El próximo sábado 18 de marzo, el antiguo circuito de motocross de Trillo reabrirá sus puertas, después de ser renovado, a los aficionados de este deporte. El próximo sábado 18 de marzo, el antiguo circuito de motocross de Trillo reabrirá sus puertas, después de ser renovado, a los aficionados de este deporte.

El Club QuéMotos reabrirá el circuito de motocross renovado de Trillo

El próximo 18 de marzo, el Club QuéMotos de Trillo reabrirá las pistas del antiguo circuito de motocross, cerradas desde hace más de dos décadas. El sencillo acto de puertas abiertas, que se desarrollará desde las 11.00 horas, consistirá en reunir a los aficionados de este deporte para darles a conocer el renovado circuito, para lo que han sido invitados varios pilotos federados y que llegarán desde distintas comunidades autónomas para realizar tandas de entrenamiento por cilindradas pisando el nuevo terreno. Junto a ellos, podrán inscribirse otros aficionados que tengan ganas de probar el circuito con sus motos.

La reapertura llega después de meses de realizar un intenso trabajo sobre las mismas, labores que han consistido en recuperar, trazar y asegurar los recorridos del viejo circuito con el objetivo de que pueda volver a funcionar con seguridad y garantía para los motociclistas. 

La idea partió del propio Club QuéMotos el pasado mes de mayo, cuando la presentaron al Ayuntamiento de Trillo, que la acogió con gran satisfacción y con el ánimo de colaborar. La Junta directiva del club tenía en mente remodelar el circuito en su trazado original, aunque modificando algún salto, y teniendo en cuenta su deterioro tras 20 años en desuso. Tras el visto bueno municipal, la asociación se puso manos a la obra y en manos de una empresa especializada en este tipo de circuitos, Pascual Track Design que, junto a la maquinaria contratada y al apoyo del Ayuntamiento de Trillo, ha conseguido recuperar aquellos viejos trazados para hacerlos, de nuevo, funcionales. 

El resultado, un circuito de 1.500 metros de longitud y una anchura media de pista de siete metros, con espacios tipo mesetas, saltos dobles y zonas de olas, perfecto para quienes buscan practicar, entrenar, mejorar su técnica de motocross y divertirse.

Precisamente ese es el objetivo del club, que tanto sus socios locales como socios externos y otros aficionados puedan utilizar las pistas para realizar sus prácticas. Para ello, se han establecido tres modalidades de uso. La primera forma de poder acceder al nuevo circuito es siendo socio local de QuéMotos, para lo que se deben reunir ciertos requisitos, como ser empadronado en Trillo o hijo del pueblo. La segunda posibilidad es convertirse en socio general y la tercera opción es realizar un uso esporádico, puntual, para lo cual habrá que abonar una cuota de día.

Visto 299 veces