Alfonso Esteban advierte que ya existen numerosas sentencias contrarias a los ayuntamientos que se han adherido a planes similares. Alfonso Esteban advierte que ya existen numerosas sentencias contrarias a los ayuntamientos que se han adherido a planes similares.

El Ayuntamiento de Guadalajara no se sumará a al Plan de Empleo de la Junta

“No vamos a seguir participando en un plan que genera cero inserción laboral y que puede ocasionar que los ayuntamientos adheridos tengan que hacer frente a indemnizaciones millonarias, como  ya les está ocurriendo a numerosas localidades españolas”.

Alfonso Esteban, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Guadalajara, ha avanzado que el consistorio no seguirá participando en el “mal denominado” Plan Extraordinario de Empleo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha; un plan que, aunque está promovido por el Gobierno regional, es sufragado en su mayor parte por los ayuntamientos. En el caso de Guadalajara, el Ayuntamiento financia el 67% del coste total. El resto se financia a través de la Diputación Provincial y la JCCM, que de fondos propios sólo aporta el 4%, puesto que el resto procede del Fondo Social Europeo.

El teniente de alcalde ha sido contundente en la exposición de los motivos que han llevado al consistorio a no volver a sumarse a este plan:

El primero de ellos es que el Ayuntamiento de Guadalajara no cree en este plan de empleo. “No creemos en él porque un plan que no cumple con el objetivo de inserción laboral de los participantes, no es un plan. A través de él se contrata a personas por seis meses que, tras ese periodo, van directamente al paro. Es un modelo contrario al que estamos defendiendo a nivel municipal. Nuestros planes municipales de empleo sí generan inserción”.

Alfonso Esteban recuerda que el Ayuntamiento de Guadalajara se ha adherido en dos ocasiones a estos planes extraordinarios. En ambas ha destinado 270.000 euros para la contratación de 28 trabajadores, “que tras esos seis meses van al paro. Por lo que hemos decidido no seguir destinando más recursos a este plan y sí a aquellos en los que creemos. De hecho, en 2017 destinaremos 1,4 millones a este fin”.

En segundo lugar, Alfonso Esteban ha expresado su deseo de que la Junta de Comunidades se implique más en la creación de empleo. “El otro día asistimos a unas declaraciones, que me atrevo a calificar de groseras, por parte del Consejero de Sanidad en las que decía que el Ayuntamiento se dedicara a sus cosas y que la Junta se dedicaría a las suyas. Yo digo lo mismo: el empleo es una competencia regional; que el Gobierno de Castilla-La Mancha, entonces, destine más recursos a ello y trabaje de un modo efectivo en la generación de puestos de trabajo”.

Por último, el teniente de alcalde ha advertido de las “nefastas” consecuencias que la adhesión a planes de empleo como los promovidos por la Junta de Comunidades, puede tener para los ayuntamientos. Ya hay, de hecho, numerosas sentencias contrarias, fundamentadas en dos cuestiones: la no correspondencia de las retribuciones que cobran los participantes en estos planes con las que percibe el personal funcionario de los ayuntamientos para puestos de de similares características y la consideración de despido improcedente del participante a la finalización del contrato.

Respecto al primero de estos puntos, el Ayuntamiento de Guadalajara siempre ha retribuido a los trabajadores contratados a través de este plan del mismo modo que a los funcionarios municipales. Sin embargo, hay muchos ayuntamientos que sólo han pagado o están pagando el Salario Mínimo Interprofesional. “Hay muchas sentencias en contra que están generando problemas de indemnizaciones millonarias a ayuntamientos que no lo están haciendo como nosotros. Gijón tendrá que pagar 5,5 millones; Avilés, 1 millón; Oviedo 2,5 millones; Langreo, 400.000 euros... Pero también hay otras entidades afectadas, como Sevilla, Málaga o la propia Junta de Andalucía. Si nosotros hubiéramos contratado con el Salario Mínimo Interprofesional a cientos de personas, como han hecho en otros ayuntamientos, podríamos ser condenados, lo que causaría daños irreparables a las arcas municipales y, en definitiva, a los vecinos, que tendrían que afrontarlos con una subida de impuestos”.

“El Gobierno de Castilla-La Mancha tiene que reenfocar los planes. No es que no queramos colaborar, sino que el hacerlo puede conllevarnos problemas tremendos como los que ya están surgiendo. Los ayuntamientos tienen miedo a participar, como es lógico. Por eso, le pedimos que se siente con los ayuntamientos. Estamos dispuestos a colaborar para diseñar planes que mejoren los resultados de inserción en el mercado laboral y que eviten que, quienes más recursos aportan (los ayuntamientos) tengan que sufrir sentencias que les generan un daño irreparable”.

Por todo esto, Alfonso Esteban ha manifestado que “hay que parar ya esta colaboración”, señalando que el asunto, por su gravedad, ha llegado incluso a una de las comisiones de la Federación Española de Municipios y Provincias.

Visto 1081 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.