Adoratrices, Coquín y La Chopera ya tienen punto de ocio de perros

Adoratrices, Coquín y La Chopera ya tienen punto de ocio de perros

El céntrico parque de Adoratices cuenta desde hace unas semanas con un espacio de unos mil metros cuadrados destinado especialmente al “ocio, esparcimiento y socialización para perros”. Otros dos parques de la ciudad, el del Coquín y el de La Chopera, cuentan también con sendos espacios, con una superficie similar, para el mismo fin. Es el principio de una iniciativa que, si tiene éxito, se extenderá a otros parques y zonas verdes de la ciudad.


Francisco Úbeda, concejal responsable del área de Medio Ambiente, acompañado por miembros de las asociaciones Aspropegu, Canicross y La Camada, junto con representantes de la UTE Parques y Jardines, ha comparecido hoy en el parque de Adoratrices,  para dar a conocer el alcance de este proyecto.

En total, para la puesta en marcha de este “proyecto piloto” de creación de espacios “acotados, señalizados, normalizados y mantenidos” para uso y disfrute de las mascotas y de sus dueños, el Ayuntamiento de la capital  ha destinado 3.000 metros cuadrados de terreno, “lo que supone un 0,13% de la superficie de zonas verdes de la capital”. Si  a lo largo de los próximos años se  ponen en marcha otros 9 o 10 recintos similares, “supondrían tan sólo el 1% de los 2.330.000 metros cuadrados de zonas verdes con las que cuenta la ciudad”.

El objetivo de estos espacios  es el de “convertirse en puntos de ocio, esparcimiento y socialización” para los más de 10.000 perros que hay en Guadalajara. Al mismo tiempo, se pretende dar  una solución a los problemas que puede generar en la ciudad una población tan cuantiosa de mascotas y facilitar la conciliación de los derechos de los que quieren “tener sueltos a los perros y los de los que no quieren”. 

Zonas acotadas, señalizadas y normalizadas

Por este motivo, ha explicado el edil, se han habilitado estas zonas que están “acotadas, señalizadas, normalizadas y debidamente mantenidas”. Cuentan con cerramiento, están perfectamente señalizadas con elementos identificativos y están normalizadas porque “obedecen a la Ordenanza Reguladora de la Tenencia y Protección de Animales”.

Francisco Úbeda ha recordado que la ordenanza se aprobó en junio de 2014, “por todos los grupos políticos de la Corporación”.  En este texto se recogen los derechos y obligaciones de los dueños de mascotas y se establece, entre otras, la prohibilición de dejar sueltos a los perros en los parques “excepto en las zonas habilitadas para ello”. Establece además el deber de los propietarios de  vigilar a los animales, evitar que causen daño a personas o bienes y la obligatoriedad de “retirar sus deyecciones”.

Mantenimiento y limpieza

Estos recintos se han ubicado en parques céntricos y zonas visibles “porque van a estar perfectamente mantenidos y limpios” por la empresa adjudicataria del mantenimiento de parques y jardines de la ciudad. Se cuenta además con la colaboración  de los voluntarios de las asociaciones involucradas en este proyecto. Con todos y con la necesaria colaboración de los ciudadanos “vamos a conseguir que este proyecto sea un éxito”, ha vaticinado Francisco Úbeda.

Desde las asociaciones Aprospegu y La Camada sus representantes han tenido palabras de reconocimiento a la labor de la Concejalía de Medio Ambiente en este tema y a la sensibilidad mostrada por el Ayuntamiento para la creación de estas zonas. Ambos han coincidido en señalar que están teniendo mucho éxito. Desde que se abrieron “están siempre llenas de perros y están limpias”. Con esta iniciativa “se ha dado cumplimiento a un compromiso adquirido con las asociaciones”, tal y como han comentado desde La Camada.

{module Robapaginas Google}

Visto 1892 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.