El encuentro tuvo dos partes bien diferentes. En la primera mitad, el XV del Jabalí salió frío y ausente y apenas presentó pelea al combinado local. Barbarians atacaba y Guadalajara se defendía con orden aunque jugando siempre cerca de su zona de marca. En estas circunstancias, cualquier rotura de la línea de ventaja de los locales podía convertirse en ensayo y así pasó en cuatro ocasiones en el primer tiempo. Corría el minuto 31, Barbarians mandaba por 27-0 sobre los alcarreños, reflejando el marcador una diferencia mayor al juego observado.

Publicado en Deportes
Página 2 de 2