“Ver algo realizado hace 100 años siempre me ha emocionado”

JOSÉ ANTONIO RUIZ ROJO, experto cinéfilo

El profesor José Antonio Ruiz Rojo, el Profesor Rojo, como le llaman algunos, no es simplemente el profesor de filosofía del Instituto de Alovera, también es una persona doctorada en filosofía y licenciada en historia, psicología, filología alemana y un autodidacta que presume de poseer más de 30.000 libros, pero sobre todo es una persona amante y entendida en Música Clásica y en buen Cine. Nos ha concedido una entrevista en el descanso de una reunión que celebró con unos amigos el pasado lunes en el Bar Chinaski, donde pronunció una conferencia sobre cine antiguo.


P.-- José Antonio, el Profesor Rojo es muy conocido y querido por los cursos que realiza en diferentes centros y para diferentes públicos en Guadalajara. Las materias son de lo más variadas ¿A que se debe esa diversidad de temas?
R.-- Doy cursos de casi todo, sobre todo de la parte que podríamos llamar de letras, historia, arte, filosofía, incluso di uno de lógica en el centro cultural de ibercaja, antes daba allí cursos de los temas más “extraños”. Yo siempre he buscado algo que además de conocerlo, podría saber más, porque me gusta este tipo de retos. Elegía un tema y me preparaba, aprendía, me interesaba mucho porque no era algo que conocía del todo cien por cien. Hablar siempre de lo mismo llega un momento en el que, bueno…Yo quería algo en lo que, aunque no puedes partir de cero porque eso sería un fraude a los oyentes, sólo necesitaba profundizar más.

P.- Además de su actividad en la enseñanza también ha publicado.
R- Todos los libros que tengo son de cine o fotografía y algún trabajo sobre filosofía en revistas especializadas, sobre todo son libros de historia del cine de fotografía antigua en Guadalajara y también colaboro desde 1994 con “Ritmo”, una revista de música clásica donde hago trabajos de crítica de discos y también hubo un momento en el que hice “temas”, cinco páginas de revista cada mes sobre algún tema relacionado con la música pero, digamos original.

P.- ¿Cúal es su actividad principal docente?
R- Hago conferencias en universidades pero donde yo trabajo oficialmente es en un instituto, he cambiado de centro a lo largo de los muchos años que llevo en la enseñanza, en la actualidad soy el profesor de filosofía del Instituto de Alovera.

P.- ¿Sólo es profesor de filosofía?
R.- Además de la Licenciatura en filosofía hice también el doctorado. Hice historia, hice psicología, hice filología alemana y aprendí por mi cuenta muchas cosas, porque yo he leído mucho, sobre todo, lo que he hecho, es leer mucho. Puedo tener 30.000 libros, no los he contado, pero por ahí.

P. -¿Dónde se guardan 30.000 libros?

R.- Tengo mi casa que está hasta arriba de libros, luego tengo un trastero encima que está igual, además me compré un trastero grandecito y, aunque todavía cabe algo, ya está bastante lleno, en casa de mi padre tengo algunas cosas y en la casa que me compré en Atienza también tengo cosas. También tengo un montón de películas en VHS grabadas de televisión en la época en la que echaban películas antiguas, no ahora. Tengo películas que me ceden algunas filmotecas, videos de distribución restringida dentro del círculo de historiadores del cine, pertenezco a una asociación de historiadores del cine, y he organizado en Guadalajara cinco ediciones del Congreso sobre cine aficionado, el único que hay en España, con ponencias de historiadores de cine sobre todo nacionales y algunos internacionales, que se recogían en actas y se imprimía. Estaba financiado por la Diputación, ahora, con la crisis, no se puede celebrar, antes se hacía cada dos años. Incluso hubo un momento en que se convirtió en una cita obligada para cualquier historiador del cine en España, ya que es lo único que hay sobre el cine aficionado en este país y de lo poco que hay internacionalmente.

P.- ¿De dónde viene su gran afición por el cine?
R.- Mi afición anterior al cine es a la música clásica. Bueno, a mi siempre me ha gustado ver cosas antiguas, ver cine antiguo, o sea ver algo realizado hace 100 años a mi siempre me ha emocionado, sea lo que sea, y a partir de ahí, empecé a interesarme más por los aspectos técnicos y de historia de cine y yo creo que terminé leyendo todo lo publicado no solo en castellano sino también en otros idiomas, domino el alemán, pero tampoco tengo problemas para leer en inglés, francés, italiano e incluso en catalán porque estuve cuatro años viviendo en Lérida.

P.- Siempre habla de cine antiguo, muy antiguo. ¿Acaso el cine actual no le merece respeto?
R.-- Sí, el cine actual también merece mi respeto, lo que pasa es que es otra cosa. Cuando veo una película actual lo único que me importa es ver si está bien hecha, si me gusta, pero no tengo esa emoción de algo que tiene 80 años. Debe ser algo “freudiano”, yo veo algo antiguo y simplemente por eso, ya me parece interesante. En cambio, veo algo nuevo y puede ser bueno o malo, pero lo miro con frialdad, está hecho ahora mismo, esas personas que estoy viendo están todas vivitas y coleando; y podría encontrarme con ellas por la calle, eso no tiene ese aura de misterio que tiene algo más antiguo. No es por otra cosa.

 

P.- A bote pronto. ¿Cual sería su “Top 3” de películas mudas y sonoras del cine mundial?
R- Bueno te digo ahora tres y el próximo día que me pregunte le digo otras tres totalmente diferentes.

P.- Sí, por eso he dicho a bote pronto, sabemos que es algo muy relativo...
R. - Bueno, te puedo decir tres pero ya le digo que por decir algo, mañana te diría otras distintas. ¿De ficción? Porque a mi todo lo que es tipo documental me gusta mucho, pero de ficción, mudas, hombre por supuesto que “El Acorazado Potemkin” es una de ellas, de cine Soviético. Luego pondría “El Gabinete del Doctor Caligari”, como alemana y para terminar cualquier película de los años dorados de Hollywood, de los años 20, de gran presupuesto, “El Gran Desfile” de King Vidor, es un alegato pacifista posterior a la primera guerra mundial.


Debe ser algo “freudiano”, yo veo algo antiguo y simplemente por eso, ya me parece interesante

P.- ¿Y de cine sonoro?
P. - Del Cine sonoro pues “Ordet” (La Palabra) de Dreyer; además alguna película de cine negro de Tourneur, “Out of the past”, aquí la tradujeron como “Retorno al Pasado” y luego cine europeo no pondría, pondría una americana, algún Hitchcock, “Vértigo” sí, por una razón, a mi me parece que “Vértigo” tiene una de las mejores bandas sonoras de la historia del cine, o sea como aficionado a la música ya te digo que Bernard Herman, compositor habitual de Hitchcock consiguió ahí una partitura que es mucho mejor que muchas partituras de compositores clásicos de conciertos. “Vértigo” es el “Tristán e Isolda” de Herman, y no soy el único que lo dice, hablando de esto con otros críticos si que me han reconocido que “Vértigo” es uno de sus favoritos. No solo como película, que me parece magistral también, sino por la banda sonora. Ésta yo la pondría delante de “Psicosis”, que también tiene banda sonora de Herman, pero la música de “Vértigo” es un mundo en sí misma.

P.- ¿Qué opina del cine Español?
P.- Tengo que reconocer que hay una cosa que no me gusta en el cine español de los últimos 20 ó 30 años, no me gusta lo mal que hablan los actores jóvenes, quieren hablan como si estuviesen en la calle y mira, no se puede hacer eso, o sea el realismo no viene por ahí, el realismo no viene por que balbucees y no vocalices, no es por eso por lo que te haces más realista, yo no me creo más, que seas un preso de una cárcel porque hables mal, tendrás que utilizar un registro distinto; pero vocalizar es otra cosa, y yo, la verdad, la mitad de las cosas que dicen no las entiendo, porque están mal actuadas, mal pronunciadas, es un defecto de los últimos años del cine español, no se cuida la dicción.

P.- Para terminar ¿Existe alguna película de cine español por la que sienta especial interés?
R.- Casi me quedaría con una película en la que los actores secundarios sean importantes. Porque lo mejor que ha tenido el cine español hasta tiempos recientes han sido sus actores secundarios. Un actor como José Luis López Vázquez en “Atraco a las tres”, yo creo que eso solo lo ha tenido el cine español y el cine italiano. En películas corales, de muchos actores, el cine español y el cine italiano son los que mejor lo han hecho. En fin, por mostrarme como cinéfilo podría decir una película hecha en los años 40, “Vida en sombras” protagonizada por Fernando Fernán Gómez que es una reflexión sobre el cine, es cine sobre el cine; es de Lorenzo Llobet-Gràcia, que murió bastante joven. Esa película cuando se dio a conocer en las filmotecas y demás, todo el que la veía se emocionaba, es como un “Cinema Paradiso” antes de que existiera, en el año 47. Esta película respira amor por el cine, era además un cineasta amateur. Hay una versión en DVD restaurada bastante mal, esperemos que la vuelvan a restaurar mejor, y esa es sin duda la mejor película del cine español de los años 40 y yo diría que la mejor película del cine español hasta la muerte de Franco.

Visto 1667 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.