En Guadalajara ya se testó hace una semana un aumento histórico del covid en aguas residuales

En Guadalajara ya se testó hace una semana un aumento histórico del covid en aguas residuales

Los análisis que se llevan a cabo en las estaciones depuradora de aguas residuales dentro  del proyecto que dirige el Ministerio para la Transición Ecológica, VATar-Covid-19, para seguir la concentración de covid en las partículas del virus llegan al sistema de alcantarillado a través de las heces de personas infectadas determinan que en Guadalajara, entre los días 12 y 18 de diciembre ha habido un aumento significativo, del 1,26, mayor que el máximo histórico.

El de la depuradora de Guadalajara es el mayor aumento, tras Bilbao, entre las cinco estaciones que destaca el informe con máximos históricos, donde se suma una de Segovia, otra de Madrid y una más de Oviedo. Se suman a los aumentos algo menos pronunciados en otras seis estaciones de Albacete, Talavera de la Reina (Toledo), Bilbao, Barcelona, Cuenca y Cáceres.

Los resultados del informe semanal del proyecto que dirige el Ministerio para la Transición Ecológica, VATar-Covid-19, y para el que se tomaron muestras entre los días 12 y 18 de diciembre, han arrojado los niveles más altos de la serie histórica que comienza en junio de 2020, registrándose de media en las estaciones depuradoras del proyecto más de 1 millón de copias genéticas de SARS-CoV-2 por litro.

Estas cifras no se habían alcanzado hasta la fecha, ni siquiera en la cuarta ola, la registrada las navidades pasadas, cuando el 27 de enero España alcanzó su pico de incidencia acumulada, con 899,93 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, ahora este dato se sitúa en 784,20 casos por cada 100.000 habitantes.

Las partículas del virus llegan al sistema de alcantarillado a través de las heces de personas infectadas. Y, aunque no todos los contagiados expulsan el SARS-Cov-2 a través del tracto digestivo, los estudios científicos que se han elaborado a lo largo de la pandemia han mostrado cómo las aguas residuales reflejan los aumentos en la incidencia antes incluso de que llegue a las estadísticas. Por ejemplo, un estudio publicado en 'Nature Biotechnology' en 2020 ya apuntaba a que los datos de los lodos estaban adelantados entre 6 y 8 días a las pruebas positivas de diagnóstico.

Ocurrió en la cuarta ola del coronavirus en España, cuando dos semanas antes del pico, en la semana del 3 al 9 de enero, se registró el mayor incremento en los niveles del virus en el lodo, con seis estaciones registrando un incremento muy alto, y otras nueve registrando aumentos algo más suaves.

El sistema, no obstante, no sirve para calcular el número total de personas infectadas. Pueden excretarlo personas asintomáticas, presintomáticas, sintomáticas y mal diagnosticadas, lo cual dificulta las estimaciones. Además, la mitad de los infectados no expulsan el virus por las heces y entre quienes sí lo hacen, la cantidad de partículas y el periodo durante el que se hace depende de cada individuo.

Visto 561 veces