El administrador concursal del Deportivo Guadalajara, Pedro Martin Molina, comparecía este viernes ante los medios de comunicación. El administrador concursal del Deportivo Guadalajara, Pedro Martin Molina, comparecía este viernes ante los medios de comunicación.

La plantilla del Deportivo Guadalajara cobra su primer salario dentro del proceso concursal del Club

El administrador concursal del Deportivo Guadalajara, Pedro Martin Molina, se reunía este viernes con la plantilla del equipo y les comunicaba que se había hecho efectivo el pago de los salarios de enero tanto para la plantilla como para el cuerpo técnico del Deportivo Guadalajara, gracias a la aportación de un nuevo patrocinador privado cuya identidad no se ha desvelado “porque ha pedido discreción”.

Este es el primer pago que reciben los jugadores tras entrar el Club en concurso de acreedores, después de muchos meses, cumpliendo el compromiso que anunció el abogado concursal de asumir estos pagos en cuanto hubiera algo de liquidez. “Estamos buscando más patrocinadores y esperando que lleguen los derechos de televisión”, señalaba Martin Molina, que además informaba de la posibilidad de recibir la subvención de la Diputación de Guadalajara si se presenta una solicitud con plan de viabilidad.

Develaba el administrador que hay complicaciones para gestionar a los patrocinadores, porque los derechos se tramitaban a través de las empresas particulares de Germán Retuerta, que no del Club.

“La documentación nos está llegando muy limitadamente, se le requiere en muchas ocasiones y nos faltan contratos. Se le han requeridos todas las cuentas anuales desde 2013 hasta ahora, y se le ha vuelto a requerir, pero va dando documentación de forma lenta”.

Si poder detallar todavía el global de la deuda del Club, Martín Molina apuntaba que solo a la Administración Pública se le deben 700.000 euros, sin contar con los acreedores privados o entidades bancarias. El 26 de febrero es el último día de notificación para los acreedores, dentro del proceso concursal, por lo que este abogado estima que a primeros de marzo podrán tener una visión global de a cuánto asciende el pasivo del Club.

Sobre la continuidad del Club, Martín Molina señalaba que lo bueno sería que el equipo ascendiera a Segunda, porque esto podría hacer viable el Club con futuros ingresos. Sin embargo, reconocía que a pesar del empeño puesto, es difícil que el Club pueda acabar la temporada, aunque se están poniendo en marcha todo tipo de iniciativas, como una feria de tapas, un partido con los históricos del Atlético de Madrid, poner un food track, puesto que el bar del Escartín cierra al carecer de licencia.

“Ayer me recompensó mucho ver el SOS que se ha lanzado por parte de la afición en las redes sociales y yo también tengo que moverme por ello”, decía Martín Molina, advirtiendo que de momento tampoco ellos tienen las calves de los perfiles del Club en redes sociales para actuar al respecto, aunque también se le han pedido por ultimátum a Germán Retuerta.

“Hay un descontrol con el modus operandi del Club y por eso hemos tenido que pedir un mes de prórroga para presentar el informe de como está la situación del Club”, añadía Martín Molina, sin descartar acudir a los juzgados por la falta de colaboración de los anteriores gestores.

Sobre las posibilidades de vender el Club, el administrador explicaba que aunque el campo sea municipal hay un “intangible que es la historia del Club, su ficha, el apoyo de una ciudad y su situación estratégica”. “Hay que resolver la titularidad de las acciones, y se están estudiando muchas posibilidades, pero hay que ser precavido, todo se reflejará en un informe”.

Sobre la responsabilidad legal de Retuerta, en caso de que se demuestren irregularidades, Martín Molina dijo que el proceso concursal solo es vía mercantil, pero sí determinará su su acción para la quiebra del Club es fortuita o culpable, si es culpable se solicitaría al juez una inhabilitación máxima de quince años y la devolución de todo el déficit con su patrimonio personal presente y futuro, pero eso será en la vía penal.

Por último Martín Molina hacía un llamamiento a la ciudadanía de Guadalajara para que se abone al Club y apoyar así su continuidad. En l actualidad hay unos 400 socios.

Visto 1309 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.