Imprimir esta página
Contenedores de ropa y aceite ocupando aceras, antiguas cabinas de teléfonos, soportes de cartelería inservibles, kioscos que llevan años cerrados, jardineras deterioradas y sin plantas… el grupo municipalista  propone la retirada y regulación de elementos del mobiliario urbano cuya función ha caducado y que afea la ciudad. Contenedores de ropa y aceite ocupando aceras, antiguas cabinas de teléfonos, soportes de cartelería inservibles, kioscos que llevan años cerrados, jardineras deterioradas y sin plantas… el grupo municipalista propone la retirada y regulación de elementos del mobiliario urbano cuya función ha caducado y que afea la ciudad.

Aike pide l retirada del mobiliario urbano obsoleto que afea la ciudad

Jorge Riendas y Susana Martínez, concejal portavoz en el Ayuntamiento por AIKE -A Guadalajara hay que quererla- y presidenta de la formación municipalista, proponen cambiar el paisaje cotidiano de la ciudad eliminando el mobiliario urbano del que ya no se hace uso o ha quedado obsoleto. 

“Hablamos de limpieza viaria, estética y cuidado. Al pasear por la ciudad vemos muchos elementos del mobiliario urbano deteriorados y sin uso. Elementos, con los que nos encontramos una y otra vez, que forman parte de nuestro paisaje diario y de nuestra visión de la ciudad. Quizás esa cotidianidad hace que no nos cuestionemos su uso o estado pero ocupan espacio público y, si ya no cumplen la necesidad social o el servicio con el que se instalaron, no tiene sentido que sigan ocupando la vía pública”, explica Martínez.
“Son cosas concretas y fácilmente identificables: antiguas cabinas telefónicas, cartelería del inexistente servicio de alquiler de bicicletas, jardineras destartaladas y sin vegetación, vallas publicitarias con anuncios institucionales de 2018, señalización de restaurantes que ya no existen, carteles indicadores duplicados, kioscos de prensa cerrados o expendedores de bolsas para la recogida de excrementos perrunos que en la actualidad no se reponen..." son algunos de los ejemplos que ha puesto la presidenta del grupo municipalista.                                                  

Desde Aike señalan que los elementos obsoletos, superfluos, deteriorados y sin uso que ocupan calles y espacios públicos además de dar un aspecto de poco cuidado dificultan la accesibilidad y la movilidad, son elementos innecesarios que se convierten en obstáculos a sortear. Y aunque no hayamos reparado en ello, el mobiliario urbano de una ciudad ayuda a definirla y hacerla más habitable.

La formación municipalista propone la revisión y retirada los elementos del mobiliario urbano sin uso, obsoletos, deteriorados, duplicados o innecesarios en los distintos barrios de la ciudad de Guadalajara y sus pedanías por parte del Ayuntamiento de Guadalajara. “En el caso de no ser de titularidad municipal proponemos que se inste a su retirada a la administración o empresa correspondiente”, dice Jorge Riendas. 

Visto 306 veces

Artículos relacionados