Lactalis-Nestlé vuelve esta noche a la huelga ante el bloqueo patronal

Lactalis-Nestlé vuelve esta noche a la huelga ante el bloqueo patronal

Los más de 500 trabajadores de la fábrica de Lactalis-Nestlé de Marchamalo (Guadalajara) están llamados a partir de esta noche a una nueva jornada de paros parciales, tras rechazar ayer la dirección de la empresa la propuesta formulada por el comité para tratar de desbloquear la negociación del convenio colectivo.

Los paros, de cuatro horas al inicio de cada turno, comenzarán a las 22.50 horas de hoy con la entrada del turno de noche; y se repetirán a las 06.50 y a las 14.50, en los turnos de mañana y de tarde.

“Una vez más, la empresa respondió a la propuesta del comité con su habitual juego de trileros, cambiando de destino algunas partidas y cambiando los destinatarios de algunas mínimas mejoras; pero sin traer nada nuevo, sólo con la intención de dividir al comité y a la plantilla”, indicó Ángel Fernández, responsable de la sección sindical de CCOO en Lactalis-Nestlé.

“La mejor respuesta a las maniobras de la empresa para romper la unidad de la plantilla en la defensa de un convenio colectivo justo será el seguimiento unánime de los paros, como ya hicimos en las convocatorias anteriores”, añadió Fernández, que no descartó una escalada del conflicto con nuevas convocatorias de paros, más amplios, intensos y continuados.

Fernández recordó que “mientras Lactalis-Nestlé lleva años engordando el balance y los beneficios, los trabajadores llevamos años de pérdidas salariales y de recortes de derechos.”

“La empresa no suelta la gallina de los huevos de oro. Somos los trabajadores los que la engordamos con nuestro esfuerzo y nuestros sacrificios, pero la empresa se queda con todo. Estamos disputando lo que es de justicia, y así hay que hacerselo entender a la dirección de Lactalis-Nestlé.”

En la actualidad, la regulación laboral de los más de 500 trabajadores que integran la plantilla de Lactalis-Nestlé se rige por un Pacto caducado en 2016 y por el convenio estatal de Industrias Lácteas (que también está en proceso de negociación).

A esta situación se añade el deterioro de las condiciones laborales, la pérdida continuada de poder adquisitivo de los salarios y la introdución de diferentes escalas salariales que se han venido produciendo en la fábrica desde que en 2007 se produjo la venta-tranferencia de titularidad de Nestlé a la joint venture “Lactalis-Nestlé.

El conflicto laboral se desató el pasado mes octubre, tras fracasar las diez reuniones mantenidas con la empresa desde el mes de enero hasta finales de septiembre para negociar el convenio colectivo.

El 2 de noviembre, después rechazar la “ridícula propuesta” presentada por la dirección de Lactalis-Nestlé en la undécima reunión negociadora, el comité de empresa propuso a la asamblea de trabajadores un calendario de paros, que la propia asamblea decidió ampliar.

Se convocaron paros parciales de cuatro horas los días 21 y 23 de noviembre y 12 y 14 de diciembre a la entrada de cada turno. Tras el seguimiento prácticamente unánime de las dos primeras jornadas de huelga, y cuando apenas faltaban unas horas para comenzar la tercera, la dirección de la fábrica convocó anteayer lunes una nueva reunión negociadora.

Aunque los avances fueron mínimos, ambas partes volvieron a citarse ayer martes. Como muestra de buena fe, el comité desconvocó los paros previstos para el martes 12 -aunque mantuvo la convocatoria de mañana jueves día 14- y trasladó a la empresa una propuesta para tratar de alcanzar un acuerdo.

La respuesta de la empresa ha sido “cambiar los cubiletes. No trajo nada más que la intención de embaucar y dividir. Llamamos a la plantilla a mantener la firmeza y la unidad demostrada hasta ahora y a seguir unánimente la nueva jornada de paros. Y si la empresa sigue sin mover ficha, a intensificar el conflicto”

Visto 1309 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.