Alrededor de 17.000 trabajadores y trabajadoras de Guadalajara tienen contratos precarios

Alrededor de 17.000 trabajadores y trabajadoras de Guadalajara tienen contratos precarios

Alrededor de 17.000 trabajadores y trabajadoras de la provincia de Guadalajara tienen contratos precarios, salarios muy bajos y condiciones laborales indignas, has denunciado hoy los responsables provinciales de CCOO-Servicios y de CCOO-Construcción y Servicios, Juan Javier Sánchez y Fátima Pacheco.

Ambas federaciones de CCOO han puesto en marcha en toda España una campaña, ‘Precarity war’, que hoy han presentado en Guadalajara y con la que el sindicato pretende “hacer visible la extensión creciente de la precariedad laboral y concienciar a la sociedad del gravísimo deterioro que ello está provocando en nuestro mercado de trabajo, y del drama vital que supone para cientos de miles de trabajadores y para sus familias”

“La precariedad laboral afecta a sectores enteros de actividad, se ha convertido en un cáncer que hay que erradicar”, denunció Pacheco. “No podemos aceptar que la normalidad laboral en nuestro país sean el contrato temporal y el contrato a tiempo parcial, los salarios que no llegan al SMI, las jornadas maratonianas y sin declarar; la disponibilidad absoluta, las empresas fuera de convenio, la ausencia de derechos laborales, la infracotización a la Seguridad Social y la sobreexposición a riesgos laborales...”

Por eso, la campaña de CCOO trata de “volver a centrar en estas cuestiones la agenda política y la atención mediática, que se encuentran dispersas en temas que nada tienen que ver con mejorar las condiciones de vida de la inmensa mayoría de la población, los trabajadores y las trabajadoras”

Juan Javier Sánchez animó a los propios afectados a “unirse a la guerra de CCOO contra la precariedad; a denunciar su situación y a organizarse en el sindicato para luchar por cambiarla”

Los jóvenes y las mujeres constituyen los colectivos más damnificados por la precariedad, que caracteriza a casi todas las puertas de acceso de los jóvenes al mundo del trabajo y que se expande con mayor intensidad en sectores de actividad especialmente feminizados y en las cadenas de ‘externalización’ de actividades de grandes empresas y de administraciones públicas vía contratas y subcontratas.

Es el caso de las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de Guadalajara, que el Ayuntamiento no presta directamente, sino que adjudica a una empresa externa. Rosario Zapata, trabajadora del SAD y presidenta del comité de empresa de Valoriza, la contrata que ahora presta este servicio en la capital alcarreña, indicó al respecto que las mujeres son más del 90% de la plantilla y que la mayoría de ellas “no llegan a los 500 euros mensuales, pues casi todas tenemos jornadas parciales.”

“En el mundo rural todavía se agudiza la precariedad, porque las trabajadoras de Ayuda a Domicilio tienen que realizar funciones que no son de este servicio. En la provincia de Guadalajara estamos hablando en torno a unas 957 trabajadoras del SAD”, indicó Zapata.

Otro sector sometido a la subcontratación y sumido en la precariedad es el denominado “colectividades” (comedores escolares, restaurantes y cafeterías de hospitales y sitios públicos) “donde los contratos en algunos casos no superan las dos horas diarias, con la consiguiente merma a futuro de sus prestaciones por jubilación y bajo la enorme responsabilidad de dar de comer a escolares y enfermos”, y que emplea en la región a más de 2.000 personas, unas 500 de ellas en la provincia de Guadalajara.

Visto 797 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.