Jaime Carnicero, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Guadalajara. Jaime Carnicero, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Guadalajara.

El propone no subir el impuesto de la plusvalía en Guadalajara

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara, Jaime Carnicero, ha valorado hoy en rueda de prensa el proyecto del impuesto de la plusvalía que anunció la semana pasada el gobierno de Rojo; un proyecto para el que se ha tomado “el camino más corto”, ha dicho Carnicero, que es “incrementar los impuestos a los vecinos de Guadalajara”. Se trata de un modelo de ordenanza fiscal “made in Partido Socialista” puesto que “intenta ofrecer un pequeño envoltorio con ciertas bonificaciones cuando realmente el contenido significa que los vecinos de Guadalajara que se vean sujetos a este impuesto en el presente y futuro tendrán que pagar un 50% de gravamen de lo que veníamos pagando hasta la fecha”.

El gobierno de Rojo ya tomó este camino “con el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que intentando confundir a la gente lo aumentó, también al tejido económico y empresarial; y ahora hace lo mismo con la plusvalía”, ha denunciado el portavoz del Grupo Popular que ha advertido también que incluso los propios servicios técnicos del Ayuntamiento ponen de manifiesto que “se incrementa el gravamen de un 20% a un 30%” y eso supone un incremento del 50%”.

“En vez de buscar fórmulas que ayuden a los vecinos de Guadalajara prefiere ir por el camino más corto y someter a todo el mundo con un gravamen generalista con el 30%”, ha dicho Carnicero quien ha reconocido que se proponen “ciertas bonificaciones” pero que a juicio del Grupo Popular “son escasas”. Y ha comparado la forma de actuar del gobierno de Alberto Rojo en el Ayuntamiento de Guadalajara con el resto de ayuntamientos, alrededor de Guadalajara y en toda España, donde “se está ayudando a los vecinos de sus ciudades con bajadas de impuestos e incremento de bonificaciones”.

Ante esta situación, Jaime Carnicero ha realizado dos propuestas desde el Grupo Popular que pasan por mantener el mismo tipo de gravamen, “que se quede en un 20%, y relativo a las bonificaciones, teniendo en cuenta que este impuesto grava la venta de inmuebles pero también las herencias mortis causa, en este último caso desde el Grupo Popular se propone una bonificación generalizada del 50%, puesto que estas plusvalías ya están lo suficientemente gravadas con otros impuestos como el de sucesiones e IRPF; y para aquellas economías domésticas que no lleguen a dos veces el IPREM que se realice una bonificación del 95%”. Estas propuestas se presentarán dentro del periodo de alegaciones al proyecto de Rojo que finaliza el día 2 de diciembre.

“Nosotros entendemos que es hacia donde tiene que ir la política impositiva del Ayuntamiento de Guadalajara y no hacia un impuesto confiscatorio como proponía algún grupo político durante el pasado pleno”, ha dicho Carnicero incidiendo en que “el Ayuntamiento no puede ser ajeno a la situación económica con un IPC en torno al 5% por segundo mes consecutivo, la cesta de la compra cada día es más cara, la luz ha vuelto a subir hoy, etcétera”. Por ello, ha finalizado, “no podemos tener un alcalde que grave todavía más las economías de nuestros vecinos de la ciudad de Guadalajara”.

Visto 201 veces