La Plataforma Abraza el Infantado se ha reunido de nuevo con los responsables de la administración estatal  después de la denegación de la licencia y del recurso presentado.. La Plataforma Abraza el Infantado se ha reunido de nuevo con los responsables de la administración estatal  después de la denegación de la licencia y del recurso presentado..

El Ministerio no desiste en construir el "pisito" para el Duque en el Infantado

Tras la denegación de la licencia al proyecto de construcción de una vivienda de uso particular en el torreón del Palacio del Infantado y el recurso de reposición interpuesto por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes contra el acuerdo de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Guadalajara, la  Plataforma Abraza el Infantado se reúne de nuevo con los responsables de la administración estatal.

El Plan de Ordenación Municipal de Guadalajara prohíbe expresamente el uso residencial y la existencia de cualquier vivienda privada en el Palacio del Infantado, priorizando su uso cultural. Tras unos meses de espera, con la ciudad movilizada y de acuerdo con la normativa urbanística vigente, el Ayuntamiento denegó la petición de licencia que había presentado el Ministerio para construir el dúplex de 400 metros cuadrados a Íñígo de Arteaga, Duque del Infantado, familiar directo del actual Ministro, Íñigo Méndez de Vigo.
 
El Ministerio, que en la primera reunión mantenida con la Plataforma expuso que no insistiría en las obras de construcción de un dúplex al duque a costa del erario público (más de medio millón de euros) si éstas iban contra la normativa urbanística, y que, como es bien sabido, no recurrió la sentencia del año 2009,  sí ha presentado un recurso de reposición al Ayuntamiento de Guadalajara ante la denegación de la licencia, recurso que la Junta Local de Gobierno desestimó el 9 de enero pasado.
 
El Subdirector General de Museos Estatales, Miguel González Suela,  y el Secretario técnico de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos, José María Mediero López, afirman no haber recibido del Ayuntamiento la de desestimación de dicho recurso, habiendo sido únicamente conocedores de la noticia por la prensa.

Mientras se sigue a la espera de recibir esta resolución, el Ministerio no desiste en su empeño de construir una vivienda en el interior del Palacio y plantean acudir a la vía judicial. Sorprende la tardanza en la comunicación de la desestimación del recurso por parte del Ayuntamiento, puesto que ya ha pasado casi un mes desde que se ratificó la propuesta de resolución desestimatoria redactada por los técnicos municipales.

Los responsables del Ministerio, fueron tajantes a la hora de determinar y considerar como imposible e inviable la propuesta que parecía ofrecer en su informe la Jefa del Servicio de Urbanismo e Infraestructuras del Ayuntamiento de Guadalajara, cuando afirmaba que “hubiera sido posible la adecuación de las viviendas existentes para esta finalidad”, dado que la incidencia que produciría en la actividad del Museo sería total, contraviniendo la sentencia número 160/09 dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº5 de Guadalajara en cuanto a que el derecho de habitación reconocido al duque debería reservarse “sin que ello pueda ocasionar perjuicio al desenvolvimiento normal de los servicios que el Ministerio establezca” en el edificio.

Sobre el Plan Museológico que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se comprometió a reactivar no ha habido avances, la administración regional ni se ha reunido con el Ministerio ni se lo ha remitido para su estudio, según confirmaron los representantes del Gobierno. Desde la Plataforma Abraza el lnfantado se considera fundamental trabajar en la elaboración de dicho Plan para afrontar de una vez por todas el futuro del Palacio, y comenzar a materializar esas inversiones que se llevan esperando tantos años en la ciudad. También recuerdan el compromiso de Jesús Carrascosa, viceconsejero de Cultura de C-LM, de presentarlo durante el primer trimestre de 2018.

La Plataforma Abraza el Infantado también aprovechó la reunión con los representantes del Ministro para informarles de la admisión a trámite de la queja presentada ante el Defensor del Pueblo, según el escrito recibido recientemente por la Plataforma.

Como pusieron de manifiesto los ponentes de la segunda mesa redonda celebrada en noviembre, todos ellos profesionales del derecho, hay muchas cuestiones dudosas en cuanto a la propiedad del Palacio y el derecho de habitación del que habla la sentencia de 2009. Primero porque no hay inscripción del Palacio en el registro de la propiedad desde 1882, cuando el entonces Duque del Infantado, Mariano Téllez-Girón, murió sin descendencia y dejó tras él enrevesados pleitos familiares y herencias sin documentar.

Tras la reunión mantenida, es evidente para los miembros de la Plataforma el empeño del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de construirle una vivienda a Iñigo de Arteaga en un edificio que desde hace más de 45 años tiene un uso cultural y público. Además, y tal y como pusieron de manifiesto los ponentes de la segunda mesa redonda celebrada en el Archivo Histórico en noviembre, hay muchas cuestiones dudosas y no conformes al derecho en cuanto a la propiedad del Palacio y su tracto registral. Se consideró por los expertos que el derecho de habitación del que habla la sentencia de 2009, en ningún caso obliga al Estado a construir absolutamente nada, y  menos a cuento del erario público. En primer lugar, no se han producido inscripciones en el registro de la propiedad desde 1882, cuando el entonces duque del Infantado, Mariano Téllez-Girón, murió sin descendencia y se produjeron enrevesados pleitos entre familiares y herencias sin documentar hasta la fecha. En segundo lugar, los expertos también recordaron que el Ministerio debería tener en cuenta que los derechos de habitación son asimilables al derecho de usufructo temporal, por lo que no puede ser a perpetuidad, y caducan con el fallecimiento del usufructuario.

La Plataforma Abraza el Infantado continuará atenta y beligerante respecto de los pasos que se vayan dando desde las diferentes administraciones, insistiendo en lo importante que es para la ciudad que el Infantado siga siendo un espacio cultural y público en su integridad. La normativa urbanística impide la construcción de una vivienda particular, ahora es el momento de que las tres administraciones responsables del Palacio trabajen conjuntamente en el proyecto de ampliación y mejora del Museo de una vez por todas, y dejemos en un segundo plano asuntos de pretensiones de grandeza y pleitesía, que parecen más propias de otras épocas.

Visto 712 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.