Este proyecto de intervención se realiza a petición de diez familias de varios de los 26 hombres fusilados por la dictadura franquista entre el 16 de marzo de 1940 y el 3 de mayo de 1940. Este proyecto de intervención se realiza a petición de diez familias de varios de los 26 hombres fusilados por la dictadura franquista entre el 16 de marzo de 1940 y el 3 de mayo de 1940.

Exhumación en el cementerio de Guadalajara para recuperar 26 cuerpos de fusilados en 1940

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha iniciado los trabajos de exhumación en la fosa común número 4 del cementerio de Guadalajara para recuperar 26 cuerpos de fusilados en 1940 por la dictadura franquista.

Los trabajos han arrancado sobre las 9 horas de este viernes y estiman que durarán entre 12 y 15 días según ha señalado Marco Antonio González, coordinador de los trabajos de exhumación en el que participan 12 personas y que se financia con fondos propios de la ARMH.

Este proyecto de intervención se realiza a petición de diez familias de varios de los 26 hombres fusilados por la dictadura franquista entre el 16 de marzo de 1940 y el 3 de mayo de 1940 e inhumados en la fosa Número 4 del Patio civil del Cementerio de Guadalajara.

Sus familiares han presentado una reclamación a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), con el fin de conocer las circunstancias de la muerte, la localización y recuperación de sus restos.

Esta actuación continúa la labor realizada por parte de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en 2016, con la excavación de la fosa 2 del patio 4 del antiguo Cementerio Civil de Guadalajara para la identificación del cuerpo de Timoteo Mendieta Alcalá y que continuó en 2017 con la fosa 1 y en 2020 en la fosa 3 del mismo patio 4.

En este caso, la fosa que les ocupa es la contigua a las dos anteriores, es decir, la fosa 4 del patio 4 de dicho cementerio. Para las actuaciones, sobre los cuerpos y la disposición de estos, se basarán en el libro de enterramientos del cementerio.

Se realizará un sondeo arqueológico y excavación por medios mecánicos y manuales para proceder al estudio de los restos óseos que vayan apareciendo, al igual que se realizó en las fosas 1, 2 y 3.

La particularidad con respecto a las intervenciones pasadas es que, en esta ocasión, para facilitar el trabajo y garantizar la seguridad del equipo humano se plantea el uso de una máquina retroexcavadora de pequeñas dimensiones para ampliar el área de trabajo y poder asegurar la zona contra derrumbes con apuntalamientos de la zona. 

A medida que cada uno de los cuerpos sea exhumado de manera individualizada, éstos serán introducidos en cajas de cartón para su traslado al laboratorio de campo y serán trasladados a un laboratorio que cumpla con esas necesidades, o en última instancia, al laboratorio que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica tiene en el Campus de Ponferrada de la Universidad de León para su identificación, según señala la ARMH en su memoria sobre esta actuación.

Una vez finalizados los procesos científicos, se llevará a cabo la devolución de estos restos a las familias peticionarias de esta intervención, para su inhumación en el lugar que ellos decidan.

Visto 432 veces