Jorge Riendas y Susana Martínez, de Aike Guadalajara. Jorge Riendas y Susana Martínez, de Aike Guadalajara.

Aike propone potenciar el acogimiento familiar

El aumento de ingresos de menores en acogimiento tutelar ha sido la clave para que la formación municipalista considere importante la participación del Ayuntamiento en el apoyo a la labor de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM) de buscar familias de acogida para estos niños y niñas que no pueden seguir viviendo en sus hogares de origen. 

Susana Martínez, presidenta de Aike- A Guadalajara hay que quererla-, ha explicado que siendo Guadalajara Ciudad Amiga de La Infancia desde 2012, título otorgado por Unicef, “nos debe obligar a establecer la infancia como una prioridad, desarrollando políticas, programas y líneas de trabajo que garanticen la atención, desarrollo y cuidado de los menores que viven en Guadalajara, especialmente de aquellos que sufren situaciones de desamparo y abandono. Ampliando nuestra mirada y trabajando con el resto de administraciones competentes en la materia, siendo conscientes que la crisis sanitaria, económica y social que estamos viviendo han agravado situaciones muy difíciles a las que no podemos permanecer ajenos como sociedad.”

El grupo municipalista propone dar a conocer el programa de familias de acogida en las tres modalidades existentes: el acogimiento de urgencia, con una duración máxima de 6 meses; las acogidas temporales que pueden ser de dos años y las definitivas que pueden llegar hasta la mayoría de edad de la persona acogida, sin que eso signifique el cese de la convivencia alcanzados esos 18 años. “Desde Aike creemos imprescindible difundir y dar a conocer la fórmula de acogimiento familiar, muchas personas desconocen las diferentes modalidades y los apoyos que se reciben y eso dificulta que se animen a formar parte de esta experiencia que a pesar de sus dificultades es altamente enriquecedora, tanto para el menor como para la familia de acogida”, explica Martínez.

Por su parte Jorge Riendas, concejal portavoz en el Ayuntamiento por Aike, explica que las propuestas también miran hacia esa otra realidad que existe “En Guadalajara tenemos a 61 menores en régimen de acogimiento familiar y 90 en régimen de tutela. Los menores que terminan su tutela completa en pisos, el día que cumplen su mayoría de edad ya no tienen cobertura, ese día, sea Navidad, mitad de curso o verano, tienen que dejar la que ha sido su vivienda, compañeros y compañeras y buscarse la vida. Si bien hay quienes siguen recibiendo el apoyo de entidades que trabajan en este sector, muchos se quedan fuera.” Explica Riendas.

“Creemos que desde lo municipal, dentro de las políticas juveniles y de inserción laboral del Ayuntamiento de Guadalajara se pueden generar programas de transición y acompañamiento profesional apoyando los planes de autonomía existentes. Experiencias intergeneracionales con personas que supervisan, apoyan y hacen seguimiento para que los menores puedan alcanzar autonomía y seguridad. Y proponemos que a través de los programas de empleo y de otras iniciativas municipales, podamos ampliar las posibilidades de trabajo y formación de estos jóvenes en situación de vulnerabilidad para que el día que salgan de esos pisos lo puedan hacer en unas condiciones de integración social y no de abandono institucional.” afirma el concejal.

Desde el grupo explican que aunque las competencias sean de la Junta, el Ayuntamiento ha de preguntarse cómo puede implicarse para “apoyar la transformación de estas realidades en oportunidades de generar una ciudad más acogedora y más humana”, concluye Susana Martínez.

Visto 198 veces