La viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust, ha visitado la empresa Harinas Torija para conocer las mejoras implementadas en materia de prevención de riesgos laborales en este centro de trabajo a través de las ayudas impulsadas por el Gobierno regional en el marco del programa ´Castilla-La Mancha más segura´. La viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust, ha visitado la empresa Harinas Torija para conocer las mejoras implementadas en materia de prevención de riesgos laborales en este centro de trabajo a través de las ayudas impulsadas por el Gobierno regional en el marco del programa ´Castilla-La Mancha más segura´.

Harinas Torija, ejemplo de seguridad laboral

El compromiso de las empresas con la seguridad y salud laboral de su personal es pieza indispensable para trabajar en la reducción de los accidentes y alcanzar el objetivo de la siniestralidad laboral cero. 

Así lo ha asegurado la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust, durante la visita que ha realizado a la planta de Harinas Torija, situada en el municipio del mismo nombre, donde ha podido conocer los proyectos en materia de prevención de riesgos laborales que se han ejecutado en este centro de trabajo gracias a la subvención concedida el pasado año por el Gobierno regional dentro de la línea de ayudas enmarcadas en el programa ´Castilla-La Mancha más segura´.

Acompañada por el delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles; la delegada provincial de Economía, Empresas y Empleo, Susana Blas; el alcalde de Torija, Rubén García; y el director técnico de empresa, Antonio Alonso, Chust ha tenido oportunidad de conocer los distintos procesos que se realizan en esta planta, dedicada a la molienda de trigo y otros cereales, así como comprobar el resultado de las mejoras implementadas para incrementar la seguridad de su personal, entre las que se encuentran la adaptación de equipos de trabajo, la motorización de puertas y portones mecánicos y una mejora de iluminación en muelles y rampas de carga y descarga. 

La viceconsejera ha agradecido a la empresa su compromiso e implicación por conseguir un entorno más seguro en este centro de trabajo, “un objetivo que ha de ser compartido con las trabajadoras y trabajadores, los agentes sociales y, por supuesto, con la Administración, porque de la unión de todas y todos depende el éxito de las políticas de prevención de seguridad y salud laboral”, ha subrayado.

Un ejemplo de ese esfuerzo que realiza Castilla-La Mancha en materia de prevención y riesgos laborales es la convocatoria de ayudas que el Gobierno regional impulsa para mejorar las condiciones de seguridad y salud en los centros de trabajo, una línea a la que se destina 1,7 millones de euros, un 23 por ciento más con respecto al ejercicio anterior. Los interesados tienen hasta el próximo 7 de septiembre para presentar sus solicitudes de forma telemática.

También permanece abierta, aunque ésta hasta el próximo 13 de septiembre, la línea de ayudas para asistencia de personas trabajadoras autónomas a cursos de formación en prevención de riesgos laborales. 

Visto 284 veces