Magdalena Valerio :"Tengo el apoyo de la Ejecutiva, pero aún así voy a recabar todos los avales que pueda"

PROCESO DE PRIMARIAS EN EL PSOE DE GUADALAJARA

La delegada de la Junta, Magdalena Valerio fue la primera en el PSOE en anunciar su opción a ser candidata para las elecciones municipales de Guadalajara. Luego, lo hizo Araceli Muñoz, subdelegada del Gobierno. En esta entrevista, desvela sus planteamientos sobre este proceso, que llegará a votaciones sólo si el día 21 de septiembre su contrincante tiene los 76 avales necesarios. El pacto de ambas aspirantes es hablar ahora y dejar luego que el debate se limite al ámbito interno del partido. La entrevista se realiza en la sede del PSOE, el pasado martes.

 ¿Por qué decide presentarse para ser candidata a la Alcaldía de Guadalajara?
Porque creo que estoy en condiciones de poder aportar la experiencia que he acopiado a lo largo de todos estos años en mi devenir, no sólo en mi responsabilidad política, sino también en mi ejercicio profesional, en el sector público. Son cerca de 20 años de trabajo en esta ciudad y esta provincia, en tareas de gestión muy diversas y variadas. También, acopio experiencia en cuestiones municipales, seis años y pico como concejala.  En total, son seis años como portavoz, he probado cuatro años los banquillos de la oposición y dos años y medio en el Gobierno de Jesús Alique.

Tengo experiencia para ponerla a disposición de esta ciudad y quiero hacerlo, porque ésta es una ciudad en la que he decidido vivir. Soy alcarreña por decisión personal, pues cuando oposité me pude ir a cualquier otro sitio de España, pero decidí quedarme y echar raíces aquí.

Además, creo que trabajando en equipo puedo contribuir a que esta ciudad progrese y tenga el futuro que se merece y sus gentes también. Soy capaz de diseñar un proyecto muy participativo, no sólo con los militantes, sino con los ciudadanos, para el mejor futuro de Guadalajara.
Tengo ilusión, tengo ganas y, hoy por hoy, lo que siento en la calle, y lo que siento dentro del partido, es que tengo muchos apoyos. Y lo digo con mucha humildad, pues no llevo bien la autocomplacencia, suelo llevar mejor la crítica que los halagos, pero hay muchas personas que me ven cercana, me ven por la calle y me paran me cuentan o me dicen…

Usted adelantó su decisión de ser candidata al proceso interno de la selección. Si hubiera sabido que tendría rival dentro del partido, ¿La decisión hubiera sido la misma?
He meditado esta decisión y la he adoptado en mi fuero interno desde hace muchísimo tiempo, pero he querido ser discreta, ya que, soy la secretaria de la Agrupación Local, desde 2008, y pensé que no debía postularme hasta el momento oportuno. No vengo movida por que haya otra persona, lo hubiera hecho en cualquier caso.

La pregunta es al contrario, si le hubiera desmotivado el  saber que Araceli quería presentarse.
No, porque mi convicción es absoluta. Quiero, puedo y creo que debo, porque creo que conmigo de cabeza electoral, con un equipo y un programa que elaboraremos de manera participativa, tenemos muchas posibilidades de ganar el Ayuntamiento de Guadalajara en mayo de 2011. Y lo digo con respeto y prudencia, pues hay que esperar a que los militantes digan quien es el candidato o la candidata, en primer lugar, y en segundo, a que los ciudadanos ejerzan su voluntad popular.

El alcalde Antonio Román dice que usted es la candidata impuesta por Barreda….
No. Precisamente, ése es uno de los motivos por los que adelanté el pronunciamiento de mi candidatura al día 18 de agosto. Porque me estaban llegando rumores… Esta ciudad es lo que tiene, es una ciudad, pero tiene una dimensión humana en la que te llega rápidamente la rumorología… Pues algunos decían que yo no quería ser candidata, que me estaba presionando Barreda y el aparato del partido, porque encima era para perder. Por eso, Magdalena Valerio de manera voluntaria, porque soy mayorcita ya, sopesando eso sí mucho la decisión, decido anunciar mi candidatura.

Que el PP hable de candidatos impuestos resulta curioso. ¿Acaso han elegido los militantes del PP a Antonio Román para que sea el candidato al año que viene?  No, lo ha designado con su dedo María Dolores de Cospedal, que encima no tuvo ni la deferencia de hacerlo en Guadalajara, que lo anunció en Cuenca. Esa es la realidad. Yo soy candidata, porque he decidido de manera libre y voluntaria. No me impone nadie.

¿Cree que las Primarias son el mejor sistema para elegir candidato?

A cada uno le puede gustar más o menos el sistema de elección de candidatos de uno u otro partido. Pero cuando uno decide militar en un partido acata las normas de sus Estatutos internos. Habrá cosas que me gusten más o menos, yo no soy ni de los forofos de las Primarias, ni de los detractores. Si no hay más que un candidato o candidata que dé el paso adelante, pues vale. Pero si hay más personas, que en los supuestos que está previsto por el partido quieren optar a liderar una misma candidatura, pues no pasa nada. Es un proceso de democracia interna que a principio y a priori tiene más de positivo que de negativo, siempre y cuando se respeten las reglas del juego.

Está claro que el partido es el mismo, luego no va haber grandes diferencias ideológicas, ni de un programa que se ha de decidir después. Esto, como decía Lissavetzky, es ver quien dirige la orquesta. La partitura no la decide el que dirige la orquesta, sino entre todos, aunque el director defina la tarea de cada músico.
Yo he oído decir a alguna persona, que como hay militantes que quieren Primarias, dan el aval a fulanito, para que haya primarias, pero luego no le van a votar. Hay personas  tan forofas de las Primarias que son capaces de forzarlas bajo esta óptica. Ahora bien, el procedimiento está aprobado y, si hay varias opciones, son los militantes quienes dirán quién va a ser la candidata o el candidato del partido. Esto puede suscitar una participación beneficiosa.

Si es un mismo proyecto, ¿Qué diferencias hay más allá de dos caras diferentes?
Bueno eso lo tendrán que decirlo los afiliados. Somos dos personas con experiencia demostrada. Posiblemente, yo tenga un poquito más de experiencia en política municipal, pero las dos hemos tenido experiencia en distintas consejerías, y una trayectoria sobrada, dando muestras de que estamos preparadas.
Luego, cada una tiene su metodología de trabajo. Yo cuido mucho el tema del equipo, la participación y el acuerdo. Aunque también, tengo mi carácter. Que nadie se piense que Magdalena Valerio es solo una sonrisa. La sonrisa me sale de natural y no la pienso reprimir, pero procuro tomarme las cosas a la par, con sentido del humor y al mismo tiempo con seriedad y responsabilidad, ejerciendo la autoridad también cuando corresponde, lo que se dice dar un golpe en la mesa.

¿Su puesto como secretaria de la Agrupación Local es una ventaja? ¿Tiene el apoyo de la Ejecutiva Local?
No sé si es una ventaja. Cuento con el apoyo de la Ejecutiva Local desde el lunes por la noche. Ha sido un apoyo unánime, tras una amplia participación de intervenciones, en la que una sola persona ha votado en contra, pero no porque no quiera que yo sea candidata, sino porque prefiere el proceso de Primarias. Yo planteé a la Ejecutiva que, al margen de lo que ellos decidiesen, quería recoger los avales. No es para impedir que cualquier otra persona los recoja, sino porque como me han llegado rumores que dicen que soy la candidata impuesta, no ya sólo desde el PP, sino también desde otros ámbitos, quiero demostrar que Magdalena Valerio también tiene el apoyo de las bases del partido. Voy a recabar el aval de cuantos quieran dármelo, aunque ya con el apoyo de la Ejecutiva podría ir adelante.

¿Va a recabar apoyos del partido fuera del ámbito de los militantes convocados al proceso?
No. Yo no voy a jugar esa baza y tengo la convicción de que Araceli tampoco lo va a hacer. No queremos que éste sea un proceso en el que el partido se divida, sino un proceso que sirva para reforzar al partido y haya más debate interno y la candidata salga reforzada para enfrentarse en las municipales. Yo espero que no veamos algunas cosas que estamos viendo en las Primarias de Madrid que a mí no me gustan nada. No voy a organizar ningún tipo de folclore, que no comparto en absoluto.

Al final es una decisión, si se llega a votar, que sólo corresponde a 376 afilados, ¿No son pocos?
Bueno, eso es lo que marcan los Estatutos del partido, si hay más personas que quieren participar en este debate, han tenido tiempo de haberse afiliado al PSOE en estos años. Si a usted le parecen pocos 376, no sé la ciudadanía lo que pensará de que Antonio Román sea candidato por decisión de una sola persona, Dolores de Cospedal. Yo me quedo con lo que tengo que son los militantes de mi partido, que además es un partido abierto, donde le puedo asegurar que existe el debate y la participación para éste y otros muchos temas. También, tenemos simpatizantes que participan.

¿Cree que le va a pasar factura el haber dejado colgada una legislatura como concejala por marcharse a Toledo?
No lo creo. Las personas que nos dedicamos a la política trabajamos en equipo y no podemos planificar nuestra carrera. El partido nos llama para uno u otro cometido y tienes que estar disponible. Además, creo que no me he caracterizado por dar espantadas nunca y he ido compatibilizando tareas siempre que ha sido posible, pero también dispuesta a ir donde se me ha necesitado.

¿Qué pasa si pierde las Primarias?
No pasa absolutamente nada, aunque confío en no perderlas.

¿Y si las gana, pero luego pierde ante Antonio Román?

Yo, como dice mi hija que estudia psicología, visualizo lo positivo. Creo que voy a ser la candidata porque voy a contar con el apoyo de los militantes y apuesto que voy a ser la próxima alcaldesa de esta ciudad, porque voy a luchar por ganarme la confianza de la ciudadanía de Guadalajara, con un proyecto que ilusione, incluso para romper la abstención.
En el hipotético caso de que no lo quiera el electorado, como he hecho siempre, daré la cara. En política, hay que estar a las duras y a las maduras y he practicado siempre esto, nunca me ha gustado la gente que quiere estar al plato y a las tajadas. Cuando di el sí quiero a la política activa, me hice una propuesta firme, que la política no me cambie y a mi gente más próxima siempre le tengo dicho que me avisen si ven que me estoy endiosando o si pierdo el criterio. Yo le debo mucho a mucha gente que ha confiado en mí, siento una gran carga de responsabilidad, porque oí muchas cosas en la Ejecutiva que no puedo desvelar, que me hizo ver que hay grandes expectativas puestas en mí,  pero no quiero cambiar, quiero seguir siendo yo misma.

¿Con este paso se resarcen sus ganas de primarias paradas en el 98?

En aquel momento, no se dio el paso adelante. Ahora, ya se ha dado. Tanto entonces como ahora, si me planteé ser candidata es porque creí que era una buena opción para que mi partido obtuviera el mejor resultado. Con humildad, porque luego son las urnas las que nos ponen a cada uno en nuestro sitio.

 

Visto 1927 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.