio el gol como válido, pero tras unos momentos de desconcierto, Ais Reig anuló el tanto por fuera de juego del delantero. El asistente había interpretado que la pelota procedía de un jugador morado, y tras decirle el colegiado que no era así, rectificó su decisión e invalidó la acción.

Gonzalo Ónega dio entrada a Chupi por Tellechea para revitalizar el ataque, y aunque el manchego lo intentó de muchas maneras, no consiguió el premio de poder marcar. También dio entrada a Richi Souza en lugar de Dani Gallardo, que tuvo que marcharse lesionado. El jugador de hecho terminó teniendo su momento también, al sacar bajo palos un disparo de la Ponferradina cuando el marcador era todavía de 2-0.

El gol visitante llegó en el minuto 77, con el equipo totalmente volcado. Kelechi Nwakali encontró a Naranjo a la espalda de la defensa, quien tuvo muchos metros para conducir con velocidad y definir raso con la pierna derecha ante la salida de Samu Pérez para marcar. Desde ahí el partido entró en una fase de nerviosismo donde el Dépor no se descompuso nunca y tuvo sus opciones. Nanclares y Fran Santano saltaron al campo para aportar tranquilidad y renovar las fuerzas, algo que funcionó a la perfección.

La noche pudo ser redonda, pues a cinco minutos del final Darío García casi marca desde su campo el que hubiera sido uno de los goles de la temporada, pero Fedotov, que estaba adelantado, supo controlar la situación y envió el balón a córner mientras retrocedía.

Con el pitido final, el Pedro Escartín fue una fiesta, sabedor de que el 21 de diciembre volverá a vivir una nueva fiesta en Copa del Rey contra otro equipo del fútbol profesional y de que se había conseguido hacer historia. Antes, tendrá que jugar en liga el próximo domingo 20 un derbi regional contra el Yugo Socuéllamos.

FICHA TÉCNICA:

C.D. Guadalajara: Samu Pérez; Stevens, Dani Gallardo (Richi Souza, 62′), Ablanque, Álvaro Santiago, Sergi Segura; Darío García, Cheki, Cruz (Nanclares, 80′); Morcillo (Fran Santano, 80′) y Tellechea (Chupi, 53′).

S.D. Ponferradina: Fedotov; Paris Adot, Covi, Amo, Lukaku (Moi Delgado, 61′); Heriberto (Dani Ojeda, 61′), Sabit (Nwakali, 33′), Erik Morán (Agus Medina, 75′), Naranjo; Edu Espiau (Derik, 45′) y Yuri.

Árbitro: S. Ais Reig (Comité Madrileño). Amonestó a Cruz (68′) y Ablanque (76′) del C.D. Guadalajara y a Sabit (29′), Edu Espiau (37′) y Derik (84′) de la S.D. Ponferradina.

Goles: 1-0, Tellechea, minuto 11; 2-0, Cheki, minuto 21; 2-1, Naranjo, minuto 77.

Visto 299 veces