"El empresariado debe encontrar la utilidad real de la Cámara"

Juan José Cercadillo, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Guadalajara

"Tenemos que ser capaces de conseguir transmitir al empresariado que lejos de preguntarse para qué sirve la Cámara, debe utilizarla, y romper ese ambiente de apatía"

Aunque soriano de nacimiento (Barcones), Juan José Cercadillo es por oficio, beneficio y pasión de Guadalajara. Con 35 años a sus espaldas en una empresa, Hercesa,  construida mano a mano con el tesón familiar, arriba ahora a la presidencia  Cámara de Comercio de Guadalajara dispuesto a ceder parate de su entusiasmo a todo el empresariado. Tiene las ideas claras y la mirada siempre puesta en un futuro, que a pesar de la crisis, vislumbra con optimismo. Nos recibe con la puerta abierta de su despacho, sin preámbulos, sin esperas. Va directo y al grano. Es un hombre de acción y de reacción.

P: ¿Cómo se ha encontrado la Cámara de Comercio?
R: El panorama está bastante desangelado, muy poco cuidado y con muchas incógnitas, pues no nos han dejado información para realizar un cambio de poderes normal, como sería de desear. Como ya es conocido, al día siguiente del Pleno en el que se eligió al nuevo Comité y a mí como presidente, el secretario de la Cámara, Carlos García, presentó su dimisión y no ha vuelto a aparecer por aquí. Ahora, andamos buscando la documentación con mucha paciencia y con muchos quebraderos de cabeza, porque la información es escasa.

P: ¿Está diciendo que faltan documentos?
R:
En realidad, no lo sabemos muy bien, si faltan o dónde están. El secretario es el que tiene, entre otras cuestiones, la guardia y custodia de determinada documentación y no se nos ha hecho ningún tipo de entrega. Le hemos requerido incluso por burofax que haga acto de presencia y nos entregue la documentación que es precisa para ponernos a trabajar.

P: Visto esto, ¿Interpreta la marcha del secretario como una huida?
R:
La decisión fue suya y es un tema personal del que yo no voy a opinar, allá él. Pero no parece lógico que justo un día después del Pleno presente su dimisión y no comparezca.

P: Para el funcionamiento de la Cámara, la figura del secretario es fundamental ¿Han abordado ya su sustitución?
R:
Es absolutamente fundamental asistirse de un secretario técnico, por eso, hemos procedido a nombrar de manera provisional a Octavio Olalla, trabajador de la casa, para tener una asistencia básica de secretario en funciones, hasta que tomemos una decisión al respecto.

P: Pero la del secretario no es la única baja…
R:
Efectivamente, nos hemos encontrado que la persona que trabajaba de secretaria del secretario también había dimitido semanas antes y que otro de los trabajadores había solicitado una amplia reducción de jornada. Eso significa que la Cámara se ha quedado con tres personas, que resulta una plantilla absolutamente insuficiente para todo el trabajo que tenemos entre manos y la urgencia que hay de algunas cosas.

P: ¿Se van a poner las cartas sobre la mesa a medida que se conozca la situación real de la Cámara?
R:
Yo no tengo ningún reparo ni tampoco ningún interés. Estamos obligados a conocer toda la problemática y la realidad, por ello desde el Comité Ejecutivo ya hemos decidido encargar una auditoría integral para ver cuál es la situación exacta.

P: Usted dijo nada más tomar posesión que se comprometía a abrir la Cámara a los empresarios, ¿Cómo se llevará a cabo esta acción?
R:
De momento, aunque sea a modo testimonial, ya hemos abierto las puertas de los despachos, que estaban en cierto modo blindadas, con puertas automáticas y llaves. Ahora, las tenemos abiertas de par en par. En lo demás, es pronto para concretar medidas, aunque le aseguro que nos hemos puesto a trabajar para que el empresario encuentre la utilidad en la Cámara y que haya un asesoramiento real. Por poner un ejemplo, en la Oficina de la Ventanilla trabaja una sola persona y es difícil que eso se transforme en agilidad de gestión para el empresario.

P: Una gran parte del empresariado de esta provincia se sigue preguntando para qué sirve la Cámara, aparte de para pagar la cuota obligada. ¿Tiene ya respuesta para esto?
R:
Tenemos que ser capaces de conseguir transmitir al empresariado que lejos de preguntarse para qué sirve la Cámara, debe utilizarla, y romper ese ambiente de apatía. El éxito histórico de la participación en las elecciones, con 2.800 votantes, de 17.000 empresarios, creo que ya es un buen punto de partida. Hay que aprovechar esa inercia.

P: Las malas relaciones entre la CEOE y la Cámara de Comercio ha dado en los últimos años alguna duplicidad de funciones ¿Se va a corregir este aspecto?
R:
Más que duplicidad, lo que ha habido es una falta absoluta de colaboración durante muchos años. Estoy convencido de que podemos trabajar de manera complementaria. Tengo ya solicitada una reunión con el presidente de la CEOE, Agustín de Grandes, para que visite la Cámara y para sentarnos a hablar de buscar esa complementariedad que resulte útil al empresariado, preservando la autonomía de cada institución.

P: Si malas eran las relaciones con la CEOE, casi nulas lo eran con la Junta de Comunidades. ¿Ha retomado ya conversaciones?
R:
Acabamos de llegar, pero en lo poquito que hemos podido contactar, he comprobado que la disposición de colaboración ha sido total.

P: Y con el Ayuntamiento de Guadalajara, ¿Ha tenido ya contacto?
R:
No. Sólo una llamada del alcalde, Antonio Román, que me llamó para felicitarme por mi elección, en la que ya aproveché para fijar un encuentro y sentarnos a hablar muy pronto.

P: Hay quienes piensan, e incluso lo dicen, que Juan José Cercadillo ha llegado a la Cámara con el apoyo del PSOE ¿Qué les contesta?
R:
Pienso que eso es una maldad inducida. Yo tengo mis ideas, que no tienen que ver con el devenir de la Cámara. Puedo asegurar que a mí, ni el PSOE ni el PP ni nadie, me ha pedido que viniera. La Cámara es un organismo que tiene que vivir al margen de las siglas políticas, para dar cobertura a todo el empresariado.

P: ¿Y por qué un empresario de su talla decide presentarse a este cargo?
R:
Soy una persona inquieta y desde que tengo uso de razón he participado en muchos retos y he formado parte de diferentes organizaciones. Tengo a mis espaldas 35 años de empresario y creo que puedo compartir mi experiencia. Me hacía ilusión y aquí estoy, con una clara vocación de servicio.

Cercadillo saluda a Octavio Olalla, el nuevo secretario en funcionesP: ¿Qué tal ha sido el arranque en el puesto?
R:
Con mucho entusiasmo, a pesar de ver que nos faltan armas para trabajar. Todo el Comité Ejecutivo le está dedicando muchas horas de trabajo. Hay bastante divorcio entre la institución y el empresariado pero nos hemos propuesto recuperar la funcionalidad y el prestigio de la Cámara.

P: El amplio respaldo que recibió en su votación, ¿Es una seguridad para todo el mandato o una unidad que deberá trabajar cada día?
R:
No voy a estar preocupado por ello, el equipo que se ha nombrado es un equipo coherente, profesional y con ganas. Lo que nos preocupa es hacer las cosas bien.

P: ¿Cómo se disciernen los intereses empresariales de uno, sobre todo con una empresa grande como la suya, con los del global de los empresarios?
R:
Es verdad que nuestra empresa es de las de mayor tamaño de la provincia, pero tampoco hay que olvidar que es una empresa puramente familiar, donde existe cercanía en las decisiones diarias. Los intereses se disciernen desde el momento que uno asume, que desde este puesto, representa a todos los empresarios.

P: Sin embargo, hay un proyecto de su empresa, Puerta Centro, la ciudad del transporte, que por su envergadura puede afectar a una buena parte del empresariado…
R:
Creo que no hay que tener reparos. A la Cámara le pediré el apoyo institucional, como se lo he pedido al Ayuntamiento, a Renfe o a otros empresarios, pero pienso que no interferirá en modo alguno.

P: ¿Hay alguna decisión ya tomada respecto al Palacio de Congresos?
R:
No, no tenemos ninguna decisión tomada salvo la voluntad de acometerlo. Tenemos que ver previamente la documentación, que no sabemos dónde está, como tampoco sabemos dónde están las fianzas que depositaron las empresas. Hay que averiguar, analizar y ponerlo en marcha.

P: Y con las Expos, que habitualmente arrancaban en el mes de mayo, ¿Qué van a hacer?
R:
Tan solo estaba avanzada una reserva de espacio sin fecha concreta. Por eso, para analizar este asunto hemos nombrado un Comité específico, en el que no solo participa la directiva, sino también otros vocales del Pleno y en el que se invitará a empresarios que puedan aportar ideas y decidir la conveniencia de cómo y cuándo hay que hacer estas Expos.
Estamos en un momento económico muy difícil y todos sabemos que las empresas no estamos para tirar cohetes, por eso queremos decisiones que resulten eficaces.

P: Esa participación abierta más allá del Pleno, ¿Obedece a la demanda que hacía la candidata alterna en su elección, para que la Cámara sea menos presidencialista?
R:
Sí, porque en realidad de lo que se trata es que cuando se organiza algo como una Feria Comercial, que pagan los empresarios, se haga de manera transparente y buscando la conveniencia de todos. Lo dijo la otra candidata, pero nosotros ya estábamos convencidos de que hay que imprimir más participación empresarial en la Cámara. De hecho, he propuesto ampliar el Comité Ejecutivo, no por el mero hecho de incrementar cargos, sino por dar cabida a más sectores empresariales, aunque todos los sectores ya tienen su representación en el Pleno y podrán participar en las Comisiones que se crearán para impulsar las distintas acciones.

P: En la función de Comercio Exterior que lidera la Cámara, ¿Qué aporta su experiencia?
R:
Bueno, tenemos posiblemente más presencia internacional que ninguna otra empresa de la provincia y eso significa que el camino que hay que andar para acudir al extranjero lo conocemos. No es un camino fácil, por lo tanto, cualquier conocimiento previo es una gran ayuda. Además, se trata de hacer real el lema de que la unión hace la fuerza, sobre todo en el mercado exterior.

P: ¿Se va a recuperar el papel de las antenas camerales?
R:
Estamos convencidos de que la Cámara tiene que llegar a la provincia y acercarse al empresariado. Pero hay que analizar la situación de cada caso.

P: Y con la que está cayendo, ¿Cuál es su mensaje para el empresariado en estos tiempos de crisis?
R: Yo ya he vivido otras épocas de crisis, de gran depresión, la del 92, 83 y 75, y lo primero que les puedo decir es que todas las crisis pasan. Lo que hace falta es mucho tesón, paciencia y poner la vista en el futuro, sin un paso para atrás, ni para tomar impulso.

Visto 1871 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.