Imprimir esta página
El candidato a la Alcaldía y número 1 al Senado por el PP, reinvindicará ante el Gobierno de España las necesidades de Guadalajara. El candidato a la Alcaldía y número 1 al Senado por el PP, reinvindicará ante el Gobierno de España las necesidades de Guadalajara.

Antonio Román propone la conversión de la antigua cárcel de mujeres en un Centro de Familia

Antonio Román, candidato a la Alcaldía de Guadalajara y número 1 al Senado por el PP, ha anunciado hoy que su propósito después de las citas electorales, si recibe el suficiente respaldo de los ciudadanos, será seguir reclamando al Gobierno central algunos aspectos que Guadalajara necesita para su desarrollo y mejora del bienestar. Ha anunciado que, en continuidad con su apuesta por recuperar edificios situados en el centro y dotarlos de actividad (es el caso del Museo Sobrino, el Teatro Moderno el Mercado de Abastos), trabajará para que la antigua cárcel de mujeres, situada en la calle Ángel Martín Puebla, se convierta en un Centro de Familia que dé servicio al centro de la capital. 

Una ambiciosa actuación, a la que se sumará la recuperación de la cárcel de hombres de la calle Toledo, en la cual, tal y como ha anunciado, podrían realizarse dos tipos diferenciados de proyectos. Por un lado, y una vez su propiedad pase al Ayuntamiento tras la realización de la correspondiente ITE, se le podría dar un uso dotacional tras la ejecución de un proyecto que, debido al alto coste estimado (unos 7 u 8 millones), se realizarían a través de la colaboración público – privada. El edificio podría acoger una residencia de mayores o bien viviendas en alquiler para jóvenes. 

Antonio Román ha señalado que también existe una segunda opción, que es destinar los 7.000 m² de extensión de la antigua cárcel, a actividades relacionadas con el ocio. 

El candidato ha manifestado que, si bien comenzó las negociaciones con los responsables de la cárcel antes del cambio de gobierno central, éstas se han paralizado desde que Pedro Sánchez es presidente. Lo mismo ha ocurrido con las negociaciones para recuperar la actividad en el edificio de Correos, situado en pleno casco antiguo. El presidente de dicha entidad se comprometió a que el mismo volvería a abrir sus puertas, contribuyendo con ello al dinamismo de esta zona de Guadalajara. Tras el cambio de gobierno y la llegada de Pedro Sánchez, esas pretensiones se han paralizado y no se ha producido ningún avance, más allá de la promesa realizada en su día. 

Por otro lado, Antonio Román ha manifestado que seguirá reclamando al gobierno solución para los problemas que sufren a diario los guadalajareños, derivados, por ejemplo, del deficiente servicio de Cercanías. La reactivación del proyecto de conexión de la N-320 entre el Hospital y los Faroles y el incremento de la plantilla de la Policía Nacional, serán otras de sus demandas como candidato al Senado y a la alcaldía. 

Visto 246 veces

Artículos relacionados