Carnicero preguntó ayer en Junta de Gobierno en qué punto se encuentra este expediente que Antonio Román inició para defender los intereses de Guadalajara y Rojo decidió paralizar; "pero este dio la callada por respuesta". Carnicero preguntó ayer en Junta de Gobierno en qué punto se encuentra este expediente que Antonio Román inició para defender los intereses de Guadalajara y Rojo decidió paralizar; "pero este dio la callada por respuesta".

Carnicero recuerda los 10 millones que debe por el agua Marchamalo

El portavoz del Grupo Municipal Popular Jaime Carnicero ha exigido al alcalde Alberto Rojo que “de inmediato se ponga al frente de los intereses del Ayuntamiento de Guadalajara y al frente de la defensa del cobro de más de 768.000 euros al año que debe el Ayuntamiento de Marchamalo en concepto de agua a nuestra ciudad”. 

“Estamos hablando de 768.000 euros, que en el ciclo de toda la gestión de la empresa Guadalagua son más de 10 millones de euros los que están en tela de juicio; y con esta cantidad podríamos tener la garantía de que a los vecinos de Guadalajara no se nos subiría el agua y seguiríamos siendo la segunda ciudad de España con el agua más barata y también se incrementarían las inversiones que Guadalagua debe hacer por contrato en la red de abastecimiento y saneamiento”, ha dicho Carnicero.

El portavoz del Grupo Popular ha recordado que esta situación viene derivada de la decisión del Ayuntamiento de Marchamalo de judicializar el pago de la tasa de agua una vez que el Ayuntamiento de Guadalajara, durante el mandato de Antonio Román, realizó las obras suficientes de infraestructura para independizar totalmente un ayuntamiento de otro en redes de saneamiento y abastecimiento para que se trabajara con absoluta independencia. Ante esto, “el Ayuntamiento de Marchamalo debía pagar una tasa o un canon como lo pagamos todos los vecinos de Guadalajara, como todas las empresas, por utilizar la depuradora y verse suministrado por el agua tanto de la MAS como de la ciudad”.

Esta situación, como se ha dicho, “generó un contencioso administrativo por parte del Ayuntamiento de Marchamalo en el último trimestre del 2018 y a lo largo de 2019 se realizaron por parte del gobierno de Román, como no podía ser de otra manera, todos los trámites administrativos con el objetivo de poder defender los intereses de la ciudad de Guadalajara”. Pero al llegar Alberto Rojo al gobierno en junio de 2019 decidió paralizarlo. Por ello, hoy en día, “los vecinos de Guadalajara están pagando una buena parte del agua que llega a Marchamalo”.

“Cada día que pasa, la ciudad de Guadalajara está perdiendo mucho dinero por la falta de diligencia, de gestión y de responsabilidad del alcalde Alberto Rojo”, ha asegurado Jaime Carnicero porque “la ciudad   está dejando de percibir la friolera de más de 768.000 euros al año en concepto de agua y alcantarillado puesto que el Ayuntamiento de Marchamalo -que no el municipio o los vecinos, que ellos sí pagan- ha decidido no pagar ese dinero”.

Unanimidad técnica, económica y jurídica

Carnicero también ha recordado que “en su día se realizaron mediciones  y se instalaron caudalímetros para realizar un cobro real y justo conforme a la ordenanza fiscal de agua y alcantarillado, y tratar al Ayuntamiento de Marchamalo como a cualquier otra administración o mercantil, por ejemplo”, y “constan innumerables informes de los servicios técnicos municipales y mediciones a tiempo real además de existir una unanimidad técnica, económica y jurídica”.

Esta nueva exigencia del Grupo Popular viene motivada por la negativa ayer mismo tanto del alcalde Alberto Rojo como de su concejal Jaime Sanz Tejedor a dar explicaciones acerca de cómo está este tema. En Junta Local de Gobierno, el portavoz popular preguntó, al hilo de un punto sobre inversiones en materia hidráulica, “en qué punto se encuentra el expediente administrativo y la judicialización de ese cobro de esa tasa de más de 700.000 euros”. Pero, lejos de dar explicaciones, Rojo “volvió  a mostrar esa actitud prepotente, decidió descalificar al representante del Grupo Popular, dar evasivas y poner excusas, e incluso llegar hasta el insulto”. 

Qué esconde Alberto Rojo

Por ello, ha dicho Carnicero, “desde este grupo municipal nos preguntamos qué esconde Alberto Rojo en esta materia, por qué no realiza las gestiones necesarias para poder cobrar esos más de 768.000 euros al año para la ciudad, porqué está defendiendo los intereses partidistas del Partido Socialista, de otro alcalde del Partido Socialista, y no defiende los intereses de la ciudad de Guadalajara”.

“Creemos que es una situación francamente grave, creemos que tenemos un alcalde que sigue escondido, que nos tiene acostumbrados a mentir, incluso a los medios de comunicación como hemos visto en los últimos días con el acto del día de la Constitución, incluso a señalar a personas que no opinan como él, o a que realice un anuncio sobre anuncio de otro anuncio”, ha finalizado Carnicero preguntándose también “porqué es valiente con los débiles subiendo el IBI en suelo industrial, a los hoteles o a los locales comerciales; y débil con los fuertes como es el Ayuntamiento de Marchamalo que les está dejando de cobrar más de 768.000 euros al año”.

Visto 620 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.