Araceli Rosario Hidalgo, una mujer de 96 años que reside en el centro para personas mayores 'Los Olmos', en Guadalajara, ha sido la primera española en recibir la primera dosis de la vacuna. Araceli Rosario Hidalgo, una mujer de 96 años que reside en el centro para personas mayores 'Los Olmos', en Guadalajara, ha sido la primera española en recibir la primera dosis de la vacuna.

Araceli, una residente de 96 años de 'Los Olmos' en Guadalajara, la primera española en vacunarse de covid

Araceli Rosario Hidalgo tiene 96 años y es una de las residentes más ancianas de la residencia de mayores Los Olmos, en Guadalajara, ha sido la primera española en recibir la primera dosis de la vacuna contra el covid-19. Ella sabía que hoy sería el centro de atención de toda España y ha aparecido toda elegante con su traje negro y su pelo platino bien arreglado, caminando sola con su andador hasta llega a la butaca, donde unos ojos muy vivos tras su gafas, dejaban adivinar un punto de nerviosismo que se resuelve en apenas unos minutos. "Araceli, me tiene que decir usted si nota picor o escozor. Es un pinchacito, casi no lo va a notar", le dice la enfermera que le alza la manga de la camisa, y Araceli asiente con la cabeza y la palabra, "nada, no se nota nada", dice, y hasta suelta una pequeña carcajada cuando le avisan de que ya está todo. "Ha sido usted la primera", le espeta la enfermera, "Gracias a Dios", contesta la anciana.

El momento de su vacunación se ha podido vivir en directo en toda España retransmitido por RTVE, y Araceli se confiesa un tanto intimidada, a pesar de que en la sala solo hay un par de cámaras, pues las decenas de periodistas que han acudido al acto se han quedado a las puertas de la residencia.

Araceli tiene una hija y un hijo, cuatro nietos y un bisnieto y es oriunda de Guadix (Granada), pero lleva 25 años empadronada en Guadalajara. Después de Araceli le toca el turno a Mónica Tapias, auxiliar de enfermería de Los Olmos y natural de Guadalajara. "Para mí, esto es un orgullo. Lo que queremos es que se vacune la mayor cantidad de gente", explica, mientras cuenta a los medios que la primera ola de la pandemia fue muy dura en la residencia "con algún fallecido, encerrados, sin visitas de familiares, sin ese calor. Ha sido triste". 

Tras unos minutos de reposo en observación juntas, han abandonado la sala donde han sido vacunadas entre aplausos de compañeras auxiliares de la residencia de mayores. Ambas recibirán la segunda dosis de la vacuna en un plazo de tres semanas, según establece el protocolo marcado por la farmacéutica Pfizer.

Y hasta aquí el protagonista de Araceli y Mónica, y por ende de Guadalajara, en una jornada histórica en la que se han sucedido muchas otras vacunaciones en distintas residencias de mayores de toda España.


Después de Araceli le toca el turno a Mónica Tapias, auxiliar de enfermería de Los Olmos y natural de Guadalajara.

450 dosis de vacunas en Castilla-La Mancha

A Castilla-La Mancha concretamente han llegado 450 dosis de la vacuna. La Consejería de Sanidad dispondrá de un almacenamiento centralizado de las vacunas congeladas en una plataforma logística única. A este almacén centralizado está previsto que comiencen a llegar desde el próximo lunes, y con una periodicidad semanal durante doce semanas, las dosis de vacunas hasta completar las 219.375 asignadas a Castilla-La Mancha en esta primera fase, que permitirán vacunar a 109.687 personas. Dos personas designadas por la Consejería se encargarán de recepcionar todos los lunes las vacunas en este punto de entrega.

Desde ese punto se realizará el reparto a las Gerencias dependientes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha de acuerdo con el cronograma acordado previamente con cada una de ellas.
La población diana para las primeras dosis que se recibirán en Castilla-La Mancha son todos los residentes y trabajadores de los centros sociosanitarios de mayores, unas 45.000 personas. A estos centros se desplazarán equipos de Atención Primaria (médico/a y enfermero/a) apoyados por los equipos de Atención Sociosanitaria. Se contará también con el personal sanitario de las residencias.
Sobre la vacuna

La vacuna que se va a distribuir en esa primera fase es la desarrollada por el laboratorio Pfizer/BionTech. Las características de la vacuna hacen precisa una compleja logística que abarca desde su recepción, a su conservación, restitución, administración y farmacovigilancia.

Es una vacuna basada en ARN mensajero que debe conservarse a muy baja temperatura (entre 70 y 80 grados bajo cero), viniendo en viales multidosis, de cinco dosis cada uno de ellos, organizado en bandejas de 195 viales, que equivalen a 975 dosis de vacunas.

Para el traslado de la vacuna a los centros de inoculación de las mismas se transportarán a temperaturas entre 2º y 8º en neveras isotérmicas, garantizando así que no se rompe la cadena de frío y que las vacunas no pierden efectividad. El Gobierno de Castilla-La Mancha ha realizado una primera adquisición de 100 cajas isotérmicas de 21 litros y otras 300 de 51 litros, además de 2.400 kilos de hielo seco.

Los equipos de vacunación se encargarán de la reconstitución de la vacuna, administración y registro en el aplicativo de Turriano (historia clínica de Atención Primaria del SESCAM). A este respecto, se ha adquirido la cantidad suficiente de material para preparar y diluir las vacunas (jeringas, agujas y suero fisiológico para la reconstitución).

La vacuna requiere dos dosis para completar su efectividad, existiendo un plazo entre la primera y la segunda dosis de 21 días, lo que implica una planificación exhaustiva para poder aprovechar el máximo de unidades con la mínima pérdida por errores en la cadena de frío o el transporte de dosis.

Fases de vacunación

Según la disponibilidad de dosis se irá realizando la vacunación en varias fases en las que se irá administrando a diferentes estratos sociales o colectivos. Estos grupos de población se han diseñado atendiendo a criterios técnicos y sanitarios basados en principios de riesgo de morbilidad grave o de mortalidad; riesgo de exposición; riesgo de impacto social o económico negativo; y riesgo de transmisión de la enfermedad a otras personas.

En esta primera fase los cuatro grupos prioritarios son: personas institucionalizadas y trabajadores de las residencias; personal sanitario de primera línea; resto de personal sanitario; grandes dependientes.

Para poder controlar la efectividad y seguridad de la vacuna se ha desarrollado un sistema de registro nacional y de evaluación que recoge los siguientes ítems de cada comunidad autónoma: número de vacunas recibidas, número de vacunas entregadas en los centros de vacunación, tamaño de los colectivos a vacunar, capacidad de administración de dosis diarias, número de citas agendadas diarias y número de vacunas administradas diariamente. Estos datos se remitirán a diario al Ministerio de Sanidad.


Medios

Visto 397 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.