El pregón y las carrozas anuncian las fiestas en Almonacid

El pregón y las carrozas anuncian las fiestas en Almonacid

Con el pregón, que daba anoche el grupo de teatro José María Barrasa, comenzaron las fiestas que Almonacid de Zorita celebra en honor a su patrona, la Virgen de La Luz.

Desde hace unos días, todo estaba preparado en la villa alcarreña, con el precioso alumbrado que jalona las calles y lugares emblemáticos del pueblo, y con un nutrido programa, hecho a medida de todos los públicos. Sin embargo, es el día 7 de septiembre cuando los almorcileños cambian la cotidianidad por la alegría y el sentimiento que provoca en ellos estos días, especialmente dedicados a la patrona de la villa alcarreña.

Así, ayer, a partir de las ocho de la tarde, Rafael García, habitual presentador del pregón, con su simpatía y buen hacer, daba paso a las intervenciones, pronunciadas desde la gran balconada de la Casa Consistorial.   La primera de ellas fue la de la alcaldesa de la villa, Elena Gordon.

Empezó la regidora por desear que “las de 2017 sean unas fiestas de todos, de las peñas, de nuestros mayores, de los niños, que todos tengamos cabida”. Además, mencionó Gordon al personal del Ayuntamiento, “que ha trabajado para que todos disfrutemos, a la comisión de toros, y también, especialmente, “a los niños de la ludoteca y a los mayores, por haber preparado, fuera de concurso, dos preciosas carrozas para desfilar esta tarde. Por último, la regidora presentó a los pregoneros, el grupo de teatro José María Barrasa,  de quienes dijo que en este tiempo “nos han hecho pasar momentos de diversión, olvidar los malos ratos y, sobre todo, han recuperado algo que Almonacid había perdido: su grupo de teatro”. La alcaldesa finalizó su intervención con los vivas a la Virgen de la luz y a Almonacid de Zorita.

En un emotivo pregón, a veces satírico, otras divertido, pero siempre sentido, como todo lo que hace el grupo, los comediantes se atrevieron con la poesía, con los pregones a la antigua usanza y hasta con una pegadiza canción inventada para la ocasión, que invitaron a cantar a los peñistas arracimados por colores en la Plaza del Ayuntamiento, antes de gritar, como había hecho antes la alcaldesa, los vítores a Almonacid de Zorita y a la Virgen de la Luz.

A continuación, se llevaba a cabo la proclamación de reina y caballeros de honor, Alicia Otero, y Francisco Domínguez y Borja Cañadillas, respectivamente. Las guapas almorcileñas, tanto la reina saliente, Natalid Alburquerque, como la entrante, dirigieron unas palabras al pueblo, antes de que Manuel Toledano, Tole, desde la Torre del Reloj, prendiera la mecha el cohete, anunciando que Almonacid ya está de fiesta, como se encargaba de proclamar después del estallido en lo alto de la plaza, Elena Gordon. VER CHUPINAZO

Unos minutos después, el párroco local, José María Rodrigo terminaba los rezos de la novena, como último día de vísperas. Y, desde allí mismo, salían las diez carrozas de este año. Desde hace lustros, el desfile almorcileño tiene una bien ganada fama de ser uno de los mejores y más originales de la provincia. Siempre, pero este año especialmente, los almorcileños, y sus 28 peñas, han derrochado imaginación buen hacer y buen humor en su confección, que llevaban meses preparando.

Además de las de la ludoteca, con los niños vestidos con sus divertidísimos atuendos de Master Chef, y de los mayores, vestidos de flamencos rumberos –ambas levantaron la admiración y el aplauso de los almorcileños- desfilaron también sobre las plataformas elevadas de sus carrozas un estudio cinematográfico, una bandada de originales flamencos, una máquina del misterio, la madrileña Verbena de la Paloma, Sebastián, el cangrejo de la Sirenita, Zipi y Zape, Granjeros en busca Esposa, y los Ocupas en Lalaland. El Ayuntamiento repartió hasta seis premios, siendo el primero para los Ocupas de Lalaland.


Cerca de 500 almorcileños pasearon su mejor humor por el corazón del pueblo, atravesando las calles de Natalio Gumiel, Calvo Sotelo y Avenida de los Caídos para llegar a la calle del Coso. En todas ellas  despertaron risas y admiración, a partes iguales entre sus paisanos, puesto que además de los atuendos, llevaban preparadas pequeñas performances que iban representando por las calles del pueblo. La charanga El Puntillo, de Mondéjar, se encargó de ponerle el adecuado toque musical al desfile. Al filo de las once de la noche, las alcaldesa Elena Gordon, y las concejalas María Fernández-Heredia y Charo Toledano, acompañadas por el presentador, Rafael García, se encargaron de anunciar los premios.


Medios

Visto 467 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Guadaqué utiliza cookies para poder ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de cookies