Imprimir esta página
Muchas calles de la ciudad están totalmente intransitables en la mañana del sábado. Muchas calles de la ciudad están totalmente intransitables en la mañana del sábado.

El Ayuntamiento de Guadalajara pide la intervención del Ejército por la nevada

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha solicitado formalmente a primera hora de la mañana la intervención de la Unidad Militar de Emergencias en la ciudad, para que sus efectivos se sumen a un protocolo que aglutina ya a medios municipales, provinciales y regionales.

Como la nieve no cesa, los esfuerzos se centran sobre todo en la retirada de nieve de las principales arterias con el fin de habilitar circuitos seguros entre los principales puntos de interés de la ciudad, fundamentalmente el hospital, los ambulatorios y los centros asistenciales. 

El Ayuntamiento pide a la ciudadanía que permanezca en sus hogares hasta que deje de nevar, que salga de su domicilio solo para aquellas cuestiones que resulten imprescindibles y que, de hacerlo, evite el transito junto a los árboles y las fachas de los edificios ya que tanto el riesgo por caída de ramas o desprendimientos bruscos de grandes cantidades de nieve es extremo. 

En este momento, los servicios de emergencia municipales trasladan al personal considerado como esencial a sus puestos de trabajo, como médicos, enfermeros y personal sanitario en general. 

La nevada empezará a remitir al final de la jornada

El aviso rojo por nevadas dejará de estar activo a lo largo de la mañana y, aunque seguirá nevando durante todo este sábado, la situación comenzará a remitir a lo largo de la jornada. Será entonces cuando el dispositivo especial inicie una retirada masiva de nieve en calzadas y aceras, siendo conscientes de que las acumulaciones y las placas de hielos nos acompañarán durante bastantes días. 

Cuando lleguemos a ese punto y siempre que haya dejado de nevar, el Ayuntamiento pedirá colaboración ciudadana para que vecinos y comunidades de propietarios retiren nieve y creen pasos seguros en los tramos de acera por los que discurran sus fachadas, siempre de forma segura. El objetivo es que gran parte del acerado y de la calzada queden transitables antes de que el cielo quede raso y comience a helar. Para los próximos días se esperan temperaturas que podrían superar los -10ºC.

Visto 422 veces

Artículos relacionados