Abba, una experiencia de Oro en Santo Domingo

Abba, una experiencia de Oro en Santo Domingo

Quien pasase sobre las diez de la noche por el centro de Guadalajara seguro que se sorprendió al ver  gente hasta en la coronilla del Conde de Romanones. A diferencia del tristón aspecto del jueves  la tarde noche del sábado congregó a miles de personas que no dejarón un hueco libre frente a un espectáculo brillante: ABBA, the gold experience.

¡Gualelú, Gualelú guachi ni guatefflú... na, na, na na na nan na.... No se quita de la cabeza la musiquita ni aunque se metan los dedos en el enchufe..... Y no, no es que se haya bebido hasta el agua de las fuentes de Santo Domingo el que dice eso, es que no sabe inglés pero se sabe a ABBA y canta como le sale el Waterloo . Bueno, pues así se marcharon a eso de las doce miles de paisanos después de divertirse tanto que hasta alguno se cabreó notablemente cuando el horario y el apretado cartel les impidió hacer un bis más

La gente salía de los toros tan contenta, especialmente tres que lo hacían a hombros, los toreros, y ya mezclaban los comentarios sobre la corrida y ese “ tributo” a Abba que iba a haber.... “ Que no es un tributo, que es un musical con canciones de Abba”. Buena corrección del paisano pues hay cierta diferencia. Ahora se llama tributo a las bandas que se especializan en un cantante o grupo y lo imitan lo más que puedan, sin embargo lo de ayer, siendo un tributo a la banda escandinava es mucho más que eso ya que  ABBA “The GOLD Experience” es un musical elegante y respetuoso que pone a 20 profesionales en ruta y  15 artistas en escena procedentes de los mejores musicales de España,Mamma mía, Cabaret, Chicago, La fuerza del destino, Peter pan On Ice, Moonwalker, We will rock… No son el Mamma mía porque es descomunal pero en su humildad son una fantástica propuesta para pasar dos horas enormes.

Y sí, enormes, felices, con gente de todo pelo edad, origen, etnia y equipo de fútbol cantando en castellano, pues así cantaban en la primera parte, cada uno de los temas que presentaba el show. La gente estaba verdaderamente entusiasmada; se mirase donde se mirase todos tenían ese gesto de risa tonta, de felicidad que  ya se ha relatado más de una vez en estas Ferias, pero amplificado. Además algunos de los componentes de la compañía son paisanos o viven aquí, caso de uno de los cantantes, fantásticos ellos por cierto, que estaba tan “enchufao” que si le dejan estamos cantando a Abba hasta el encierro del día siguiente. Y la gente...

“ Otra, otra, otra....” Aparte de las canciones esa palabra fue la más repetida de la noche. Se lo merecieron porque toda Guadalajara está hoy en su bolsillo con dos horas de felicidad vividas gracias a un espectáculo que necesitó San Ginés, Santo Domingo y si hubiese sido posible La Plaza Mayor y el Jardinillo juntos y a lo mejor habría faltado sitio para meter a tantos.

Y nadie quería pero se acabó para dejar paso a la orquesta que pondría la nota hasta altas horas. El silencio entre shows en la plaza venció la resistencia a marcharse y la gente tomó cada cual por su camino... Algunos hablaban de los hermosos bailes y las perfectas voces; lo más cantaban el repertorio a trocitos y en inglés para baño y ducha:  “ Gualelú, guale.... Chiquititaaaaa dímelo túuuuuu.....”
Nada, y que no se va.... Fernandooo...

000
Visto 3391 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.