Cuando todo viene retorcido, hay que enderezarlo.., como sea

Cuando todo viene retorcido, hay que enderezarlo.., como sea

A veces la suerte te es esquiva y quieres morirte.., no hay duda de que sería un suicidio, éticamente planteado, pero yo creo que no habría penitencia insoportable por ello, dada la magnanimidad que creemos del juzgador. Y con mayor motivo, si éste es, un buen aficionado a La Tauromaquia...

Porque contratar con una gran intuición empresarial un encierro de reses de Bañuelos, a comienzos de temporada, para lidiarse en septiembre y así poder ver si lo que piensas se cumple a lo largo de la temporada y..¡se cumple!. Te llena de satisfacción y reclamas, para esa fecha, en tu plaza de Guadalajara, toda la atención del mundo taurino.

Porque, una de las ganaderías más atractivas de ver lidiar actualmente es esa; la de Antonio Bañuelos, que si ya atrajo la atención de la afición del Foro hace dos años en las Ventas; la lidiada este verano, en idéntica plaza, hizo saltar la banca para el ganadero y relamerse a la empresa de Guadalajara. Pero...

Pero la ilusión se quedó y se quebró en la manga de desembarco a los corrales previstos para los encierros. Según el ganadero, hasta cuatro toros se dañaron, cuatro. Lo cual más que justifica la ya, mencionada anteriormente, petición de una muerte colectiva, taurinamente hablando, por parte de todo el elenco de integrantes en el negocio. Así como suena...

Corresponde, por tanto, darles el sincero pésame taurino para aliviarlos, al menos, de lo que le damos otros días... aunque esto último sea por el bien de lo que todos buscamos para esta plaza; pero eso sí, por diferentes caminos...

Es lo que corresponde.., ¿verdad Casimiro?.

- ¡Hombre, claro!. Eso en mi pueblo, que es toda España.., se llama: una putada. Pero no lo entiendo mucho.., porque las mangas portátiles, suelen estar forradas de unas planchas de goma impenetrables a los punzonamientos…

Punzonamientos…¡joder, Casimiro, como se las gastan los de Pegalajar!.

- Es que Vd.., muchos estudios, muchos estudios…pero no ha trabajao en el campo y no se puso nunca unas albarcas, con suela de neumáticos, que yo me las cosía con punzón.

Si le digo, que al único Punzón que conocí.., se llamaba Vicente y mataba como pocos.., me manda a la mierda porque, para el bacile, Casimiro Mendieta, no está hecho...; no. Así que había que buscar la manera de que una feria que se iba sin muchos argumentos, al menos y, bajo el sonido de la campana, pudiera salvarse. Lo necesario para que eso
ocurra en una corrida de toros, es eso, que hayan toros y que si andan en el límite de trapío, que menos, sino esperar su colaboración, para que haya fiesta. La que sea; pero fiesta.

En busca de eso se lanzaron los pupilos de la ganadería de Marca, con cuatro animales que se mostraron colaboradores, pero sin exquisiteces ni exigencias en sus embestidas. Y a eso pusieron manos a la obra los tres actuantes; y que para no dejar en mal lugar a los cornudos, tampoco sobresalieron en sus labores más allá que las reseñadas para sus enemigos. Se trataba de darle toda fiesta posible al pueblo que acudió a los tendidos.

Pero la cosa empezó retorcida, porque el primero, inválido de fuerza y de casta, creó un mosqueo en la audiencia de cierto nivel. El dislate llegó hasta el punto de tener que levantar al toro, que casi estaba muerto, para... ¡matarlo!. El Fandi lo despachó y se quedó como si tal cosa.

- Amigo Ron, en justicia habría que darle la vuelta al ruedo..; el animal  ha resucitado para morir con dignidad... digo yo.

Casimiro, Casimiro.., que no está la cosa como para cachondeo.

Para colmo y, en segundo lugar, salió un buey sin trapío ni pitones para que Fandiño lo recibiera desconfiado; y a disgusto estuvo hasta el final, aunque en la muleta algo dejó por la izquierda. Una estocada baja, fue el finiquito sin posibilidad de reclamación.

La cosa.., la cosa pintaba en bastos y aquello había que arreglarlo como fuera. Y para eso: Adame. Con un cierto interés, dejó sin picar las buenas hechuras del toro y se emplearon los dos en la muleta con una colaboración artística que resultó más mecánica que otra cosa. Cuando se hartó y paró el toro, su matador dejó la espada en lo negro y el presidente se unió a una petición minoritaria. Abrió la veda...

A partir de aquí, ya se ha dicho, a la fiesta del buen pueblo se agregó el usía con una generosidad digna de recompensa, (lo más tarde posible), en el más allá. Porque, visto lo visto, resultó, tal actitud presidencial, un inesperado revulsivo para los toreros que se aplicaron con rapidez, en sus restantes turnos, a mostrar sus variantes de tauromaquia para las plazas de toros de segunda categoría que están cercanas a perderla...

En el fin de fiesta que cerró la feria de los festejos de a pié, justo es de reseñar la voluntad de El Fandi; su especial facilidad para dejar ocho banderillas alineadas a lo largo del lomo de su segundo toro, (se supone que así lo buscó); y al que mató con dignidad. Dos orejas le cayeron del palco...

No menos podía ser para Fandiño, por su labor con un bicho fuera de tipo al que se le montó un pollo, en su desastrosa lidia, pero con el que se entonó con la muleta en dos series cortas de naturales que merecen elogio. Una estocada desprendida, como punto final, fue el motivo suficiente para el doble regalo presidencial.

Adame, que se quedaba sin puerta grande, apretó de lo lindo con un toro que se hartó de embestir a la muleta del mejicano con un buen son y sin apretura de riñones para no molestar. Trabajo, más que toreo, resultó su labor, que decidió rematar con la espada en la suerte de recibir que realiza, con cierta triquiñuela, en el momento del embroque con
un saltito lateral. Pero vamos.., no era momento de ponerse tiquismiquis el palco y las dos orejas cayeron al mismo tiempo que el frío anochecer...

Los tres salieron por la puerta grande. Y fue una tremenda injusticia que se olvidaran del presidente.., que según Casimiro, mi amigo jiennense, debió acompañarles. Aunque no sé quién podría reglamentariamente sacarlo en hombros... ¿la fuerza pública?.


Ficha del festejo: plaza de Guadalajara 17/9. Entrada: media plaza. Toros de Marca.
Fandi; silencio y 2 orejas. Fandiño: silencio y 2 orejas. Joselito Adame; oreja y 2 orejas.


GALERÍA GRÁFICA 3ª FERIA DE GUADALAJARA

Visto 1347 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.