La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial de este miércoles. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial de este miércoles.

Sanidad y las comunidades pactan revisar la ley que endurece el uso de mascarillas

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado en el Consejo Interterritorial celebrado este miércoles revisar desde el punto de vista técnico la ley que endurece el uso de mascarillas en espacios públicos al aire libre, que ha entrado hoy en vigor. Las conclusiones de esta revisión se trasladarán al siguiente Consejo Interterritorial, en el que se decidirá si se actualiza la norma.

"Hemos acordado trabajar de manera técnica para, dentro del margen que posibilita la ley, intentar elaborar unos criterios técnicos, que podrían aportar algunas pautas para el próximo Consejo Interterritorial", ha asegurado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la rueda de prensa posterior al Consejo de este miércoles. "Espero que en ese margen de actuación podamos encontrar un espacio para poder aplicar esta ley de la manera mas actualizada y, sobre todo, contextualizada posible", ha añadido.

Según Darias, "ha transcurrido mucho tiempo desde que se aprobó el decreto ley hasta la tramitación parlamentaria final", y por este motivo "puede que sea necesario intentar buscar en el margen de ese marco legal, si así a nivel técnico se estima, una actuación armonizada y contextualizada".

La distancia de 1,5 metros ya no es una excepción

Según la nueva norma aprobada y que será revisada, conocida como ley de "nueva normalidad", la distancia interpersonal de 1,5 metros ya no es una excepción a la hora de llevar mascarilla en espacios públicos al aire libre. Hasta ahora, la norma estatal obligaba al uso de mascarilla en este tipo de espacios solo cuando existía una distancia inferior a un metro y medio, aunque algunas comunidades autónomas habían endurecido por su cuenta esta exigencia.

La norma mantiene la obligación para todas las personas, a partir de los seis años, de usar mascarilla en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público. A partir de ahora, se necesitará mascarilla para actividades como tomar el sol en playas o piscinas, que eran excepciones que muchas comunidades autónomas contemplaban.

El texto mantiene las excepciones previstas hasta ahora, ya que el uso de la mascarilla no se exige para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por su uso. Tampoco es obligatoria para aquellos que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización. Igualmente, no será exigible en el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre.

Visto 149 veces