Herraiz recibió en recordatorio de las siete cofradías de Guadalajara de mano del  presidente de la Junta de Cofradías, José González Vega. Herraiz recibió en recordatorio de las siete cofradías de Guadalajara de mano del presidente de la Junta de Cofradías, José González Vega. Foto: Alejandro Jiménez

Antonio Herraiz: "Queramos más a esta Semana Santa nuestra"

Con versos inéditos prestados por José Antonio Suárez de Puga, con un ápice de análisis periodístico y buena retórica para describir el sentimiento religioso de la Semana Santa y su expresión artística. Así ha sido el pregón del periodista José Antonio Herriáz para anunciar la Semana Santa en Guadalajara, pronunciado esta tarde en el templo de la concatedral de Santa María, repleto una vez más de público.

Herráiz, que reconocía como un "regalo cargado de responsabilidad", el hecho de ser invitado a ser pregonero de "algo tan universal y profundo", daba las gracias a la Junta de Cofradías por haberle designado. Tras introducir su discurso con unos versos de José Antonio Suárez de Puga, que también fue pregonero de la Semana Santa, su primera reflexión llegaba a modo de queja, por la excasa repercusión mediática que tiene hoy en día lo religioso, "anestesiados por la mundanidad, donde se pierden no solo los resorte religiosos sino también culturales".

Justificaba que por ello sigue siendo necesario pregonar la Semana Santa, e invitaba a todos los presentes a vivirla en su espiritualidad, "pero también en su máxima expresión más artística y comunitaria como la mecha humeante que se ha de convertir en llama".

Tras una alusión a sus recuerdos de infancia, puso en valor la sencillez de la Semana Santa en el mundo rural, con enumeración de las principales celebraciones de la provincia como la de los Armaos de Sigüenza, La Veracruz de Cifuentes, el Calvario de Pastrana o las Pasiones Vivientes de Hiendelaencina. "Una Semana Semana de Guadalajara que es suficiente y bastante sin necesidad de parecerse a nadie. Que es fiel al castellanismo más sobrio sin perder la esencia, pero adaptándose a los tiempos", dijo.

Después recaló, una por una en todas las cofradías de Guadalajara, siguiendo como hilo conductor el programa de procesiones en la capital, narrando con la palabra exacta la esencia de sus procesiones y describiendo sus pasos, con un especial recordatorio para la Cofradía de la Pasión del Señor, que acogió su "guadalajarismo militante".

"La vida de las cofradías comienza siendo la esencia fundamental para corregir la mundananidad imperante", concluía Herraiz, pidiendo que "no se derrame ni se disperse" la religiosidad.

Con un abrazo final para Elena de la Cruz, "ya habrás encontrado acomodo para tu sonrisa y tu valía allá arriba, Herraiz cerraba su discurso abogando porque "queramos más a esta Semana Santa nuestra para que Guadalajara comience a quererse así misma, siquiera un poco" y recibiendo un fuerte aplauso de todos lo presentes.

El presidente de la Junta de Cofradías de Guadalajara, José Gonzalez Vega, junto al vicealcalde Jaime Carnicero, hizo entrega al pregonero del cuadro con las medallas de las siete cofradías de Guadalajara mientras que los acordes de la Orquesta GNTA ponían el cierre musical a este primer acto de la Semana Santa en Guadalajara.

Visto 1544 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.