Jaime Carnicero y Armengol Engonga, concejales del PP, en rueda de prensa. Jaime Carnicero y Armengol Engonga, concejales del PP, en rueda de prensa.

El PP insiste que habrá subida de impuestos a los vecinos de Guadalajara en 2021

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara, Jaime Carnicero, ha calificado el proyecto de presupuestos para 2021 presentado por el alcalde Alberto Rojo de “injusto para los vecinos de Guadalajara por la subida de impuestos” y de “dañino y nocivo” para el tejido empresarial y económico de la ciudad al que se grava de manera importante. “Aunque la estrategia de Rojo, seguida por sus socios de gobierno, sea repetir una mentira constantemente para tratar de convertirla en verdad, se demuestra que subirá los impuestos en 2021 como hizo en 2020”, ha dicho Carnicero explicando que si el presupuesto asciende a 71,5 millones y el anterior fue de aproximadamente 68 millones, y teniendo en cuenta que el Ayuntamiento solo se puede nutrir de los ingresos a través de impuestos, podemos sacar la primera conclusión que de una a otra cifra lo ingresos que se obtienen son de naturaleza tributaria y de presión fiscal” a los vecinos. 

Y así queda corroborado en un informe de la Oficina Tributaria del Ayuntamiento de Guadalajara donde se analiza el IBI a cada uno de los sectores que afecta. El portavoz del Grupo Popular desgranó algunos aspectos: al tejido comercial en lo que se refiere al incremento del impuesto por locales comerciales, en términos generales, va a aumentar los impuestos en más de 335.000 euros solo en un año; es decir, que por aquellos negocios que tengan locales comerciales en la totalidad de la ciudad se van a recaudar más de 335.000 euros; además aquellos negocios de ocio y hostelería, fundamentalmente los hoteles de Guadalajara, van a pagar más de 126.000 euros de incremento solo en un año. Ante esto, Carnicero lamentó que “no solo han dejado de tener negocio los hoteles de Guadalajara con el turismo deportivo que antes se llenaban y ahora han sido incapaces de llenar una planta; no solo no obtienen ingresos sino que van a tener mayores gastos porque este Ayuntamiento les castiga con más de 126.000 euros”.

Unido a esto, en cuanto al tejido industrial se refiere “supondrá un incremento del año 2020 al 2021 de más de 440.000 euros a todas aquellas empresas que estén ubicadas en suelo industrial” con valor catastral que supere los 900.000 euros. Y en el uso de las oficinas el incremento se cuantifica en más de 300.000 euros de presión fiscal en un solo ejercicio.

“Este equipo de gobierno no solo no trabaja para dar facilidades o para atraer inversiones, sino que además grava la presión fiscal a nuestros comercios, hostelería, suelo industrial y negocios administrativos”, ha dicho Carnicero; incrementos que sumados suponen un aumento de más de 1,6 millones de euros lo que se grava de un año para otro a nuestro tejido comercial.

Por otro lado, se van a obtener unos ingresos por impuestos directos (IBI) en 2021 de 38.108.585,96 euros; el año pasado fueron aproximadamente 36.300.000.euros millones; y en cuanto a tasas pasan los ingresos de 10,7 millones a 11,9 millones de euros. “Esas diferencias salen de los bolsillos de los vecinos de Guadalajara, salen de los negocios de la actividad económica de nuestra ciudad”, ha afirmado Carnicero.

Así, Carnicero ha concluido que estos presupuestos “guardan una gran similitud con los presupuestos generales del Estado de Pedro Sánchez” y que “la marca PSOE la vemos también en los presupuestos de Rojo para la ciudad de Guadalajara donde se demuestra que subirá los impuestos a los guadalajareños que sufrirán ese doble gravamen: desde la política nacional con las subidas de IRPF y desde la política local con la subida de impuestos en la ciudad”.

Presupuestos “escasamente inversores”

Además, se trata de unos presupuestos que repiten tendencia porque son “escasamente inversores” con una partida de 2,4 millones. “Siguen bajando la inversión, el Ayuntamiento de Guadalajara deja de ser un motor económico, pero en cambio aumenta la presión fiscal”, ha dicho el portavoz del Grupo Popular. Mientras tanto, “se quiere gastar más de 250.000 euros en luces de Navidad -que volvemos a solicitar su retirada- en una situación de pandemia, que bien podría destinar al comercio de Guadalajara de diferentes formas”.

Por último, Jaime Carnicero ha reparado en que “este presupuesto del Partido Socialista valora la realización de una glorieta de acceso a la Finca de Castillejos en una carretera de titularidad regional, lejos de reclamárselo a Page, el Ayuntamiento de Guadalajara pretende suplir esta responsabilidad por cuestiones partidistas”. “Es la tónica general del alcalde Alberto Rojo, la sumisión de Rojo a Page es total y absoluta, no reclama inversiones y junto con sus socios de Ciudadanos se somete a las siglas del PSOE”.

Modificación de la ordenanza de publicidad gracias a la denuncia del PP

El Grupo Popular ha adelantado que presentará “un paquete de enmiendas a estos presupuestos pensando en los vecinos de Guadalajara, como ya hicimos con las ordenanzas fiscales”. Sobre esto, Carnicero ha explicado que “tras la denuncia del PP por la nueva ordenanza fiscal que Alberto Rojo quería crear para los comercios de Guadalajara por la publicidad, finalmente se ha visto obligado a rectificar el hecho imponible porque de lo contrario, y si no llega a ser por nuestra denuncia, todos los comercios hubieran tenido que pagar por tener un mero cartel”.

Visto 224 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.