Comienzan a funcionar los dos semáforos con el fotorojo de Francisco Aritio

Comienzan a funcionar los dos semáforos con el fotorojo de Francisco Aritio

Hoy comienzan a funcionar los dos semáforos con el fotorojo instalados en Francisco Aritio, al inicio y final de esta vía, que pretenden “pacificar” el tráfico en una vía urbana que que es de las más peligrosas de Guadalajara, después de Eduardo Guitián, donde el año pasado se registraron hasta seis atropellos.

Son dos semáforos que cuando un vehículo se lo salta en rojo hacen una fotografía, y se tramita la correspondiente sanción para el conductor, que al tratarse de una infracción grave será de 200 euros, con retirada de cuatro puntos del carné, cuando la misma ya es firme.

La concejala de Seguridad, Encarnación Jiménez, junto a la consejera de Fomento, Elena de la Cruz y la directora general del Tráfico, María Seguí, presentaban hoy el proyecto, con el que culmina la remodelación de Francisco Arito y la vía pasa a titularidad municipal.

Encarnación Jiménez señaló que el objetivo de los nuevos semáforos es “permitir conseguir que haya atropellos cero”, en esta vía. Las sanciones al ser ya vía urbana las tramitará el Ayuntamiento de Guadalajara.

La consejera de Fomento, Elena de la Cruz, recordaba que la remodelación de Francisco Arito ya se inició en el 2009 y concluyó en el 2013, un proyecto en el que la Junta de Castilla-La Mancha ha invertido cerca de 2 millones de euros, que ahora ya pasa a ser titularidad del Ayuntamiento de Guadalajara

Elena de la Cruz, también destacaba que Francisco Arito es una de las vía más peligrosas de la ciudad, y que por ello es muy importante la instalación de los semáforos, al tiempo que anunciaba que el Gobierno regional va a seguir colaborando con Tráfico para ampliar la red ciclista segura y la seguridad en determinados tramos.

La mayor parte de atropellos mortales en vías urbanas

La directora general de Tráfico, María Seguí, recordaba que en 2015, hubo 202 personas que fallecieron por atropellos de tráfico como peatones, siendo atropellados en un entorno urbano. “La mayoría de las muertes por atropello se producen en entornos urbanos”, destacó Seguí, pues los atropellos mortales totales de 2015 es de 336.

“Es importante trabajar en todos los frentes para reducir la siniestralidad urbana”, añadía Seguí, que celebraba la coordinación de las distintas administraciones en este proyecto.

{module Robapaginas Google}


Medios

Visto 11173 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.