UGT Castilla-La Mancha considera preocupante el empeoramiento de la situación de las mujeres y de los colectivos más vulnerables en el mercado de trabajo. UGT Castilla-La Mancha considera preocupante el empeoramiento de la situación de las mujeres y de los colectivos más vulnerables en el mercado de trabajo.

173.000 parados en Castilla-La Mancha al finalizar 2020, según a EPA

En Castilla-La Mancha al finalizar 2020 la cifra de parados se situó en las 173.000 personas, 9.400 más si tenemos en cuenta el último trimestre de 2019, lo que representa un incremento del 5,74 por 100.

En relación al trimestre anterior de 2020 el desempleo bajó en 6.500 personas, esto es, un 3,64 por 100.

En la región hay 821.900 personas ocupadas, un 0,28 por 100 menos que en el mismo trimestre de 2019 y un 2,79 por ciento más que en el anterior trimestre de 2020.

Con estos datos encima de la mesa, para la Unión General de Trabajadores es el momento de aplicar medidas que recuperen los derechos laborales perdidos en los últimos años, por lo que insta al Gobierno a continuar avanzando en la agenda social de reformas. 

Cuanto antes –explican- el Ejecutivo debe abordar la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la derogación de la reforma de las pensiones y la derogación de las reformas laborales. A estas tres reivindicaciones –por las que tanto UGT como Comisiones Obreras saldrán a la calle el próximo 11 de febrero- suma la necesidad de reforzar las políticas activas de empleo y de sacar adelante un plan estatal de empleo.

UGT Castilla-La Mancha considera preocupante el empeoramiento de la situación de las mujeres y de los colectivos más vulnerables en el mercado de trabajo. A raíz de los datos de la Encuesta de Población Activa hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística, el sindicato pone de manifiesto la mayor tasa de paro entre las mujeres, con 104.700 desempleadas frente a 68.300 hombres desempleados en Castilla-La Mancha.

Además de las mujeres, los jóvenes y las personas mayores de 55 años también se han visto afectados por la evolución del mercado del trabajo y los efectos de la crisis sanitaria y económica.

Patricia Franco: " Un respiro en un contexto muy complicado"

De manera muy diferente valora los datos de la EPA la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, que ha señalado que las cifras “suponen un respiro a la situación de desempleo y a las perspectivas de ocupación en un contexto muy complicado, pero es difícil hacer un análisis trimestral en unos momentos en los que se producen muchos altibajos como consecuencia de las medidas de restricción por la crisis sanitaria”.

Patricia Franco ha valorado que la EPA, en términos trimestrales, muestre un incremento de 22.300 personas ocupadas, la tercera comunidad autónoma de todo el país con mayor incremento en la ocupación; una caída del paro de 6.500 personas y un aumento de la actividad de 15.800 personas, “lo que supone que las personas que se incorporaron a la actividad en el cuarto trimestre del pasado año lo hicieron con un empleo”. Estos datos suponen que la tasa de paro en la región se sitúa en el 17,39 por ciento, también con caída en la evolución trimestral.

“La caída en el paro es mucho mayor que la media nacional en el cuarto trimestre del año”, ha indicado, señalando también que, en términos interanuales, “el paro sube tres veces menos que en el resto del país, lo que nos anima a continuar poniendo en marcha medidas de apoyo al tejido económico de la región”.

Además, la consejera ha valorado que, al cierre de 2020, la tasa de paro juvenil se encuentre 3,3 puntos por debajo de la media nacional, “una circunstancia que no veíamos desde hace mucho tiempo y que refuerza la tremenda apuesta que estamos realizando como Gobierno por el empleo juvenil”.

Visto 435 veces