Daniel Jiménez y Gloria Gutiérrez, concejales del PSOE en el Ayuntamiento de Guadalajara. Daniel Jiménez y Gloria Gutiérrez, concejales del PSOE en el Ayuntamiento de Guadalajara.

El PSOE critica que las escuelas infantiles se queden en manos de una empresa deudora

El portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara, Daniel Jiménez, ha calificado como “un absoluto disparate” la gestión que está haciendo el Equipo de Gobierno del PP con las escuelas infantiles municipales Alfanhuí y Los Manantiales. Según ha explicado, el alcalde, Antonio Román, ha decidido dejar nuevamente el servicio en manos de la misma empresa que lo ha prestado en los cuatro últimos años, aunque arrastra una deuda de más de 22.000 euros con las trabajadoras y no ha acometido las inversiones comprometidas en el contrato de adjudicación para mantener en buen estado las instalaciones.

“Esta es una consecuencia evidente de la nula dedicación del alcalde a los asuntos de la ciudad”, ha asegurado Jiménez. En efecto, Román no solo ha sido incapaz de obligar a la empresa a cumplir las condiciones del contrato y estar al corriente de pago con las trabajadoras, sino que ha acabado dar continuidad al servicio con la misma empresa después de una sucesión de despropósitos en el concurso de adjudicación.  

El portavoz socialista ha indicado que en este procedimiento se ocultaron datos muy relevantes, como la deuda que había con las trabajadoras, de manera que la empresa que obtuvo la mejor puntuación desistió finalmente de formalizar el contrato al enterarse de esta circunstancia. Román firmó entonces un contrato de dos meses de duración –hasta el pasado 30 de noviembre– con la empresa que había prestado el servicio anteriormente, al tiempo que le ofrecía la posibilidad de quedarse con el contrato para los cuatro próximos años, pese a los incumplimientos que arrastraba y a que su oferta había quedado en segundo lugar en el concurso.

Aunque tampoco ha presentado dentro de plazo la documentación necesaria para formalizar el contrato –“no sabemos si no ha querido o es que no ha podido”, ha señalado Jiménez–, el alcalde ha aprobado finalmente dar continuidad al servicio hasta agosto del próximo año. “Es un absoluto contrasentido que la misma empresa que ha tenido el contrato durante cuatro años ahora no pueda presentar la documentación necesaria para continuar con él, y a pesar de todo vaya a seguir prestando el servicio”, ha subrayado.

Para salir de este círculo vicioso, el portavoz socialista ha indicado que lo primero es resolver el pago de la deuda contraída con las trabajadoras, y ha advertido de que si la empresa no paga de forma inminente, al final acabará costando dinero a las arcas municipales. De hecho, según consta en informes técnicos y en sentencias judiciales el Ayuntamiento es responsable de hacer frente a los incumplimientos con trabajadores de empresas que prestan servicios municipales.

“No se puede volver a licitar el concurso hasta dejar resuelto este punto y también las inversiones de mantenimiento pendientes, además de establecer unas condiciones que resulten atractivas. No podemos repetir este disparate de gestión en un tema tan sensible, que afecta a 130 niños y niñas”, ha afirmado. Por último, ha denunciado que la atención que están recibiendo ahora no es la más adecuada. Como ejemplo más evidente, ha desvelado que la comida llega a los dos centros una sola vez a la semana y permanece durante días en cámaras frigoríficas hasta su utilización.

Visto 1344 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.