Reunión de trabajadores y representantes de heliocolor en el Ayuntamiento de Cabanillas. Foto: Ayto Cabanillas. Reunión de trabajadores y representantes de heliocolor en el Ayuntamiento de Cabanillas. Foto: Ayto Cabanillas.

El Ayuntamiento de Cabanillas sienta a negociar a empresa y trabajadores de Heliocolor

El Ayuntamiento de Cabanillas ha acogido esta tarde una reunión negociadora entre la Dirección de la empresa "Heliocolor" y los representantes de los trabajadores, para tratar de buscar una solución a la dura situación que atraviesan los obreros de esta importante factoría de la localidad, quienes reclaman el pago de sus salarios atrasados, y una solución de viabilidad para la fábrica.


A la reunión, que se ha extendido por espacio de dos horas, han asistido, además de los representantes de los trabajadores y de la empresa, dirigentes sindicales provinciales de UGT y CCOO (Laura Íñigo, Félix Frutos y José María Rey) y, en representación de las instituciones, el alcalde y concejales del Equipo de Gobierno municipal, y varios miembros de la Consejería de Economía, Empleo y Empresas de Castilla-La Mancha: el viceconsejero Francisco Rueda; el director provincial, Daniel Viana; y el director general de Trabajo, Eduardo del Valle.

La reunión no ha permitido alcanzar un acuerdo que desbloquee el conflicto, pero al menos sí ha servido para que las partes acuerden la realización de una revisión de las cuentas de Heliocolor por parte de un economista independiente, y la continuación de las negociaciones en los próximos días.

Heliocolor, una importante imprenta de la zona centro del país ubicada en Cabanillas, ha venido atravesando dificultades desde el año 2012, cuando el grupo de capital riesgo "Sherpa Capital" se hizo con la factoría, anteriormente propiedad de Prisa. Desde entonces los trabajadores han experimentado constantes recortes en sus condiciones laborales, así como despidos. Pero lejos de permitir soluciones de viabilidad, se transformaban en nuevos empeoramientos de sus condiciones, pocos meses después de alcanzar acuerdos. En la actualidad, la empresa ha puesto sobre la mesa un nuevo recorte salarial que la plantilla no acepta si no se garantizan a cambio proyectos de futuro y de estabilidad. La empresa, ante el rechazo de la plantilla a la rebaja salarial impuesta, registró el pasado 11 de abril un concurso de acreedores.

"Desde el Ayuntamiento, y me consta que también desde el Gobierno Regional, queremos poner todo lo que esté en nuestra mano para ayudar a encontrar una solución a este conflicto, porque Heliocolor da trabajo a más de 200 personas, y es una empresa muy importante para Cabanillas y para todo el Corredor. Nuestro apoyo a los trabajadores es rotundo, porque creemos que los sacrificios a los que se les ha sometido durante estos años deben tener una contraprestación en forma de seguridad en el empleo, y de un proyecto viable para la factoría", ha declarado el alcalde, José García Salinas, a la salida de la reunión.

{module Robapaginas Google}

Visto 2342 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.