Cuatro heridos en el tercer encierro, con una cornada en La Carrera Foto: Jesús Ropero. Ayto. Guadalajara.

Cuatro heridos en el tercer encierro, con una cornada en La Carrera

Sucia y accidentada carrera la del encierro del sábado de Ferias, tercero de los cuatro programados, que ha dejado cuatro heridos, el más grave un  joven de 25 años, J.F.A., que sufría una fea cornada en el tramo de La Carrera, justo antes de las curvas de Santo Domingo, con herida por asta de toro por encima del gemelo.  Fue trasladado al Hospital de Guadalajara donde era intervenido quirúrgicamente, aunque  se desconoce por el momento el pronóstico médico.

Además otro joven F.F.A, de 26 años, ha sufrido una fractura abierta de muñeca, al caer de manera aparatosa en el último tramo de Capitán Arenas, en un apurado salto sobre las talanqueras y también tuvo que ser trasladado al hospital.  Otros dos jóvens, S.P.R, de 23 años y V.L.G, de 26 años, han sido atendidos por contusiones.

Aunque la ganadería anunciada para hoy era la de Antonio Bañuelos, finalmente han sido seis toros de José Luis Marca Rodrigo los que han participado en el encierro y comparecerán esta tarde en la lidia, sin tener explicaciones por parte de la empresa de la Plaza del porqué de este cambio de ganadería.

Por primera vez en estas ferias hoy si se realizó el tradicional cántico a la Virgen de la Antigua, ante su imagen al principio de Capitán Arenas, con la participación de varios corredores.

Los toros han salido con fuerza desde los corrales de Bejanque y aunque han permanecido hermanados en el primer tramo de la Concordia, pronto se han estirado, con dos toros en la avanzadilla que iban soltando derrotes hacía las talanqueras.
La máxima afluencia de corredores en este sábado festivo se reflejaba en una marea humana que apenas si dejaba visualizar a los astados en la recta de Capitán Arenas, donde además los bureles han cogido máxima velocidad en su trayectoria, comiendo el terreno a los corredores.

Dos minutos y medio marcaba el cronómetro cuando los toros pisaban la plaza, pero como uno de los astados no ha entrado de manera directa a toriles, y se ha quedado dando varias vueltas al ruedo con peligrosos derrotes hacia las tablas y susto incluido para uno de los pastores  que no atinó con el estribo al querer salar al callejón, al final este tercer encierro ha sido el más largo y casi ha durado cuatro minutos.

Aparte de las incidencias del encierro, hay que reseñar que ayer noche  diez personas fueron asistidas durante los toros de fuego celebrados en Boixareu Rivera, nueve de ellas por quemaduras leves y una por intoxicación etílica.


Medios

Visto 8553 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.