La Hostelería de Guadalajara harta de pagar los platos rotos

La Hostelería de Guadalajara harta de pagar los platos rotos

La Hostelería de Guadalajara está harta de pagar los platos rotos de la pandemia, y precisamente con este gesto, con el de romper platos, se han concentrado hoy ante la Subdelegación del Gobierno, pues a pesar de la reapertura de los bares el pasado viernes, siguen denunciando y una crítica situación del sector y piden un plan de rescate con ayudas a fondo perdido.

Eran varios cientos de hosteleros y algunos que sin serlo apoyaban esta concentración, celebrada a las 11 de la mañana ante la Subdelegación del Gobierno, tratado de guardar las distancias de seguridad y con todos los participantes con su mascarilla, donde con una gran pancarta en la que proclamaban que la Hostelería, el Turismo y el Ocio "No como los culpables". 

La convocatoria estaba realizada por la Federación de Turismo y Hostelería y allí estaban  Juan Luis Pajares, y Mario de Lucas, presidente y vicepresidente, respectivamente, acompañados por María Soledad García, presidenta de CEOE Guadalajara, en un acto reivindicativo que quiere dar visibilidad a la grave situación de un sector que, aunque ha visto algunas licencias, ve insuficientes unas medidas, con las que muchos establecimientos, siguen sin poder abrir sus puertas. 

Desde la Federación provincial de Turismo y Hosteleria de Guadalajara se pide un plan concreto de rescate en el que se tengan en cuenta ayudas a fondo perdido para aquellas empresas que presenten pérdidas, ampliación de 2 años en los periodos de carencia de la financiación recibida por el COVID-19 o bonificaciones fiscales para los costes de arrendamiento o suministros, así como en los impuestos especiales y tasas municipales.

Juan Luis Pajares, ha sido el encargado de leer el manifiesto, donde ha recordado, que no hay que criminalizar este sector, pues como todos, está tomando las medidas de protección necesarias para la seguridad de sus trabajadores y clientes, y haciendo hincapié en el hecho de que, si ahora este sector está mal, esto no va a mejorar en el corto plazo, más si se tiene en cuenta las restricciones que sigue teniendo el sector y que, ahora, se le vuelve a señalar con el dedo, al ser el único que va a tener que identificar a sus clientes.

Pajares ha recordado, durante su intervención, que este es un sector, que, a nivel nacional y, antes de la pandemia, tenía 300.000 empresas y aglutinaba a cerca de 1,7 millones de trabajadores y que es un sector fundamental en la economía española y que representa el 6,2% del PIB (hasta un 15% ligado al turismo). 

Tras la lectura del manifiesto donde se han reclamado medidas como la apertura total de los establecimientos, la exención total de impuestos durante los periodos de cierre obligados, así como las ayudas a fondo perdido o el mantenimiento de la ayuda a autónomos por cese de actividad, sin olvidarse de la reducción por ley del importe de los alquileres.

Tras esta lectura por parte del presidente de la Federación provincial de Turismo y Hostelería de Guadalajara, se ha procedido, por parte de la Junta Directiva de la Federación de la rotura de varios platos, con consignas como “un año pagando los platos rotos”, “el virus no es la hostelería”, “no nos dejéis morir, rescate a la hostelería, ya”, “Nuestros locales son seguros, vuestras restricciones son nuestra ruina”, “si ayudasteis al banquero, ayudar al hostelero”, “nos obligan a cerrar, pero no nos quitan de pagar”, “sino ganamos, no pagamos”, “sólo queremos trabajar”, “no queremos ayudas, queremos trabajar dignamente”, “nos estáis ahogando, nos estáis arruinando”,  para simbolizar que el sector lleva ya un año pagando los platos ratos de esta pandemia.

 


Medios

Visto 450 veces