Pedro Solís. Pedro Solís.

“Ir al cine cuesta como una copa, pero la copa dura menos”

PEDRO SOLÍS (Barcelona, 1968), Line producer en Lightbox Entertainment 

Es un tipo tranquilo, simpático, educado y muy modesto, no del tipo que lo es para que el otro le alabe, lo es de verdad. Con el primer corto que hizo, “La bruxa” logró un Goya, al poco, obtenía más “cabezones” formando parte del equipo que realizó “Tadeo Jones”. Ahora, está trabajando en dos largos, uno de ellos la segunda parte de las aventuras de Tadeo y, en sus ratos libres, ha dirigido otro corto “Cuerdas”, que se podrá ver en los Multicines de Guadalajara, de la mano de Baidefeis y junto al corto “A veces viene”, el jueves día 12 de diciembre. Hablamos con él sobre animación, cine...

Pregunta: Su corto “Cuerdas” ha sido seleccionado con otros 35 para competir en los Goya, ¿está más o menos nervioso que con “La bruxa” o “Tadeo Jones”?
Respuesta: Bueno, en realidad está preseleccionado, el 7 de enero, salen los cuatro finalistas seleccionados. Y respondiendo a tu pregunta, en este caso, estoy más nervioso que la primera vez. Como la otra vez estábamos en la vorágine de Tadeo Jones, no tuve tiempo de pensar en ello.

Ese año, los preseleccionados se supieron en Navidad, más tarde que este año, y pensé que ser elegido era algo normal. Y no era normal. No me daba cuenta de lo que estaba pasando y cuando se supieron los finalistas, ya sí me puse nervioso. Ahora, estoy más nervioso porque en estos tres años me he dado cuenta de lo difícil que es llegar a eso. En el primer corte, se han quedado grandes trabajos fuera y le aprietan a uno los machos.

P: Mucha presión, supongo
R: Presión en mi caso, no, quizá la responsabilidad de no fallar a la gente que quieres, porque les hace mucha ilusión.

P: Se va a estrenar en Guadalajara junto a “A veces viene”, ¿Miedo ante las críticas de sus vecinos?
R: Temor no, porque quien más o quien menos se acerque, me conoce, (ríe) digamos que es un público fácil, pero sí estoy nervioso. Como el día que lo presenté a mi familia en casa, traté de decir unas palabras y me emocioné. Es mucha emoción.

P: ¿La emoción es porque muestra una criaturita?
R: Es lo más parecido a tener un hijo (ríe) con la misma emoción lo presentas y sabiendo que cuando lo haces, nadie te dice: “Qué feo es tu hijo” (ríe) Se tendría que ir con más humildad, ahora, con el corto, no he recibido críticas. Pero claro, la gente que lo ha visto en casa, es la más fácil, es familia…

P: Bueno, no crea, en ocasiones, la familia suele ser la más crítica, ya sabe: donde hay confianza, da asco…
R: Mis hermanos, mi madre, mis cuñados… cuando lo vieron en casa, se hizo un silencio sepulcral, nadie decía nada… Pero era un silencio bueno.

P: Y, ¿no es un poco extraordinario que un corto se estrene en unos cines en estos tiempos?
R: No sé, no sé mucho de esas cosas. (ríe)

P: Quiero decir que antes, en las salas, se podía ver algún corto antes del largo, pero hace años que ya no. ¿Está el corto expulsado de las salas de proyección?
R: Como se han promocionado mucho los festivales de cortos, tampoco interesa que llegue muy manoseado. Aunque es cierto que no hay muchas posibilidades de que un corto se vea en una sala con un largometraje. Cuando yo era pequeño, se pasaban más a menudo. Recuerdo uno de imagen real antes de una película de Disney. Pero no me preocupan los cauces para que se vea mi corto. Si se plantea que se vea una película acompañado de “Cuerdas”, muy bien. Pero primero tiene que pasar por la ruta de los festivales.

P: Será un estreno disparejo: un corto de animación y otro de miedo…
R: Bueno, no he visto “A veces viene”, pero esto es el cine, cosas muy dispares.

P: ¿Cree que puede ser un primer paso, un ensayo, para que sea algo habitual, reunir varios cortos para un estreno?
R: En Guadalajara, ya se hace, con la MAC, mostrar varios cortos de gente de la provincia.

P: Me refiero a que paguen por verlo
R: Si no pagan para ver un largo, ¿cómo van a pagar por ver cortos?.

P: Pero han pagado cuando lo han puesto barato, con las últimas ofertas.
R: Es cierto, ha sido maravilloso y da qué pensar.

P: La entrada es cara.
R: Sí, más en estos tiempos, que la cosa está complicada, pero bueno, una copa vale más o menos lo mismo y dura menos. Tengo el corazón partido: lo veo como espectador y como partícipe. Una película de animación son cuatro años, con muchísima gente detrás.

Si la gente no paga por ver un largo, ¿cómo van a hacerlo para ver cortos?


P: Si el público supiera lo que hay tras una película, ¿pagarían la entrada?
R:
Cuando voy al médico, no me pregunto cuánto le ha costado sacarse la carrera… No tenemos que estar plateándonos qué hay detrás, porque detrás de todas las profesiones hay mucho. La realidad es que la semana que ofrecieron precios bajos, las salas se llenaron. Pero, hablando con un amigo, planteaba que, si siempre estuvieran bajos los precios, a largo plazo, ¿se mantendría el mismo público?. Es como las rebajas: si ese fuera el precio de la ropa todo el año, no sé si seguiríamos yendo todos a lo bestia. Pero es verdad que hay que plantearse cosas, para que la gente vuelva a las salas de cine.

P: Los espectadores son necesarios porque hacen que se retorne el dinero al productor. ¿Es fácil conseguir financiación para hacer un corto?
R:
No es ni fácil ni difícil, es imposible (ríe mientras lo dice). Para “La Bruxa” conseguí financiación autonómica (Junta de Castilla-La Mancha), del Ministerio de Cultura y de la Comunidad de Madrid. Pero en éste, todo el dinero que se ha puesto ha sido de mi bolsillo. Pero he contado con mucha ayuda gratuita y si les hubiera pagado, habría sido un dineral, porque esto no se hace en dos días como si fuera imagen real. Esto son muchos meses.

Además, he contado con la productora La Fiesta PC que ha puesto todo el material que es carísimo, material que alquilarlo cuesta un dineral. Para sacar los DVDs he contado con ayuda provincial y de la Junta, para mandarlos a los académicos.

P: Este estreno es una parada más en el proceso de muestra del corto, ¿dónde se ha podido ver?
R:
Ha empezado a moverse en festivales el 7 de noviembre, que fue el día que hablé con la empresa que se encarga de mover el corto por festivales. Que fue el mismo día que conocí que había sido preseleccionado para los Goya. De momento, ha sido elegido para verse en un festival en Galicia (este fin de semana), otro en la India la semana que viene, al que no podré ir. Pero las inscripciones se cierran mucho antes, meses antes, los festivales hacen eclosión cuando finalizan los Goya, en marzo, y ya se verá a partir de entonces.

P: Tras el éxito de “Tadeo Jones” parece que lo lógico es seguir con los largos, ¿por qué la vuelta al corto?
R:
Sigo haciendo largometrajes, estamos en la pre-producción de los dos siguientes largometrajes, que es mi trabajo diario. Este corto es lo que he hecho por puro placer, después del trabajo, porque era una historia que tenía que contar. Ya trabajo en largometrajes y estoy encantado con mi trabajo, pero ésta era una historia que tenía que contar, me ha obligado a hacerla, yo no quería (ríe), no podía no hacerlo.

P: Y estos dos proyectos, ¿cuáles son?
R:
Son “Capture the flag” que sería para 2015 y la segunda parte de “Tadeo Jones”, para 2016.

P: ¿Va a ser una saga como Indiana Jones?
R:
Ojalá. Eso significaría que el público lo sigue respaldando.

Si siempre estuvieran bajos los precios del cine, a largo plazo, ¿se mantendría el mismo público que cuando fue la oferta?

P: Quizá lo que llamó la atención de Tadeo, es que era la historia con un personaje español, pero internacional…
R: Uno de los guionistas es americano y trabaja en grandes producciones y se encargó de darle ese toque más internacional, antes era más provinciano y ha quedado al final entre castizo e internacional, una mezcla y ha tenido éxito de público.

P: Y de crítica, porque los Goya son crítica y ganó varios…
R: Sí, porque son más de mil personas que votan lo que quieren y decidieron que esa película era la mejor del año. Eso para mí fue grande.

P: ¿Y siempre hará animación, no se anima a imagen real?
R: Bueno, cuando tenía 15 años, elucubraba con ser director de cine y no se me ocurría pensar en animación, sino en imagen real, pero la vida te lleva por otros cauces. Es algo que no digo que no, pero lo desconozco, tengo ganas de ir a rodajes en Guadalajara para ver cómo se hacen las cosas y hacer lo que haya que hacer, llevar los focos o tirar cables… para ver cómo se hace con imagen real.

P: Parece que la animación es cosa de familia, porque su hermano Juan, trabaja también en esto, lo último “Frozen”, ¿no? ¿Ha participado en este corto como con “La Bruxa”?
R: Sí, también ha participado, es el modelador de personajes de “Cuerdas”. Además, ha sido supervisor de personajes en “Planet 51” y lleva muchos años trabajando para EEUU, es el genio de la familia y es el que me metió en este mundillo hace muchos años. Cuando vi los modelos que hacía, le dije que era lo que yo quería hacer, porque me encantaba. Aprendiendo de su mano, hasta que empecé a dedicarme profesionalmente a esto ya muy tarde, con 30 años. Tenía ya mi vida montada, estable y di un salto a la aventura gracias a mi hermano Juan.

P: ¿Tiene ahora alguna otra idea bullendo por convertirse en imágenes?
R: No quiero ninguna idea más (dice riendo), ahora es el descanso del guerrero, al menos un par de meses. Me apetece participar con algún amigo, modelando escenarios, me encantaría colaborar con otros.

P: ¿Es lo normal? ¿Que haya una red de apoyo dentro del sector ante la falta de financiación?
R: Bueno, de alguna manera, cuando vas a hacer algo, funciona por conocidos, tienes conocidos y les enseñas el guión y si les gusta, se embarcan. Pero es muy duro hacer un corto de animación. Vas tejiendo una red de gente.

P: Los 11 minutos de “Cuerdas”, ¿cuántas horas de trabajo llevan detrás?
R: Pues mira, los animadores de “Tadeo Jones” animaban 14 segundos por semana, que es muchísimo, si es solo un personaje. Si hay dos personajes, 7 segundos. Eso es una persona trabajando 8 horas diarias en una empresa. Así que, imagina una persona a ratos libres en casa… es mucho. Porque es un trabajo muy manual, aunque no lo parezca.

P: Me ha dejado ojiplática, solo 14 segundos…
R: Pues es muchísimo…

P: La animación ha avanzado mucho en los últimos años…
R: Es impresionante el nivel al que se puede trabajar hoy en día. Estamos en un momento muy bonito de la animación, porque se está llegando a unos niveles altos y en España hay gente muy bien preparada.

P: Parece que no lo valoramos, pero empresas españolas están trabajando para superproducciones de Hollywood.
R: La globalización lo ha conseguido. Antes era imposible plantearte aprender de esto, pero ahora, hay muchos cursos online donde puedes aprender con profesores de EEUU y gente muy buena y prepararse muy bien.

Los animadores de “Tadeo Jones” animaban 14 segundos por semana, que es muchísimo, si es solo un personaje. Si hay dos personajes, 7 segundos

P: ¿Es un nicho de trabajo?
R: Sí, de hecho lo es, porque la mayor parte del presupuesto de una película de animación se va en pagar los sueldos de los animadores. El presupuesto de una peli de animación de unos 8 millones de euros, en una película de imagen real es bastante, pero en animación significa que tiene un presupuesto justito, porque hay mucha gente trabajando. La mayor parte del dinero se va en sueldos de la gente. Es complicado conseguir financiación para una película de este tipo, pero cuando se logra, son más de 100 puestos de trabajo. Por eso, es un buen nicho de trabajo.

P: ¿Ayuda la subvención pública?
R: Para una película de animación, se necesita dinero privado. Para una peli pequeña de imagen real, la subvención pública es el todo. Pero para el presupuesto que manejamos nosotros, la ayuda pública es importante, pero no dependemos de ella, necesitamos el aporte privado sin duda.

P: ¿Está ahora bien la industria del cine española?
R: Yo creo que sí. Estamos en un momento majete, acaban de estrenar una buena película en Granada “Justin y la espada del valor”, hay otra película hispano-argentina en la que han trabajado muchos de los animadores de “Tadeo Jones” y tiene una pinta impresionante, dirigida por Campanella. El año que viene llega “Mortadelo y Filemón” de la mano de Javier Fresser y luego, nosotros llegaremos con “Capture the flags”… Creo que es un buen momento y ojalá siga así.

P: ¿Anima a la gente a ir al estreno el jueves 12?
R: Bueno, esto me da un poco de vergüenza, porque la mayoría de la gente que va a ir, la conozco de una u otra manera…


Visto 2462 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.