Silvia Valmaña, candidata al Congreso del PP por Guadalajara. Silvia Valmaña, candidata al Congreso del PP por Guadalajara.

Valmaña: "Decir que se va a votar no al trasvase es hacer demagogia"

Silvia Valmaña (Guadalajara en 1963), vuelve a ser cabeza de lista del PP al Congreso por Guadalajara. De su primera experiencia como cargo electo no tiene una buena imagen de lo vivido en el Congreso de los Diputados donde dice que ha observado durante estos seis meses más postureo que sustancia. Asegura que encara la nueva campaña con más ilusión y con menos nervios que la primera vez, "pero sin atosigar al ciudadano". Apela al voto del PP, como única garantía de futuro ante unos extremismos que le preocupan, no solo como política, sino incluso dice que como madre (tiene cuatro hijos). Sus respuestas no varían mucho de lo dicho hace unos meses, pero se reafirman, con más seguridad desde un lenguaje sencillo que apela en referencias constantes a su propia existencia vital, donde la familia, es lo más importante. Eso y que afila más la crítica a los contrincantes, sin perder la sonrisa ni el discurso argumentado.

 P.- Se repiten las elecciones, utilizando el símil de educación, ¿esto significa que los partidos han suspendido?
Significa que no hemos sido capaces de llegar acuerdo. El PP ganó las elecciones el 20 de diciembre, donde los españoles dijeron alto y claro lo que querían,  pero donde hubo algunos partidos que no quisieron negociar con la fuerza más votada. Es un suspenso para todos los partidos pero algunos con un muy deficiente, porque lo que han hecho es intentar escenificar unas posibilidades de acuerdo que realmente no existan.

P.- ¿Cómo ha sido su experiencia estos seis meses en el Congreso?
Lo que yo he visto es que ha habido mucho postureo y mucha fotografía, donde resultaba muy chocante lo que se veía por los pasillos de pose. Ha habido mucha escenificación y muy poca sustancia y lo que los españoles quieren es justo lo contrario, soluciones reales y menos postureo.

P.- El lema del PP para el 26J es “A favor”, ¿eso quiere decir que todos los demás van en contra?
En cierto modo sí. Lo que querían todos los partidos es que Mariano Rajoy no gobernaran, por intereses de partido o incluso por intereses personales. Nosotros estamos a favor de España y de los españoles, a favor de profundizar en las reformas que nos han traído hasta aquí, recordando que el punto de partida en 2011 era muy malo, y que ahora aunque no estemos en la mejor solución, porque tenemos que mejorar, hemos conseguido salvar una situación que parecía imposible. Nadie daba un duro por España y ahora somos un referente en Europa. No queremos volver atrás ni perder todo lo ganado y el único partido que garantiza esto es el PP.

  Lo que los españoles quieren es soluciones reales y menos postureo



P.- ¿Cómo va la campaña?¿No está cansado el ciudadano de los políticos?
Hay de todo. Hay gente que nos dice que a ver si esta vez ya es la buena y gente que si muestra cansancio, pero a la mayoría de la gente que se acerca a nosotros la veo ilusionada. Los políticos debemos ser más respetuosos en campaña, porque lo que es cierto es que tampoco podemos atosigar al ciudadano con carteles o pancartas.

P.- Pero al final es el PP el único que no está poniendo carteles...
Efectivamente, porque nosotros cumplimos lo que decimos. Dijimos que no íbamos a gastar más en campaña en lo necesario. No es necesario poner carteles porque los candidatos somos los mismos y la gente nos conoce. Hay que ser consecuente con lo que se dice.

P.- Todas las encuestas apuntan que el PP seguirá siendo la fuerza más votada ¿da esto tranquilidad?
Da una enorme responsabilidad. Las encuestas también hablan de un 30 por ciento de gente que no tiene decidido su voto y hay que conseguir que esas personas elijan al PP, porque es la mejor opción de futuro, la más responsable y la más realista. Tenemos que conseguir que la encuesta del día 26 sea la mejor encuesta para España.

P.- La pérdida de votos de Ciudadanos que apuntan las encuestas en Guadalajara, ¿posibilita el segundo diputado para el PP?
Lo que apuntan las encuestas con bastante solvencia es que Ciudadanos no va a conseguir ningún diputado por Guadalajara. O eso significa que el PP consigue el segundo diputado, o significa que será un voto perdido que acabará favoreciendo al voto radical, y esto es lo que debe reflexionar el ciudadano a la hora de votar.

P.- Usted ha vivido la experiencia de un primer debate electoral ¿valen para algo los debates?
Sí, creo que es un modo de llegar a la gente y que es bueno contraponer las ideas. Además muchas veces sirven para deshacer los mitos que se propagan sobre los políticos, como cuando tratan de decir que llevo viviendo toda la vida de la política. Por poner un ejemplo está el debate nacional a cuatro, donde Mariano Rajoy en el debate a cuatro fue el único que dio visión de estado.

P.- Ustedes hablan recuperación económica, pero los ciudadanos dicen que no sienten esa recuperación…
Se está empezando a sentir. Hemos recuperado un millón y medio de puestos de trabajo que se han destruido durante la crisis. Sabemos cómo crear empleo y lo estamos demostrando, creando medio millón de puestos de trabajo al año. Con esta proyección estamos convencidos que la recuperación llegará a todos y que los jóvenes tendrán un futuro, porque tienen ganas de trabajar.

Valmana2

P.- En estos seis meses el PP ha vivido nuevos casos de corrupción entre sus cargos ¿Va a  pasar esto factura en las urnas?
No se si pasará factura, pero a mí es algo que me enfada y mucho. Me enfada que  haya personas capaces de aprovechar la responsabilidad que se pone en sus manos para beneficio propio. Y esto no solo ocurre en el PP, ahí esta la condena de Hernández Moltó por una nefasta gestión en Caja Castilla-La Mancha, o denuncias a partidos nuevos, supuestamente limpios, que financiaban sus campañas con fondos municipales…

P- ¿Le sirve de consuelo el mal ajeno?
No, no, no se trata de eso. Lo que quiero decir es que la corrupción atañe a personas y no me atrevo a calificar a todo un sistema de corrupto. Creo que el PP está actuando bien en este sentido, buscando un equilibrio entre la presunción de inocencia de las personas y la responsabilidad política, actuando con prontitud y contundencia. Están enfadado los ciudadanos y estamos enfadados los responsables políticos que tenemos compañeros que realmente no lo son.

Con la corrupción están enfadados los ciudadanos y estamos enfadados los responsables políticos que tenemos compañeros que realmente no lo son



P.- ¿Hay debate interno en el PP sobre la continuidad de Rajoy, o es algo que inventamos los medios?
No soy una voz autorizada para hablar, porque no estoy en la cúpula del PP.

P.- No me refiero a la cúpula, sino al debate en las bases del partido…
Supongo que habrá gente para todo, pero lo que yo pienso es que a Mariano Rajoy no se le ha reconocido el gran mérito y la gran aportación que ha hecho para España. En España somos bastante caínitas y tampoco se reconoció la figura de Suárez. Pienso que con Mariano Rajoy pasa algo parecido y que hasta que no haya distancia no se le reconocerá su trabajo. No obstante, estoy segura que Mariano Rajoy tiene la confianza de todo el Partido Popular para seguir liderando este proyecto.

P.- La mayoría del PP, parece que no volverá a ser suficiente para formar Gobierno ¿Qué va a pasar después del 26J?
Los políticos deben de ser responsables con lo que mandan los ciudadanos. Hay personas que defienden las primarias en sus partidos y luego no son capaces de asumir cuál es la fuerza más votada.

P.- ¿A usted le da miedo un Gobierno de Podemos?
A mí me preocupa. Estamos viendo lo que Podemos hace, cómo gobierna en Madrid o en Cataluña y cual es el efecto de las políticas radicales, como en Grecia, que han bajado un 30% las pensiones. Son unos señores que no saben gestionar, que son el comunismo más rancio y que quieren poner patas arriba España. Hemos visto lo que pasa en Venezuela o en Grecia y eso yo no lo quiero para España.

Podemos es el comunismo más rancio que quiere poner patas arriba a España.



P.- El agua, más en concreto el trasvase, vuelve a ser tema central de la campaña ¿usted dice no al trasvase?
El PP dice en toda España lo mismo, igual en Guadalajara que en Murcia. Decimos que el agua es un bien escaso y que hay que lograr un gran pacto nacional por el agua y que el problema no se resuelve confrontando territorios. Hay algunas postura muy demagógicas sobre el agua, como la del candidato del PSOE que dice que no va a votar al trasvase, cuando todos sabemos que no tiene que votar nada de esto, porque no va a estar en el Consejo de Ministros. Nadie vota a los trasvases en el parlamento y se engaña a la población con esta demagogia. Cuando ha gobernado el PSOE los trasvases se han continuado haciendo y luego derogó un Plan Hidrológico nacional a cambio de nada, perpetuando una situación no deseada.

P. - En el PP presume de ser buenos gestores, pero el déficit y la deuda pública crece. ¿Cómo se explica?
Nos encontramos una situación económica desastrosa  tanto a nivel nacional como autonómico o local, porque allí donde gobernaban ha supuesto la ruina. Lo que hemos hecho ha sido asumir las deudas y sacar las facturas de los cajones. Cuantificar lo que antes se ocultaba. Es un déficit que el PP no ha creado, sino que ha aflorado, que es muy diferente. Debemos dinero a los bancos pero tenemos las cuentas claras.

P.- ¿Porqué el PP defiende el papel de las Diputaciones provinciales?
El desconocimiento de algunos partidos sobre lo que es la realidad de algunas provincias, como la de Guadalajara, es tremendo. Muchas personas viven todavía encuentro pueblos, que son muy pequeños, pero que son nuestras raíces y nuestra realidad y que tienen que tener servicios y cercanos. Nosotros defendemos un desarrollo rural que permita fijar una población al territorio.
En este papel las Diputaciones no es que sean importantes, es que son esenciales, porque son las que permiten a los municipios mantener su identidad pero recibiendo todos los servicios públicos, que no se pueden prestar a más de 600 kilómetros de distancia. Me parece impresentable que algunos apelen al modelo de las comunidades uniprovinciales que son las que no tienen Diputaciones. Sobre el mismo territorio no puede haber dos administraciones, pero Castilla-La Mancha no es la Rioja, es una comunidad muy amplia. Las Diputaciones son algo útil que responde a nuestra tradición jurídica y territorial, que ahora se quiere cambiar por  un invento improvisado, solo porque algunos hacen uso de un discurso populista y demagógico.

P.- ¿No habría que acabar con las fronteras sanitarias en vez de conveniar servicios?
La Sanidad es universal y la forma de suministrar el servicio público es lo que puede variar, pero no creemos que las fronteras sanitarias tengan que existir. Guadalajara ha sido tradicionalmente la provincia olvidada de los gobiernos socialistas. Yo quiero el mismo trato para Guadalajara que otras provincias como Ciudad Real que tiene varios hospitales. Guadalajara solo tiene un hospital y no tiene toda la cartera de servicios. reclamamos que todos los servicios sanitarios se presten en Guadalajara, pero mientras eso no se produzca, lo menos que puede hacer el Gobierno autonómico es que los ciudadanos de Guadalajara puedan ser atendidos en Madrid. Lo que no tiene ningún sentido es que con excusas de mal pagador se ponga en peligro un convenio sanitario que hoy por hoy es esencial para tener los mismos derechos que el resto de ciudadanos de Castilla-La Mancha.

P.- Las últimas inversiones estatales en Guadalajara, como el Parador de Molina o los nuevos juzgados no avanzan ¿Cómo están en realidad?
Es verdad que en estos últimos cuatro años las inversiones no han sido grandes, porque la situación de crisis exigía otras prioridades como la Sanidad, la Educación o las pensiones. Es verdad que los proyectos no avanzan a la velocidad que nos gustaría, pero el dinero está, y está en los Presupuestos del Estado, que es la garantía. Espero que cuando el Gobierno deje de estar en funciones avancen más rápidamente. También espero que en un escenario de recuperación económica, seamos capaces de atraer nuevas inversiones para Guadalajara que ha sido la gran olvidada delos gobiernos socialistas.

En el escenario de recuperación económica tenemos que atraer más inversiones para Guadalajara



P.- Dentro de esas inversiones estatales, ¿usted reivindica el castillo de Cifuentes, que es su pueblo, y que el PSOE dice que olvida?
Sí claro. Pero hay que recordar que el castillo de Cifuentes tenía un proyecto de rehabilitación a partir del 1% Cultural hace años, cuando el alcalde era del PP, que a la Junta no le gustó y puso todas las trabas. Cuando en 2004 Cifuentes pasa a tener alcalde socialista y Zapatero estaba en el Gobierno no hubo nuevo proyecto, nadie se acordó del castillo de Cifuentes. Ahora que la situación económica es delicada y que el 1%, que ahora ya es el 1,5%, pero que es una cantidad menor porque son menores las inversiones estatales, vuelven a acordarse del castillo de Cifuentes, cuando los Gobiernos de Bono, Barreda o zapatero, nunca hicieron nada, de hecho en la actualidad, ni siquiera se puede acceder, porque en estos 12 últimos años ha sufrido un deterioro muy importante. El PSOE pega fuego a las situaciones y luego viene a decir que el bombero no es diligente. Qué no me cuenten a mí que pasa con el castillo de Cifuentes, que es mi pueblo y que además todos los cifontinos saben lo que pasa, porque a la gente no se le puede engañar con promesas eternas.

valmana3

P.- Otro proyecto futuro de Guadalajara es el del campus universitario que dicen que peligra...
Y así es si nos remitimos a los hechos. Los hechos son que Antonio Román, Maria Dolores de Cospedal, la Universidad de Alcalá de Henares y el Ministerio de Defensa firmaron un convenio para desarrollar el campus en el centro de la ciudad que era el que Guadalajara demandaba y que  tenía unos plazos y unas cantidades. El Ayuntamiento de Guadalajara cumplió su parte, pero la comunidad autónoma, con la llegada de Page, no cumplió su parte. Lo que está haciendo García-Page es dilatar las cosas a ver si se mueren. Pagar en cuatro años significa que la propiedad no es de la Junta y que no puede empezar  ninguna obra hasta dentro de cuatro años y esto significa que se retrasa la solución a un problema, porque como no es su proyecto quieren demolerlo. La propia Universidad de Alcalá de Henares es la que dice que en Guadalajara se invierte menos por cada alumno que en el resto de Castilla-La Mancha,  que menos que en Guadalajara tengamos lo mismo y ese campus que otras provincias si tienen.

P.- Siguiendo con Educación, la LOMCE cosecha más críticas que aplausos…
No tenemos criterios para evaluar la LOMCE, porque su recorrido es muy corto y para evaluar una Ley Educativa hay que tener perspectiva en el tiempo. Lo que si sabemos es que las leyes socialistas en Educación solo han servido para incrementar el fracaso escolar y el abandono escolar. la LOMCE es una Ley que nace con el propósito de ofrecer los mismos derechos y garantías a los alumnos, porque hoy por hoy, por ejemplo una hija mía se examinaba de la Selectividad, y se encuentra que Guadalajara no hace las misma selectividad que el resto de provincias.  En Guadalajara se examinaban de 17 autores de filosofía y en Murcia de 6. Esas desigualdades es lo que quiere corregir la LOMCE con una filosofía unificadora que acabe con beleidades autonómicas.

P.- Si usted sale elegida, ¿su compromiso es para cuatro años?
En principio sí, pero las cosas hay que tomarlas día a día. No me planteo futuros políticos pero sí asumo la responsabilidad de la confianza que el partido ha depositado en mí.

Visto 2550 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.