El alcalde de Guadalajara, Antonio Román y el concejal de Hacienda, Alfonso Esteban, presentaron la liquidación del presupuesto 2015. El alcalde de Guadalajara, Antonio Román y el concejal de Hacienda, Alfonso Esteban, presentaron la liquidación del presupuesto 2015.

El Ayuntamiento obtiene un remanente disponible de 3,7 millones de euros

“Un año más, los datos económicos demuestran que estamos gestionando con rigor, responsabilidad y equilibrio”. Así presentaba el alcalde de Guadalajara, Antonio Román la liquidación del presupuesto municipal de 2015, donde el Ayuntamiento ha obtenido 8,6 millones de euros de remante de tesoreria, que una vez amortizada la parte que corresponde al Fondo de Pago de Proveedores, que en su día adelantó el Estado, deja 3,7 millones de euros de tesorería disponible en las arcas municipales, que es dinero que puede utilizarse para financiación municipal.

El alcalde de Guadalajara, acompañado del primer teniente de alcalde, Alfonso Esteban, se mostraba satisfecho con el cierre contable, porque además se han cumplido todos los parámetros de techo de gasto y estabilidad presupuestaria.

De los 63,2 millones de euros figuraban en los presupuestos de 2015 en la partida de ingresos corrientes y se ha conseguido, pacticamente esa cifra, un 100,6% de ejecución, lo que  según el alcalde "es sinónimo de un elevado rigor presupuestario, ajustado a la realidad, tanto en la confección como en la ejecución". 

En cuanto al presupuesto de gastos, de un presupuesto de 63 millones de euros se han obtenido obligaciones reconocidas por importe de 58,9 millones de euros, lo que supone una ejecución del 93,4%. La diferencia entre ingresos y gastos por operaciones corrientes es de 4,3 millones de euros euros. “Esto significa que gastamos menos de lo que ingresamos, lo que resulta clave para seguir cumpliendo con el periodo medio de pago a proveedores y con el objetivo de estabilidad presupuestaria”. 

En relación a los derechos pendientes de cobro, es decir, lo que se le adeuda del Ayuntamiento a final del ejercicio, ascienden a casi 30 millones de euros, la más baja de los últimos años. En 2014 ascendía a 29,4  y en 2012 a 35,2 millones de euros.  “La eficacia a la hora de cobrar se ve reflejada en la reducción de derechos pendientes de cobro, donde también está influyendo una mejoría en la situación económica”. De la cantidad pendientes de cobro, el Ayuntamiento provisionará como de dudoso cobro 18,6 millones de euros. “Una vez más seremos más estrictos que el mínimo marcado por la Ley, que se sitúa en los 10,6 millones”, ha señalado Román. 

Por otro lado, el Ayuntamiento debía a 31 de diciembre 10,3 millones de euros euros. 

{module Robapaginas Google}

Visto 794 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.