"Disculpen las molestias, nos están asesinando"

"Disculpen las molestias, nos están asesinando"

Alrededor de doscientas  personas se congregaron frente al Palacio del Infantado, a pesar del frío y la llovizna, para participar en la manifestación convocada por la asamblea feminista Mujeres Libres de Guadalajara, que se celebraba ayer tarde en la capital con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género.

Con el fin de visibilizar a las víctimas, las organizadoras del acto repartieron entre las mujeres asistentes a la manifestación carteles con los nombres de cada una de las mujeres que han sido asesinadas por violencia de género en España en 2016.

Encabezada por una pancarta en la que se leía “Nos matan por ser mujeres”, la comitiva cubrió el recorrido que va desde el Infantado hasta la Subdelegación del Gobierno en el Paseo Fernández Iparraguirre, coreando diversas consignas con las que llamaban la atención a los viandantes sobre las dimensiones que alcanza este problema social que es la violencia de género. Consignas como “No es un caso aislado, se llama patriarcado”, que apuntaba directamente a la raíz de la cuestión, o “el machismo mata más que ETA”, en alusión a las más de ochocientas mujeres asesinadas en territorio español desde 2003. “Disculpen las molestias, nos están asesinando” fue otro de los gritos que se reprodujeron  a lo largo de la manifestación ante las curiosas miradas de los viandantes.

La manifestación culminó con la lectura de un comunicado en el que se recordaba que los asesinatos de mujeres son solo “la cúspide” de una problemática bien arraigada en la sociedad y se subrayó la necesidad de concienciarse y “cuestionarse todos los pequeños gestos cotidianos que mantienen está violencia” para eliminar su normalización y poder algún día erradicarla. Además, desde el colectivo Mujeres Libres, se señalaba a la hipocresía de una clase política que realiza actos y homenajes al tiempo que recorta en recursos de igualdad y que fomenta “un sistema económico, político y social como es el capitalismo, que retroalimenta el heteropatriarcado y hace sus estructuras más fuertes y sus consecuencias más dolorosas”. Apuntaban también a las Fuerzas del Estado que, en ocasiones, “ponen en duda denuncias de maltrato, ignoran e incluso reproducen esa violencia de género”.

A continuación se leyeron los nombres de todas las asesinadas, juntándose las mujeres que portaban los carteles frente a las puertas de la Subdelegación a medida que iban sonando los nombres de las víctimas de violencia de género. El resultado fue un buen grupo de mujeres, que ocupaban un espacio y tenían una identidad, un gesto que hizo más fácil imaginar las dimensiones de esta lacra social que se acostumbra a medir en cifras, olvidando a las personas.

Tras un minuto de silencio la manifestación se ha disuelto, no sin antes recordar que la eliminación de la violencia de género “no se conseguirá marcando un día en el calendario”, sino que se trata de “un trabajo diario de concienciación, de formación, de lucha, de sororidad y de apoyo mutuo”.

Visto 1531 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.