Tablas en La Salceda entre el Sigüenza y el Villa de Quer

Tablas en La Salceda entre el Sigüenza y el Villa de Quer

Excelente partido el que brindaron a la afición ayer el CD Sigüenza y el CDE Villa de Quer, en el que se pudieron ver todas las suertes del fútbol, incluida la reivindicación de las categorías inferiores, puesto que los chavales del benjamín del CDE Sigüenza recibieron un homenaje de sus mayores, al que se sumó, deportivamente, el equipo senior del Quer, haciéndoles pasillo a los pequeños futbolistas, que son primeros de su liga.

“El empate ha sido justo. Nosotros tuvimos nuestras ocasiones para habernos llevado el partido, pero perdonamos, y eso, en fútbol, se paga con puntos”, valora el míster setero Carlos Del Cerro. “Mi equipo ha hecho un partido muy completo, continuando la buena dinámica, con dos victorias consecutivas, que llevábamos. Hoy el equipo ha mantenido una actitud digna de elogio ante un equipo muy fuerte, como es el Quer, que además  acumulaba mucha gente en zona defensiva, lo que nos limitaba el ataque porque teníamos que tener muy presentes sus contras”, valora por su parte Chema Mayor, entrenador seguntino.

El Quer se presentaba en La Salceda con una convocatoria corta, por sanciones, lesiones y motivos laborales, que condicionó en parte el planteamiento del míster setero. En los primeros minutos, muy tácticos, el CDE Quer salió muy centrado, y con más claridad de ideas que el rival. Primero la tuvo Yerai.  A la segunda, los seteros no perdonaron. 

El gol llegaba en un fallo en la conducción del CD Sigüenza, que se convirtió en robo de Iván. El mediocentro filtró un pase magnífico para Rubén de Blas, quien, ganando línea de fondo,  cedió atrás para que Tomás hiciera el 0-1 en el 19´.  “El gol fue un regalo defensivo nuestro, en el que ellos aprovecharon la calidad y la rapidez en el desdoble que tienen arriba”, afirma Mayor.

El tanto no amilanó a los seguntinos, que se hicieron con el control del juego, haciendo un excelente final de la primera parte. “Con el gol, nos relajamos. Bajó nuestra intensidad, y el Sigüenza dominó, creando peligro, sobre todo a balón parado”, afirma Del Cerro. Así, el Sigüenza pudo haber empatado en la primera mitad en alguno de sus muchos acercamientos a la portería rival, pero también la tuvo otra vez Yerai, que falló en el mano a mano con Iván.  “Cuando ellos han bajado el ritmo, nosotros hemos apretado, hemos presionado muy fuerte su salida de balón, haciéndola muy poco combinativa. Hemos estado más contundentes que otras veces, y creo que, en ese tramo de partido, les hemos superado”, opina Mayor, que lamentaba que el colegiado no hubiera descontado tiempo en ese final, “puesto que estábamos haciendo nuestros mejores minutos”.

Tras el paso por el vestuario, el CD Sigüenza comenzó a renovar el equipo, manteniendo así el mismo ritmo físico y buscando un escenario que perjudicaba a los seteros, puesto que los minutos se iban acumulando en las piernas de los jugadores. El Sigüenza estaba intenso en los balones divididos y aéreos, “aunque nos faltaba puntería en el remate”, valora Mayor, mientras que el Quer “no perdía el orden y mostraba peligro a la contra”, sigue Del Cerro.

Ya en el minuto 66, llegaba el empate. A la salida de un córner, lanzado por David Santiago, el balón, después de tocar en el larguero, llegó a los pies de Juanbe, quien ante la pasividad de la defensa del Quer, marcó a placer. El Sigüenza creía en la remontada, “el gol nos dio mucho ánimo”, pero el Quer, con experiencia y saber estar en el terreno de juego, no daba el partido por perdido. 

Diez minutos después llegaba el 2-1, un gol polémico. El gol lo marcó Sergio Rodera a la contra y, mientras que los seguntinos mantenían que el delantero partía de posición legal, aunque no así los otros dos atacantes que le acompañaban, Del Cerro opinaba que también el goleador estaba en fuera de juego en el inicio de la acción. 

En un partido pleno de alternativas, cuando más cerca parecía la victoria del CD Sigüenza,  por el cansando del rival y por el empuje físico de los arlequinados, llegaba el empate a dos tantos. Yerai recogió un buen pase en profundidad y, favorecido por los rebotes en la disputa, se plantó solo ante Iván. El delantero definió con la calidad que suele. Corría el minuto 85 de la primera mitad, y ya no se vio más fútbol hasta el pitido final.

{module Robapaginas Google}
Visto 615 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.