Antonio Rmán, alcalde de Guadalajara, durante la sesión plenaria celebrada hoy. Antonio Rmán, alcalde de Guadalajara, durante la sesión plenaria celebrada hoy.

El Pleno de Guadalajara reprueba al alcalde por falta de transparencia

El pleno del Ayuntamiento de Guadalajara ha aprobado hoy la moción de grupo socialista de reprobación del alcalde, Antonio Román, por falta de transparencia, con los votos a favor del PSOE y Ahora Guadalajara y la abstención de Ciudadanos, lo que vuelve a dejar en minoría al grupo popular, que se opuso a la propuesta.

Según explicaba el portavoz socialista, Daniel Jiménez, la reprobación viene planteada por el incumplimiento constante a la información que solicitan los distintos grupos municipales. La moción recogía un ultimátum de siete días para recibir la documentación que se había solicitado a través de la Comisión de Transparencia, y aunque el portavoz de esta Comisión, Alejandro Ruiz, concejal de Ciudadanos, informaba que dicha documentación se había ya recibido, el PSOE mantuvo su moción sin este tercer punto.

Jíménez reiteraba que el acceso a los expedientes administrativos y facturas de los servicios municipales  es en este mandato mucho más difícil, sin que llegue la documentación a la Junta de Gobierno local, donde están presentes los grupos de la oposición, aunque sin derecho a voto, y que tampoco llegan los documentos demandados a través de la Comisión de Transparencia.

Ahora Guadalajara votó a favor y su portavoz, José Morales, ponía como ejemplo de esa falta de transparencia la documentación requerida sobre el incumplimiento del pliego taurino o sobre el funcionamiento de Castillejos. Además apuntaba a una causa efecto en la moción presentada por el PSOE y la entrega de documentación por parte del equipo de Gobierno.

El concejal de Hacienda, Alfonso Esteban explicaba que el acceso a la documentación queda regulado en el reglamento del Pleno, y tras leer el articulado referente a este asunto, a acceder a la información por los cauces establecidos. "porque se han vuelto ustedes por la situación política muy señoritos", llegó a decir. Además Esteban denunciaba que los grupos de la oposición no están cumpliendo con los acuerdos adquiridos en este órgano para favorecer la transparencia municipal.

Así ha señalado que, a pesar de que el pleno del Ayuntamiento de Guadalajara acordó que cada grupo político publicara sus agendas en el Portal de Transparencia, ni Ahora Guadalajara ni el PSOE lo están haciendo hasta la fecha. Ciudadanos ha comenzado a dar cumplimiento a dicho acuerdo meses después, concretamente, esta misma semana. También se ha referido a la publicación anual de la declaración de bienes de todos los miembros de la corporación municipal, un aspecto que también está incumpliendo el grupo de Ahora Guadalajara y que Ciudadanos comenzó a cumplir hace sólo dos, es decir, diez meses más tarde de lo debido.

Ciudadanos se abstuvo, y su portavoz, Alejandro Ruiz, argumentó su posición reconociendo una falta de información, aunque valoraba el hecho de que el Ayuntamiento hubiera entregado la documentación requerida desde la Comisión que preside, que según explicó se produjo antes de que el PSOE presentara su moción.

Ruiz, manifestaba que “es cierto que este Equipo de Gobierno tarda mucho en dar respuesta a la solicitud de información. En concreto, nos ha costado un año y medio obtener documentación en diferentes materias como festejos, servicios energéticos, deportes, etc”, y también ha querido hacer hincapié en la importancia de “dar el sentido y la utilidad por la que nació a la Comisión de transparencia y no usarla herramienta de ataque político, como han hecho algunos miembros de esta Corporación. Por este motivo, cambiaremos el funcionamiento de este Órgano”.

Se quejó Ruiz de que la Comisión de Transparencia se utilice para el enfrentamiento político, mientras que desde Ahora Guadalajara le indicaban que "si la Comisión es un teatrillo, es culpa suya".

Finalmente el alcalde, Antonio Román, tras contabilizar los votos declaraba "quedo reprobado, aunque no se exactamente en qué consiste esto".

Y es que la moción de reprobación en el ámbito municipal es una figura política que no está recogida en ningún reglamento. Reprobar a un político, en este caso a un alcalde, no es más que una forma pública de expresar que no se está de acuerdo con alguna decisión o actuación que haya llevado a cabo. Es decir, no tiene más trascendencia que afearle su conducta.

Visto 1131 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.