El Quabit se despide de ASOBAL con un empate, insuficiente para lograr la permanencia. El Quabit se despide de ASOBAL con un empate, insuficiente para lograr la permanencia. Foto: Rafael Martín / BM Guadalajara.

El Quabit BM Guadalajara se despide de ASOBAL

Esta tarde a las 16:30h, en horario unificado, se ha disputado la jornada número 34 y última de Liga Sacyr ASOBAL, penúltimo partido para Quabit Guadalajara a quien le resta un partido aplazado en Granollers el miércoles 2 de junio. En esta ocasión era Fertiberia Puerto Sagunto el encargado de cerrar la temporada en el David Santamaría.

La tarde arrancaba con la entrega del premio MVP del mes de mayo a Arthur Pereira, quien se impuso a Dani Fernández de Frigoríficos Morrazo y Antonio García de Fraikin BM Granollers. Por este motivo acudieron al pabellón alcarreño las gerentes de Sacyr en Guadalajara Eva Jalón y Patricia Yebra, para hacer entrega del premio al jugador brasileño antes del vital encuentro para los morados.

Con las gradas del Santamaría ocupadas una última vez esta temporada por 146 aficionados, ambos conjuntos se alineaban sobre la pista azul del pabellón del Quabit. Reñones planteaba un siete inicial compuesto por Jota Hombrados bajo palos, acompañado de Javi Bodí, Jaime Gallardo, Mouriño, Pablo Paredes,  Arthur Pereira y Dariel García.

El partido arrancaba con Bodí abriendo el marcador para los locales y un Puerto Sagunto con poca concentración en ataque y defensa, poca facilidad en la circulación de balón y aguantando el tipo frente a los alcarreños, que sin duda salían a jugar a otra cosa, dado el reto que tenían por delante, soñando aún con la permanencia en ASOBAL.

Para conseguir este objetivo, los de Reñones debían jugar a lo que empezaban a plasmar sobre la pista, defensa férrea, recuperación de balones, contraataques rápidos y acierto de cara a portería. Así en el minuto 7:30 de la primera parte el marcador ya plasmaba un 5-2 y la grada del Santamaría se oía con más fuerza que nunca animando una última vez en la temporada a los suyos.

Rondando la mitad de la primera parte, pareciera que los de Nogués quisieran apretar tímidamente, consiguiendo empatar 5-5 pero solo fue un espejismo, pues los de Reñones pusieron el turbo y con un gran trabajo en defensa de los morados y, como siempre, un bravo Hombrados en portería, revirtieron el empate sacando de nuevo tres goles de ventaja en el minuto 13:55, lo que obligaba al técnico porteño a detener el crono por primera vez en el encuentro. Tras este descanso, los visitantes no recuperaron ritmo ni apretaron y siguieron jugando a lo mismo, con el Quabit manteniendo la ventaja de 9-6 en el minuto 17:00.

En los últimos instantes de esta primera parte, los porteños apretaban un poco y conseguían reducir la ventaja de los morados a 14-11, momento en el que Rodrigo Reñones aprovechaba para detener el crono y dar instrucciones a sus pupilos con el objetivo de llegar al descanso con la mayor ventaja posible y evita problemas en la segunda parte. Tras estas instrucciones, los de Reñones no obtenían el resultado deseado y los de Puerto Sagunto se acercaban lento pero con paso firma hasta conseguir llegar al descanso marcando sobre la bocina el 14-14.

La segunda parte comenzaba con un Quabit de nuevo mucho más concentrado que Puerto Sagunto, muestra de ello un gol de Arthur Pereira tras un saque cuando los porteños aún no estaban ni colocados en sus posiciones. Los de Reñones venían a por una victoria y no les valía otro resultado y se notaba en la presión que ejercían sobre la pista, que los hombres de Nogués no podían más que intentar capturar algún balón perdido e intentar sorprender a Jota Hombrados.

Transcurridos los primeros cinco minutos de la segunda parte, el Quabit ya había logrado recuperar un gol de ventaja 17-16 y hacía oposiciones a aumentar esa ventaja minuto a minuto, llegando al 39:17 con un 20-16 en el luminoso de un Santamaría más vivo que nunca y vibrando con el buen juego de los morados, lo que hacía que Nogués solicitara de nuevo tiempo muerto para Puerto Sagunto viendo la escapada del Quabit.

Tras esta pequeña parada, el portero de Puerto Sagunto apareció para detener un disparo en solitario de Javi Rodríguez y esta jugada llevó a la desesperación de los morados, que soportaron dos contraataques de los porteños que acabaron en gol igualando así el marcador 20-20, lo que motivó a Rodrigo Reñones a detener el crono y recordar a los suyos lo que se estaban jugando, que sin duda era mucho más que dos puntos.

Con el crono funcionando de nuevo, Arthur intento romper el empate, pero no tuvo suerte de cara a portería y sin embargo fue un jugador de Puerto Sagunto quien sí logró romper el empate poniendo por primera vez por delante al equipo valenciano, a partir de este momento, los porteños consiguieron un par de goles de ventaja que se le atragantaron al Quabit, que luchaba con uñas y dientes por ir recortando, llegando al minuto 50:00 con un apretado 24-25 en el marcador. El partido comenzaba a ponerse como un clásico en el Santamaría, final de infarto para la afición alcarreña, los de Sagunto habían cogido alas y apretaban con más intensidad robando balones de las manos de los morados, pero éstos sabían que hoy había que dar un plus y con un gran Dani Santamaría bajo palos, consiguieron frenar el ataque de los de Puerto Sagunto para recuperar el marcador a cinco minutos del final con un 27-27 que daba alas a la afición alcarreña y comenzaba la carrera en el sprint final por llevarse una victoria más que merecida sobre la pista.

En la recta final, los de Reñones siguieron sin perder la concentración, más conscientes que nunca de lo que se estaban jugando y con ganas de demostrar a la afición que aún se puede seguir soñando y así, guiados por Pablo Paredes una última vez en el David Santamaría, consiguieron llegar al minuto 58:00 con todas las opciones y un 28-28 en el marcador que hacía que Nogués detuviera el crono una última vez para dar alguna pista sobre cómo rescatar algún punto del fortín alcarreño. Pero Reñones hacía lo propio y parecía pedir a los suyos un esfuerzo final para llevarse una victoria vital para los intereses de un Quabit, esfuerzo insuficiente para firmar un empate 30-30 que hacía que el Quabit no consiguiera el objetivo de la permanencia.

Ficha técnica:

30 – Quabit Guadalajara (14+16): Hombrados (Santamaría); Paredes (4), Bodí (2), Dariel García (4), Gastón (1), Arthur (9, 3p.) y Gallardo (2); Javier Rodríguez (1), Romanillos, Savini, Román (5), Korchi, Simón (1) y Tito Díaz (1).

30 – Fertiberia Puerto Sagunto (14+16): Franzini (Martínez), Cruz (5), Mirallave (1), Querín (4), Gil (2), Carou y Corzo (3, 1p.); Alegre (2), Camacho (3), Aizen, García (4) y Pozzer (6).

Parciales: 2-1, 5-4, 8-5, 11-7, 14-10, 14-14 (descanso). 17-15, 20-17, 21-23, 24-25, 25-27, 30-30 (final).

Árbitros: Ángel Sabroso Ramírez y Andrés Rosendo López. Excluyeron dos minutos a Javier Rodríguez (2) y Gallardo, del Quabit Guadalajara, y a Querín y Alegre, por el Fertiberia Puerto Sagunto.

Incidencias: Partido correspondiente a la 34ª Jornada de la Liga Sacyr ASOBAL, disputado en el Municipal David Santamaría de Guadalajara, ante 146 espectadores, aforo restringido por motivos sanitarios.

Visto 297 veces