Empate a uno en el derbi Trillo-Cifuentes

Empate a uno en el derbi Trillo-Cifuentes

Cifontino y Trillo disputaron el sábado el derbi en el Municipal de Cifuentes. Y como ocurre en todas las categorías, independientemente de la posición que ocupen en la tabla los rivales, no hay favoritos.

El CD Trillo se presentaba en el Municipal de Cifuentes como cuarto clasificado, mientras que el Cifontino lo hacía en decimocuarta posición. Desde el primer minuto se vio que la victoria no iba a ser sencilla para ninguno de los dos equipos, por el conocimiento mutuo del contrario y por las ganas de victoria por parte de los dos equipos debida a la rivalidad local. El partido fue muy táctico, disputado y bronco, y con poco fútbol, fruto de las interrupciones constantes del juego.

En los primeros minutos no hubo propuesta clara de juego por ninguno de los dos bandos. Bien pertrechados atrás, Trillo y Cifontino esperaban el fallo del otro para sorprender a la contra. Y así fue. El primer gol llegaba pronto, en el minuto 11.  A la salida de un libre directo botado por los azulones, “que a nuestro juicio fue penalti, porque lo que señaló el árbitro fue juego peligroso dentro del área”, opina Antonio Sancho, entrenador trillano, el balón, despejado por la zaga del Cifontino acabó en una contra que se unió a una mala salida del portero trillano. Juan Manuel Herrero marcó a puerta vacía.

El gol descompuso al Trillo, que no encontró el buen fútbol que venía practicando en el último tramo de la liga. Los de Antonio Sancho estuvieron imprecisos en la zona de creación, y no hubo más ocasiones claras por ninguno de los bandos.

En el vestuario, Sancho serenó al equipo, que salió convencido de la remontada. En los primeros minutos de la reanudación, los azulones fueron mejores. Hugo Pérez, que marcaba ayer por segundo partido consecutivo, se marchó de su par aprovechando un fallo de marcaje, en un buen juego de paredes con Cristian y Héctor. Tras conducir unos metros, la cruzó al palo largo ante la salida del portero del Cifontino. Corría el minuto 59´.

En los mejores minutos del Trillo, y con el empate, los nervios cambiaron de bando, de manera que el partido se fue endureciendo. La tónica dominante pasó a ser el juego trabado y las protestas. Aun así, la tuvo al Trillo en un remate al palo de Mario con la zurda, y después en otro de Jorge Peña, con un derechazo a la media vuelta que se fue fuera por poco. Con el paso de los minutos, el fútbol se fue diluyendo, hasta el pitido final. El Trillo acabó con diez por expulsión de Sebastián.  Al terminar el choque, los jugadores se dieron la mano, dejando en el campo la rivalidad deportiva.

Con el empate, el Trillo sigue cuarto, con 41 puntos, a la espera de recibir la semana que viene al líder, el Torrejón del Rey.

{module Robapaginas Google}

Visto 828 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.